Deliver Us the Moon es una experiencia que combina satisfactoriamente la ansiedad causada por una sensación de soledad total con el goce del continuo desenmarañamiento de una trama interesante para lograr así, soldar una vivencia virtual que te sumerge en su ambientación futurista si o si. Aquí te contamos todo de este juego de KeokeN distribuido por Wired Productions y porteado a consolas por Sock Monkey.

Conquistando lo inconquistable

La historia del juego nos sitúa a mediados de este siglo, poniéndonos al mando de un astronauta solitario que parte desde un planeta tierra cada vez más inhóspito hacia la luna. Este esperanzado viaje, se emprende en busca de reestablecer la línea de abastecimiento de una milagrosa nueva fuente de energía —Helio 3— que se ha visto súbitamente cortada desde hace unos años por un misterioso apagón en las bases lunares, dejando a nuestro planeta agonizando junto a sus habitantes. La tarea es solitaria, a veces claustrofóbica y la mayoría de las veces requiere de análisis cuidadoso de nuestras posibilidades y ejecución precisa bajo condiciones adversas. El juego logra mantener una incertidumbre sobre los elementos más relevantes de su trama hasta un punto muy cercano al final.

  Un hombre contra lo desconocido

El ser la única persona de la que depende la existencia humana en su totalidad, no es nada fácil, a menudo deberemos maniobrar en zonas de gravedad cero con acceso limitado a oxígeno, conducir Rovers sobre la superficie lunar, resolver puzzles, ser sigilosos y hasta convertirnos en un astronauta plataformero, todo claro, dependiendo de la situación.

El juego en general tiene muy buenos controles para todas las situaciones, excepto para la más normal; cuando caminamos en condiciones con gravedad terrestre, nuestro personaje no reacciona tan bien como en otras circunstancias y se siente pesado.

Recordemos que no portamos un traje para el espacio exterior, solamente tenemos uno para hacer el viaje a una estación espacial por lo que no debería pesar tanto. Ahora en esas otras condiciones, el juego se siente realmente bien; las secciones donde flotamos entre módulos de una estación espacial, cuando caminamos por la luna o cuando debemos sobrevivir en el espacio, se sienten bastante acordes a lo que vemos en los videos de la estación espacial internacional. En especial, me gustaría resaltar el control de los Rovers que resulta ser sorpresivamente bueno. En verdad me hubiese gustado el poder controlar más tiempo estos vehículos.

En otra arista de la exploración, el título nos dota de una gran variedad de coleccionables por encontrar (todos importantes para su historia), incluidos hologramas, cómics y audios. Otro factor importante son algunos objetos escaneables que recuerdan una mecánica muy al estilo de Metroid Prime. Como otro punto relevante, a partir de cierto punto, contaremos con un dron (ASE) que nos seguirá y al cual podremos controlar para explorar o resolver situaciones difíciles. Se podría decir que la relación con esta pequeña máquina será la más importante que mantengamos con cualquier ser en el juego.11

Tecnología detrás de la misión

Técnicamente, el juego está desarrollado en Unreal Engine 4, por lo mismo, es difícil que se vea mal. Sin embargo, si hay algunas cosas que no están bien pulidas. Hay veces, sobre todo dentro de una gran sala en alguna instalación lunar que el juego exhibe una falta de antia-alias muy notorio cuando los dientes de sierra se miran por doquier. Aquí también nos vendría bien recordar que a pesar del uso de UE4, estamos ante un juego Indie, por lo que hay que mesurar nuestras expectativas. Al final, no hay problemas visuales que impacten la jugabilidad en ningún momento.

Ahora, hablando del rendimiento del juego, hubo veces —cuando había muchos efectos en pantalla o una compuerta se iba a abrir—, que el juego bajaba su tasa de cuadros a niveles que aparentaban estar en tan solo un digito; un par de veces vi a la pantalla congelarse por completo. Otras veces, sobre todo al manejar a mi ASE, sentía una fluidez muy bienvenida. Mucho de esto se veía acentuado por la velocidad de la cámara, que al ser tan lenta con nuestro personaje, cuando los fps bajaban violentamente, el juego se veía casi en Stop Motion al rotarla.

Sonidos en el vacío

El sonido del juego captura muy bien el sentimiento de soledad en el espacio; hay veces que lo único que escucharemos serán nuestros pasos y el ruido de alguna maquinaria automatizada. En otros momentos, música con un efecto atmosférico comenzará a sonar para darle un extra al ambiente de la escena. En este punto —y de nuevo— veo una ligera reminiscencia con el OST de Metroid Prime; aunque solo sea por momentos, creo que esa comparación dice todo sobre lo que pienso de su música.

Conclusiones: ¿Deliver Us the Moon es para ti?

Si te gustan las historias de temática espacial, con una narrativa que te inspirará a continuar para desentrañar sus misterios; si te llaman los juegos menos enfocados a la acción pero que tengan buen sentido de la exploración y una implementación satisfactoria de puzzles que te llevarán desde una tierra más parecida a marte, a través de estaciones espaciales y bases lunares hasta el último objetivo de poder preservar a la especie humana, este juego es para ti.

Si no puedes vivir sin un juego que carezca de combate en cualquiera de sus formas, te gusta más lo orientado a la acción que a la exploración, solo buscas ser recompensado al ver tus stats crecer conforme avanzas en el juego, te gustan los juegos que fomentan tu relación con los NPCs o todo lo anterior, entonces claramente, no encontrarás nada de lo que te da felicidad en Deliver Us the Moon.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.