Claymore Netflix Noticia Crítica Reseña
Fotograma de "Claymore" (2007). | Fuente: imdb.

Claymore apuesta por la lucha de voluntades, de la moralidad contra el deseo y de la fe externa a la esperanza interna. Señala sin tapujos el lado oscuro de la humanidad, pero también su guía brillante en medio de la noche. El anime de fantasía oscura, dirigido en 2007 por Hiroyuki Tanaka, está basado en el manga homónimo de Norihiro Yagi. La serie ahora está disponible, completa, en Netflix.

En un mundo cohabitado por humanos y unos demonios llamados yoma. Lo normal en una historia de fantasía. Las tinieblas llegan cuando descubres que a los yomas les va eso de comer carne cruda. Para hacer frente a esa hambre voraz surgen las claymore, una organización de mujeres mutadas (medio-humanas/medio-yoma), capaces de destruirlos. Ellas, luchadoras solitarias envueltas en su manto blanco y con sus pesadas espadas, son las únicas que parecen poner a la humanidad a salvo. Y Clare, luchadora perteneciente a la organización, está decidida a lograr su propósito.

La primera vez que vi algo de Claymore tendría…, doce o trece años. Me cagué de miedo y de angustia. No se engañen, sigo siendo de susto fácil a día de hoy, pero tengo algo más de aguante. Ver que Netflix la ha categorizado como una producción para mayores de 18 años ha sido un alivio. No quiero que otros chavales también acaben traumatizados. No lo digo solo por la violencia de los combates o la monstruosidad evidente. Hay temas de más calado que trata la historia que considero importante advertir antes de que nadie se lance con la historia porque contiene mucho material sensible. Por eso, antes de empezar la crítica como tal, me gustaría dar las siguientes advertencias al espectador: hay violencia explícita, maltrato emocional y físico, torturas que llegan a un punto gore, referencias y metáforas sobre la violencia sexual. Dicho queda.

Claymore Netflix Noticia Crítica Reseña
Fotograma de «Claymore» (2007). | Fuente: imdb.

Considero que, mientras se mantiene siguiendo el cauce marcado por el manga, Claymore es un anime muy inteligente, que aprovecha bien sus tiempos y las posibilidades que solo se consiguen a través de un producto audiovisual. En el momento de la emisión del anime el manga estaba inconcluso. Es más, el manga no llegó a su fin hasta siete años después, en 2014, con 27 tomos a sus espaldas. El anime toma las líneas marcadas por el manga y las altera lo justo para que encaje con el nuevo formato.

Hay cierto apuro por comprimir el drama lo máximo posible para poder darle caña a las escenas de combates, que es donde los animes shonen de lucha suelen ganar terreno por encima del material original. Aún así, la trama sigue bien. Algunas explicaciones quedan un poco apuradas, incluso da la sensación de que están un poco cortadas, pero en esencia se comprenden.

Centrándome en los combates, se nota qué elementos han consumido más presupuesto y con cuales se tuvieron que buscar la vida para abaratar costes. Los yoma y derivados son todos tan diferentes entre sí que animar cada diseño tuvo que tener una complejidad inmensa de la que, encima, no podían aprovechar mucho para otros enemigos que aparecieran en el futuro. Así que donde más se nota el copia y pega es en Clare y sus compañeras, las claymores. Aún teniendo eso en cuenta, las peleas son muy intensas y tienen el poder de mantener al espectador en vilo.

Una de las razones por las que me llamó la atención Claymore en primer lugar fue por el hecho de que todas las guerreras son mujeres. Pese a que estamos hablando de un shonen, no están hipersexualizadas. Se podría alegar lo contrario por sus uniformes, pero es que tampoco. Todas las claymore, independientemente su físico, visten igual: una malla blanca de cuerpo entero, protectores y hombreras de metal, las botas y la espada claymore. Es un uniforme planteado para el tipo de combates que desempeñan las guerreras, que incluyen saltos entre edificios y montañas, agilidad y velocidad. Algo imposible con pesadísimas armaduras de cuerpo completo. Aunque no puedo decir del todo que desde la perspectiva de la dirección y el guion no se trate sus cuerpos como objetos aunque, a diferencia de otros shonen, no se las trata como objetos sexuales si no como armas de guerra.

Claymore Netflix Noticia Crítica Reseña
Fotograma de «Claymore» (2007). | Fuente: imdb.

El desarrollo de todos los personajes que aparecen más de tres segundos enseguida se vuelve complejo, están trabajados a conciencia. Incluso Raki, que en un principio es nuestra ventana para el conocimiento del mundo y sus reglas, va adquiriendo capas y matices muy interesantes. Su personaje supone el ejemplo, la bandera, de por qué las guerreras claymore, las que malamente son llamadas brujas de ojos plateados y monstruos, siguen luchando por la humanidad. Y es gracias a él que Clare empieza a librarse de ciertos candados que la oprimen y que la historia empieza.

No obstante, donde más trabajo hay en este aspecto es en las guerreras. Sobre todo en Clare, que es la protagonista, pero no es la única. Me encantaría hablar en profundidad de cada una de ellas, pero no quiero destriparle la historia a nadie y, conocerlas, es parte de la gracia. Sí puedo decir que cada una de ellas tiene una personalidad bien trabajada, con lazos fuertes entre ellas aunque, por cómo funciona la Organización, eso no esté permitido. Estas mujeres necesitan crear un sindicato.

Claymore Netflix Noticia Crítica Reseña
Fotograma de «Claymore» (2007). | Fuente: imdb.

Mi mayor queja al respecto en la serie es que, aún con sus limitaciones y errores, es una buena historia. Señala la importancia de la sororidad, de cómo el machismo sigue haciendo de las suyas aunque la vida de los pueblos dependa literalmente de la presencia de ellas en escena, de la importancia del desarrollo personal y la aceptación de nuestra humanidad y unas escenas de pelea intensas. Pero… Tenía que llegar al pero, no le dan tiempo a la historia. Podrían haberla separado en temporadas, dando una mejor oportunidad de desarrollo y de completar la historia, pero decidieron hacerla autoconclusiva. ¿Recuerdan lo que comenté antes? ¿Que el manga no terminó hasta 2014? Exacto, se inventaron el final. Y no tiene ningún sentido con respecto a todo lo que sucede en los episodios anteriores. A mí me resultó incluso hipócrita. Digo que es un final hecho para que te den ganas de leer el manga ya que es muy inestable y deja muchos agujeros en blanco. Para quien le interese, en España está publicado por Norma Editorial, completo.

En resumen, durante veinticuatro capítulos, Claymore es un anime muy sagaz, con unos personajes muy fuertes y unos mensajes a los que merece la pena echar un vistazo. Los dos últimos capítulos bien puedes ignorarlos o vivirlos como una experiencia desconcertante. Sin embargo, con todo, es una historia que merece una oportunidad.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Periodista, camarógrafa y escritora. Con muchas historias que ver, relatos que escribir y memorias que vivir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.