Dannychaeta tucolus

Los científicos han descubierto el fósil más antiguo que se puede asignar a los gusanos anélidos vivos, el grupo de animales que contiene a las lombrices de tierra, las sanguijuelas y muchas otras formas diferentes en el océano, incluidos los poliquetos (como los gusanos de fuego).

Esta especie fue descubierta en un sitio rico en fósiles del Cámbrico temprano que data de hace unos 514 millones de años, en la provincia oriental de Yunnan, China. Estas rocas cámbricas excepcionalmente bien conservadas proporcionan evidencia fósil crucial del comienzo de la vida animal temprana, conocida como la “Explosión Cámbrica”.

Sin embargo, a pesar del hecho de que los anélidos (gusanos segmentados) son uno de los principales grupos de animales vivos hoy en día, sus fósiles son extremadamente raros entre estos primeros grupos de animales, lo que provoca que los científicos no estén seguros de su origen y evolución temprana.

En un artículo publicado hoy en Nature, un equipo internacional de científicos de la Universidad de Exeter, la Universidad de Yunnan, la Universidad de Oxford y la Universidad de Bristol, se describe una nueva especie llamada Dannychaeta tucolus. Este artículo muestra que pertenece a un grupo vivo de poliquetos llamados Magelonidae (gusanos con cabeza de pala).

A diferencia de otras especies de poliquetos cámbricos, Dannychaeta tucolus tuvo un estilo de vida sésil (fijado en un lugar) dentro de un tubo, un modo de vida que no se conoce con certeza en los anélidos hasta muchos millones de años después. Muchos grupos de anélidos vivos son sedentarios, ya sea en tubos protectores o escondidos de los depredadores en madrigueras.

Los biólogos que trabajan en especies vivas han argumentado que estos anélidos sésiles representan ramas muy antiguas en el árbol anélido de la vida. Sin embargo, el estilo de vida sedentario no se había descubierto hasta ahora en los primeros fósiles anélidos.

Maglonidae se pueden encontrar en los océanos de todo el mundo, incluidas las zonas costeras del Reino Unido.

Fósil de Dannychaeta tucolus
Fósil de Dannychaeta tucolus

Uno de los dos autores principales, el Dr. Luke Parry, de la Universidad de Oxford, comenta que “los anélidos vivos hacen todo tipo de cosas en el océano moderno, como vivir alimentándose de filtros sésiles y como depredadores que emboscan. Todos los anélidos antiguos que conocíamos anteriormente del cámbrico se arrastraban por el fondo marino, y lo que vemos en Dannychaeta es radicalmente diferente”.

El descubrimiento de Dannychaeta nos dice que incluso en los primeros ecosistemas dominados por animales, los antiguos gusanos anélidos desempeñaban muchos de los mismos roles que desempeñan hoy en el océano“, insiste.

El estudiante de doctorado Hong Chen, el otro autor principal, y que desempeña su trabajo en la Universidad de Yunnan, añade que “nos sorprendió mucho encontrar un gusano poliqueto de hace 514 millones de años que vivía en un tubo, especialmente porque es muy similar a las especies que todavía están vivas hoy“.

Otro autora del estudio, la Dra. Xiaoya Ma, del Centro de Ecología y Conservación de la Universidad de Exeter, asegura que “esta es la primera evidencia fósil de un anélido sésil, así como la primera aparición de un grupo de anélidos vivos. Considerando lo raro que es son los fósiles de anélidos que se encuentran del período Cámbrico temprano, estamos sorprendidos y encantados con este descubrimiento”.

Con el hallazgo de este fósil, otros investigadores sabrán qué buscar, así que otros fósiles de anélidos sedentarios pueden emerger pronto de la explosión cámbrica“.

Fuente: Nature.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.