Han pasado más de 30 años desde que Taito lanzara una recreativa que marcó a los niños de la época. 30 años desde que Bub y Bob emprendieran una aventura para rescatar a sus novias superando 100 niveles en los que debían lanzar burbujas a los enemigos para, posteriormente, explotarlas y acabar con ellos.

Bubble Bobble no es solo un juego de recreativa más. Es uno de los juegos de mayor éxito para Taito y, desde su lanzamiento, han llegado multitud de secuelas y spin-off entre los que destacan los excelentes Puzzle Bobble. Para los que pudimos jugar al juego original en nuestra infancia, regresar a Bubble Bobble siempre es un momento especial y, ahora, con Bubble Bobble 4 Friends tenemos la oportunidad de revisitar el clásico a la vez que disfrutamos de 100 niveles completamente nuevos diseñados por parte del equipo que dio forma al juego original.

Burbujas en exclusivas de Nintendo Switch

Esta nueva entrega de la franquicia se ha desarrollado con Nintendo Switch en mente. El juego está pensando para disfrutarse con amigos y, a diferencia de la mayor parte de las entregas de la saga, en esta ocasión podrán ser hasta cuatro los jugadores que unan fuerzas para superar los 100 niveles que dan forma a la aventura.

Aunque Bubble Bobble 4 Friends introduce varias novedades interesantes, las mecánicas básicas han permanecido intactas. Así, nuestro objetivo será ir superando fases en las que tendremos que encerrar en burbujas a todos los enemigos para explotarlos y limpiar el nivel completamente antes de pasar al siguiente. Por supuesto, conforme avancemos en la aventura la variedad de enemigos se irá ampliando y el diseño del propio nivel se encargará de ponerlos las cosas cada vez más complicadas.

Sin embargo, Bubble Bobble 4 Friends ha decidido realizar varios cambios importantes en su estructura para adaptarse a las tendencias actuales y ofrecer un motivo más para ir rejugando los niveles.

Novedades en Bubble Bobble 4 Friends

El cambio más significativo es que, en lugar de jugar los 100 niveles del tirón, ahora están divididos en 10 mundos de 10 niveles cada uno que jugaremos de manera independiente. Cada uno de los mundos suele presentar algún enemigo nuevo y, además, su última fase nos obliga a enfrentarnos a un jefe final al que tendremos que derrotar utilizando ingenio y habilidad.

El hecho de que se hayan dividido los niveles por mundos supone muchos cambios. Para empezar, se han eliminado los clásicos objetos que nos permitían saltarnos varios niveles – Paragüas, puertas mágicas… – como premio por alcanzar ciertas fases sin morir. Este cambio también implica que no es posible realizar los clásicos maratones que realizábamos en el original para superar el juego sin morir y obtener la mejor puntuación posible. Sin embargo, añade otras novedades que son bastante interesantes. Por ejemplo, ahora cada mundo tiene su propia puntuación y, al finalizarlo nos darán de una a tres estrellas en función de la puntuación obtenida en la que influye el tiempo y las vidas que hayamos perdido por el camino. De esta forma, el juego nos invita a rejugar cada uno de los mundos para intentar conseguir las tres estrellas en todos ellos y, ya os adelantamos que hay mundos verdaderamente complicados.

Otro de los cambios tiene que ver con las clásicas burbujas que encerraban letras con las que formar la palabra EXTEND para obtener bonificaciones. Ahora, en cada mundo solo podremos formar la palabra una sola vez y, de hecho, si nos saltamos una letra en un nivel ya no podremos completarla y tendremos que empezar desde el principio. Completar EXTEND en cada uno de los mundos es otro de los requisitos indispensables que tendremos que cumplir para completar el juego al 100% y después de varias horas de juego, queda claro que en Taito han querido que hacerlo sea un auténtico desafío.

