ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Noticias de ciencia

El Australopithecus afarensis podía caminar erguido y trepar a los árboles


 Ciencias Sociales
Alejandro Serrano   26/10/2012
Comenta con tu Facebook
Meneame
«Este nuevo hallazgo confirma el lugar clave que Lucy y Selam ocupan en la evolución humana».
El Australopithecus afarensis (clasificación de los homínidos a la que pertenecía el famoso esqueleto "Lucy"), se disponía en posición vertical para caminar, pero la cuestión de cuánto tiempo pasaba en los árboles ha sido objeto de mucho debate, en parte a que sus omóplatos nunca habían estado disponibles para su estudio.

Por primera vez, el profesor David Green, de la Universidad del Medio Oeste, y el licenciado en Antropología en la Academia de Ciencias de California, Zeresenay Alemseged, han examinado a fondo los dos omóplatos del fósil "Selam", un esqueleto excepcionalmente bien conservado de un Australopithecus afarensis, un niño descubierto en Dikika, Etiopía, en el año 2000 por el doctor Alemseged.

Tras la preparación adicional y los análisis extensivos de estos huesos poco comunes, se mostró que eran muy similares a los de los monos, lo que sugiere que estas especies estaban adaptadas para trepar por los árboles, además de caminar de forma bípeda cuando estaban en el suelo. "La cuestión de si el Australopithecus afarensis era estríctamente bípedo o también trepaba a los árboles ha sido intensamente debatida durante más de treinta años", asegura el doctor Green. "Estos destacados fósiles nos dan fuertes evidencias de que estos individuos aún trepaban en este estadio de la evolución humana".

Estos nuevos hallazgos se publican hoy en la revista Science.

El doctor Alemseged, asistido por Christopher Kiarie, técnico de laboratorio keniano, pasó once años extrayendo cuidadosamente los dos omóplatos del resto del esqueleto, que estaba encajado en un bloque de arenisca. "Debido a que los omóplatos son finos como el papel, raramente se fosilizan -y cuando lo hacen es de forma muy fragmentaria-", afirma Alemseged. "Así que encontrar dos omóplatos completamente intactos y adheridos a un esqueleto de una especie conocida y fundamental fue como que te toque la lotería. Este estudio nos acerca un paso más a la respuesta a esta pregunta: '¿Cuándo abandonaron nuestros ancestros la costumbre de trepar?' Parece que esto sucedió mucho más tarde de lo sugerido por muchos investigadores".

Selam fue una niña de tres años de edad, que vivió hace unos 3,3 millones de años, y es el esqueleto más completo de su tipo hasta la fecha. Tras la liberación de los omóplatos de la roca circundante, Green y Alemseged los digitalizaron utilizando un Microscribe, y tomaron medidas detalladas para caracterizar su forma y función, comparándolos con los fósiles similares de otros parientes tempranos de los seres humanos: el Homo ergaster ("Niño de Turkana"), el Homo floresiensis ("El Hobbit"), el Australopithecus africanus, y dos especímenes adultos del Australopithecus afarensis. También hicieron comparaciones con muestras modernas de chimpancés, gorilas, orangutanes y humanos, tanto jóvenes como adultos.

Los análisis de la forma y la función de los huesos revelaron que los omóplatos del Australopithecus afarensis son simiescos, lo que indica al menos en parte un modo de vida arbóreo. Ambos doctores también hallaron que, como los monos que viven hoy día, la anatomía de esa parte en jóvenes y adultos era similar. "La forma de la escápula humana cambia durante la ontogenia [que describe el desarrollo de un organismo, desde el óvulo fertilizado hasta su senescencia] de manera significativamente distinta que en monos relacionados", asegura Green. "Cuando comparamos la escápula de Selam con miembros adultos de la especie Australopithecus afarensis, nos quedó claro que el patrón de crecimiento era más consistente con los monos que con los humanos".

Al mismo tiempo, muchos investigadores coinciden en que muchos rasgos del hueso de la cadera del Australopithecus afarensis, los miembros inferiores y los pies, son inequívocamente parecidos a los humanos y están adaptados para caminar en posición vertical. "Este nuevo hallazgo confirma el lugar clave que Lucy y Selam ocupan en la evolución humana", concluye el doctor Alemseged. "Si bien bípeda como los humanos, esta Australopithecus afarensis era capaz de trepar. Aunque no era totalmente humana, su especie iba hacia ello".




 

Versión imprimible

Imágenes relacionadas con el artículo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?