Cryodrakon boreas
Cryodrakon boreas (Crédito: David Maas).

Una nueva especie de pterosaurio está entre los animales voladores con mayor envergadura que jamás hayan vivido sobre la Tierra, según un nuevo estudio de Queen Mary University de Londres. Cryodrakon boreas, del grupo de los azdárquidos (pterosaurios, habitualmente confundidos con los pterodáctilos), fue un reptil volador con una envergadura de unos 10 metros, que vivió durante el Cretácico, hace unos 77 millones de años.

Este reptil fue descubierto hace unos 30 años en Alberta (Canadá), pero los paleontólogos habían asumido que pertenecía a una especie ya conocida de pterosaurio descubierto en Texas, llamada Quetzalcoatlus. El estudio, publicado en Journal of Vertebrate Paleontology, revela que en realidad se trata de una nueva especie, y el primer pterosaurio descubierto en Canadá.

El doctor David Hone, autor principal del estudio, comenta que “es un descubrimiento genial, sabíamos que este animal estuvo aquí, pero ahora podemos demostrar que es diferente a otros azdárquidos, y por eso recibe un nombre propio“.

Aunque los restos -un esqueleto que tiene parte de las alas, las patas, el cuello y una costilla- fueron originalmente categorizados como Quetzalcoatlus, el estudio de estos huesos, junto con material adicional descubierto a lo largo de los años, muestra que estamos ante una especie diferente, lo que aumenta nuestro conocimiento sobre la diversidad de los azdárquidos.

El esqueleto principal es de un animal joven con una envergadura de unos 5 metros, pero un hueso gigante de cuello de otro espécimen sugiere que un animal adulto de este tipo tendría una envergadura de unos 10 metros. Esto convierte a Cryodrakon boreas en comparable en tamaño a otros azdárquidos gigantes, como el Quetzalcoatlus texano, que alcanzaría los 10,5 metros de envergadura y 250 kg de peso.

Cryodrakon boreas
Cryodrakon boreas (Crédito: David Maas).

Como otros azdárquidos, estos animales eran carnívoros y predominantemente predadores de otros más pequeños, lo que incluiría lagartos, mamíferos e incluso crías de dinosaurios.

El doctor Hone añade que: “Es estupendo que podamos identificar al Cryodrakon como algo distinto al Quetzalcoatlus, lo que significa que tenemos una mejor visión de la diversidad y evolución de los pterosaurios predadores en Norteamérica”.

A diferencia de la mayoría de grupos de pterosaurios, los azdárquidos vivían principalmente en entornos terrestres, a pesar de su capacidad para cruzar grandes distancias oceánicas en vuelo. Se los considera generalmente animales que se adaptaron a vivir en ambientes interiores.

A pesar de su gran tamaño y su distribución en Norteamérica y Sudamérica, Asia, África y Europa, los azdárquidos son conocidos apenas por restos fragmentarios. Esto hace que el Cryodrakon sea un animal importante, ya que tiene huesos muy bien conservados e incluye múltiples individuos de diferentes tamaños.

Fuente : Journal of Vertebrate Paleontology.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.