“Colorado Kid” es otro de los intentos de Stephen King por explorar otros géneros distintos al terror y salirse de su forma de confort. El prolífico escritor estadounidense, autor de grandes obras de terror como “El resplandor”, “It”, “Carrie”, “Misery” o “Cujo”, se pasa en este libro al misterio con un asesinato y su correspondiente investigación. ¿Sabéis dónde? Sí, si habéis dicho Maine lo habéis adivinado.

Antes de empezar a analizar esta historia, tres curiosidades sobre el libro. La primera, “Colorado Kid” se lanzó únicamente como libro de bolsillo. Aquí en España también ha tenido varias ediciones dentro del sello Debolsillo. La segunda, fue la primera que publicó después de terminar su saga “La Torre Oscura” (más bien semi terminar, porque años después publicó una novela intermedia que se considera el octavo libro de “La Torre Oscura”). La tercera, esta novela inspiró la serie de misterio sobrenatural “Haven“.

“Colorado Kid” empieza cuando encuentran el cuerpo de un hombre en una playa en la isla Moose-Lookit (Maine). Se trata de un hombre joven al que nadie en la isla ha visto ninguna. No lleva ningún tipo de identificación. Todo lo que saben de él es su aspecto, la ropa que lleva, el paquete de cigarrillos que llevaba en el bolsillo y que probablemente la causa de su muerte sea el trozo de carne que encuentran incrustado en su garganta. Como veis, no es gran cosa, y al tratarse de un pueblo pequeño, no es sorprendente que un año después el caso siga abierta y sin ninguna respuesta.

Stephanie McCann es una estudiante de postgrado que se encuentra haciendo las prácticas en el Islander, el periódico de la isla, es la única que se interesa mínimamente por Colorado Kid y descubrir que le ocurrió. Trabaja con Dave y Vince, dos ancianos, editor y fundador respectivamente del periódico. Un equipo de investigación bastante extraño y la verdad es que ninguno consigue opacar la sombra de Colorado Kid, quién es de lejos el personaje más interesante, lo que no habla muy bien de los otros tres.

Tengo que reconocer que he pasado varias veces de largo ante este libro cuando lo veía en los librerías. No terminaba de llamarme lo suficiente. Hasta que empecé a ver “Haven”, me enganché totalmente y quise saber más. Ahí fue cuando me decidí a comprarlo. Se lee enseguida, lo que es un punto a favor.

El peso de todo el misterio recae la identidad de Colorado Kid, el nombre con el que identifican al difunto a falta de una identidad mejor. De primeras tiene buena pinta, pero tengo que advertiros que este libro es una gran bola de humo que se queda en nada. Una decepción, no sé si por llevar ideas preconcebidas por ver la serie o por el libro en sí, aunque diría que se ha tratado de una mezcla de ambas cosas.

En mi opinión este libro se queda muy corto como una historia por sí sola. Más que una novela parece un relato dentro de una historia más grande. Básicamente se trata de una investigación que no se resuelve porque no hay respuestas. Le falta algo. El interés inicial se va diluyendo a medida que se van pasando páginas y no hay avances.

Para mí Stephen King se pasa de misterioso en este libro y le acaba saliendo el tiro por la culata. Lo mejor del libro es que se trata de la base de la serie “Haven”, en la que manejan mucho el hallazgo del cadáver del misterioso Colorado Kid y la historia que hay tras él, porque en la serie sí que hay historia. En este caso os recomiendo que paséis del libro y vayáis a la serie si es que os interesa la premisa.

Podéis leer un avance aquí y juzgar por vosotros mismos.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.