Se acabaron los caramelos

Otro de los cambios más importantes tiene que ver con la gestión de objetos. En el juego original podíamos recoger zapatillas para movernos a mayor velocidad o caramelos para aumentar la velocidad de disparo o la distancia que podían recoger las burbujas y, una vez que obteníamos el caramelo, podíamos usarlos sin problemas hasta que perdiéramos una vida. En Bubble Bobble 4 Friends esos objetos desaparecen por completo y, de hecho, no podremos recoger ninguno similar en el interior de los niveles. En lugar de ello, cada vez que completemos un mundo recibiremos un objeto especial que podremos equiparnos antes de entrar a un nuevo mundo que nos aporta una habilidad especial. Una vez obtenidos, estos objetos no se gastan nunca, pero tienen un número limitado de usos en cada fase que se va rellenando al pasar de un nivel a otro. Así, por ejemplo, podemos equiparnos con un objeto que nos permite lanzar burbujas que explotan tras unos segundos eliminando a todos los enemigos cercanos u otro objeto que nos permite disparar la clásica burbuja eléctrica que genera un rayo cuando la explotamos, aunque solo podremos usarla una vez por nivel. Cada vez que completemos la palabra EXTEND en un mundo, el objeto asociado a ese mundo subirá de nivel y aumentará el número de usos disponibles en cada fase.

Este cambio en la gestión de objetos no solo supone una vuelta de tuerca completa a la mecánica original, si no que nos obliga a pensar con cabeza qué objeto deberíamos equiparnos y, cuando jugamos con amigos, nos invita a crear combinaciones para que cada jugador pueda superar con más facilidad zonas concretas de los niveles.

Aprovecha las corrientes de aire

Existen otros cambios menores que también nos han gustado como el hecho de que en el fondo del escenario de algunos niveles podemos ver corrientes de aire que se mueven en diferentes direcciones. Esas corrientes de aire arrastran las burbujas en esa dirección y, por tanto, tenemos que jugar con ellas para alcanzar plataformas elevadas o acabar con enemigos a los que no podremos llegar sin la ayuda del viento.

Hay que destacar otro cambio que, aunque no nos ha gustado, entendemos que es necesario debido al cambio de estructura por mundos del juego. En el juego original, cada jugador tenía su propia puntuación y vidas propias que debía gestionar en base a su habilidad. Sin embargo, en Bubble Bobble 4 Friends todos los jugadores comparten vida y puntuación, puesto que todos deben colaborar para obtener las tres estrellas en cada uno de los mundos. Esta decisión acaba de un plumazo con los piques por obtener más puntos, algo que hacía muy especial al Bubble Bobble original.

Como extra muy bien recibido, el cartucho incluye en su interior el juego original para poder alternar entre esta nueva versión y la que dio origen a la leyenda. No hace falta ni decirlo, pero Bubble Bobble sigue siendo igual de divertido que siempre, con el aliciente de que ahora podemos jugarlo en Nintendo Switch compartiendo los Joy Con con un amigo.

Diseños para el olvido

Lo que menos nos ha gustado de Bubble Bobble 4 Friends es, sin duda, si apartado técnico y artístico. El diseño 3D escogido para el juego es, en general, bastante feo y en ningún momento veremos un solo diseño de personajes o niveles que nos llame ligeramente la atención. Creemos que un estilo cartoon o un estilo 3D similar al utilizado, pero con otros modelos de personajes y enemigos diferentes habría quedado mucho mejor que el actual.

En lo que respecta al diseño de niveles, muchos beben del juego y secuelas de los 80 pero renovando zonas y plataformas para hacer las cosas algo más complicadas. En este punto Taito si ha dado en el punto y, aunque hay fases con un diseño especialmente caótico, en general son lo suficientemente divertidas para mantenernos enganchados a la consola durante horas.

En lo que respecta al apartado sonoro, el juego recupera los temas originales, pero adaptándolos a 2019. Los efectos de sonido de las burbujas y otros efectos similares también beben directamente del juego original, por lo que los fans se sentirán como en casa desde el primer momento.

Conclusiones sobre Bubble Bobble 4 Friends

Bubble Bobble 4 Friends es una entrega que, sin llegar a la excelencia del juego original, consigue destacar entre las decenas de secuelas y spin-offs gracias a la valentía de realizar tantos cambios en las mecánicas originales. Una vez que nos acostumbramos a la división en mundos y a la nueva gestión de objetos, colaborar con amigos para obtener las mejores puntuaciones se convierte en algo tremendamente divertido.

Si estáis buscando un juego arcade con el que pasar varios ratos divertidos jugando en casa con amigos, Bubble Bobble 4 Friends es una opción interesante. No es el mejor juego de la franquicia, pero es lo suficientemente adictivo, difícil y variado como para que podamos pasar varias tardes muy entretenidos.

Snippet: Análisis de Bubble Bobble 4 Friends para Nintendo Switch. Los dragones de Taito se estrenan en la consola de Nintendo.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.