Biodiversidad: El uso de la tierra, como la agricultura intensiva, puede dejar un impacto duradero en las especies que viven en el suelo
Biodiversidad: El uso de la tierra, como la agricultura intensiva, puede dejar un impacto duradero en las especies que viven en el suelo. Crédito: Pixabay.

La tierra de uso intensivo no solo es dañina para la biodiversidad que podemos ver a simple vista, sino que también daña la vida silvestre que vive bajo tierra. Un nuevo estudio encontró que las poblaciones de especies que viven en tierras de cultivo y plantaciones son mucho más bajas que en otros lugares, lo que podría informar sobre nuevas formas de restaurar los ecosistemas.

Tenemos que dejar de tratar el suelo como si fuera basura. Aunque no siempre lo parezca, el suelo está vivo con muchos tipos diferentes de organismos. En conjunto, las especies que viven en el suelo constituyen casi una cuarta parte de todas las especies conocidas, desde vertebrados como los topos hasta invertebrados, plantas y bacterias. A pesar de su alta biodiversidad, a menudo se pasa por alto tanto científica como económicamente. Un nuevo estudio, publicado en la revista BMC Ecology and Evolution, busca cambiar esto al mostrar cómo nuestro uso de la tierra puede afectar a las especies que habitan en el suelo.

Si bien la biodiversidad de la superficie puede recuperarse rápidamente después de que cesan los impactos humanos, las especies que viven en el suelo tardan mucho más en recuperarse.

La Dra. Victoria Burton, autora principal del estudio, afirma que, «el suelo es la base de muchas otras formas de vida y es vital para las redes tróficas terrestres en todo el mundo. Sin embargo, muchos de los indicadores utilizados para mostrar el estado de la naturaleza se basan casi por completo en medidas sobre el suelo«.

«Si solo medimos cómo los animales como las aves y las mariposas responden a los cambios, estamos implementando políticas de restauración que no ayudan, o incluso dañan, a las especies del suelo, lo que podría retrasar la recuperación una más amplia. Para restaurar los ecosistemas, necesitamos tener una visión más amplia por encima y por debajo del suelo«, insiste Burton.

¿Cómo se forma el suelo y cómo cambia?

Aunque puede ser fácil agruparlo todo, el suelo no es el mismo en todo el mundo. El suelo se forma a medida que se descomponen diferentes rocas, por lo que el tipo exacto de roca puede alterar las propiedades que tiene el suelo.

Al principio, estas rocas se rompen cuando son erosionadas por el agua de lluvia, o se rompen cuando el hielo se congela y se derrite. Esto abre brechas por las que pueden entrar en los líquenes, y su crecimiento ayuda a romper aún más las rocas. La producción de ácidos por parte de los líquenes y la destrucción de las plantas también pueden erosionar aún más las rocas.

Damos el suelo por sentado

A medida que estos fragmentos rocosos se descomponen aún más, comienzan a mezclarse con materia orgánica. A lo largo de cientos o miles de años, esto eventualmente conduce a la formación de lo que conocemos como suelo, a medida que se enriquece con nutrientes de fuentes naturales y, a veces, antropogénicas. Además de ser simplemente una superficie para vivir, el suelo tiene muchas otras funciones importantes. Puede almacenar nutrientes y mejorar la calidad del agua.

Desafortunadamente, el suelo es tan ubicuo que a menudo se da por sentado. Las prácticas agrícolas intensivas, la construcción y la deforestación pueden hacer que el suelo se degrade mucho más rápido de lo que lo hace naturalmente.

El suelo es resistente, pero lo maltratamos

«El suelo es bastante resistente, por lo que solo recientemente se ha notado el problema de la degradación del suelo«, comenta Victoria. «Los métodos de agricultura intensiva, como los fertilizantes artificiales y el arado continuo, obligan a los agricultores a iniciar un círculo vicioso de degradación del suelo«.

Otra razón por la que los cambios en el suelo no siempre se notan es porque es sólido. Si bien los cambios en la calidad del aire o del agua a menudo son visibles, los cambios que ocurren debajo de nuestros pies y fuera de la vista no lo son. Científicamente, el estudio histórico de algunos organismos en comparación con otros significa que gran parte de la vida en el suelo no se puede identificar fácilmente a nivel de especie. Esto hace que sea mucho más difícil rastrear cómo se ven afectados estos organismos.

Las consecuencias de las acciones humanas

El nuevo estudio espera comenzar un proceso de cambio al revelar cómo nuestras acciones afectan a la vida del suelo. Forma parte del proyecto PREDICTS del Museo, que trabaja con investigadores internacionales para investigar cómo el uso del suelo está cambiando la diversidad de especies.

«Realmente disfruté trabajar con investigadores de todo el mundo y recopilar datos con ellos«, recuerda Victoria. «Muestra que la ciencia es un juego de equipo y que trabajar juntos puede mejorar nuestro control de la biodiversidad«.

¿Cómo se ve afectada la vida silvestre del suelo por el uso de la tierra?

Los investigadores observaron cinco tipos de uso de la tierra, incluidas las áreas utilizadas para cultivos, plantaciones como bosques madereros y suelos utilizados para el pastoreo. También buscaron áreas que no han sido afectadas por humanos, conocidas como vegetación primaria, así como vegetación secundaria a la que se le ha permitido recuperarse.

Para cada uno, era necesario evaluar cómo cambiaba la abundancia de organismos sobre el suelo y el suelo en cada hábitat, así como el impacto que tienen las diferentes características del suelo, como su acidez, en las especies presentes.

Los investigadores encontraron que, en los hábitats de uso más intensivo, como las tierras de cultivo y las plantaciones, la abundancia de organismos del suelo era significativamente menor que en los hábitats menos alterados, como los pastos y la vegetación primaria.

La diferencia de recuperación entre la superficie del suelo y su interior es mayor de la esperada

«Si bien este resultado no es tan sorprendente, la diferencia es mayor de lo que esperaba«, concluye Victoria. «Puede ser que estas diferencias se deban a que a algunos grupos les va mucho mejor en ciertos hábitats que en otros, así que espero profundizar en esto en el futuro para ver cómo responden los diferentes organismos«.

Incluso en la vegetación secundaria a la que se le ha dado la oportunidad de recuperarse, las diferencias entre los organismos por encima y por debajo del suelo fueron pronunciadas. Sugiere que, si bien la biodiversidad de la superficie puede recuperarse rápidamente después de que cesan los impactos humanos, las especies que viven en el suelo tardan mucho más en recuperarse.

En cuanto a las características del suelo, la acidez tuvo el efecto más significativo en las plantaciones. La abundancia de organismos del suelo fue menor que la de sus contrapartes sobre el suelo en estos ambientes, lo que puede estar relacionado con la acidificación del suelo a medida que se pudren las agujas de los pinos.

Información vital para restaurar ecosistemas

Victoria espera que conocimientos como estos puedan inspirar futuros proyectos de investigación, así como proporcionar información vital sobre cómo restaurar los ecosistemas de una manera que funcione para las especies por encima y por debajo del suelo.

«En el futuro, me gustaría estudiar la restauración de plantaciones de coníferas en bosques caducifolios nativos y ver cuánto cambian con el tiempo con diferentes técnicas de restauración«, agrega Victoria.

«El uso de definiciones más estrechas de diferentes tipos de uso de la tierra y organismos también podría proporcionar mejores explicaciones de la variación que hemos visto entre los diferentes entornos«.

Fuente: BMC Ecology and Evolution.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.