ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Ar nosurge: Ode to an Unborn Star


 PlayStation 3
Helena Ramírez   31/10/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     De la mano de Tecmo Koei y desarrollado por Gust llega Ar nosurge: Ode to an Unborn Star, un juego que nos transportará al espacio y a una aventura donde la música es muy importante.
Es probable que para muchos jugadores en occidente Ar nosurge: Ode to an Unborn Star pase desapercibido, aunque su carátula es bastante llamativa, y ni siquiera sepan que se trata de una precuela de la saga Ar Tonelico (que se compone de videojuegos, manga y OVA) y la continuación de Ciel Nosurge, publicado en 2012 para PS Vita (aunque este solo apareció en Japón), por lo que mantiene muchos de los elementos aparecidos en esos juegos y comparte el mismo universo y mitos.

Ar nosurge: Ode to an Unborn Star es un JRPG de ambientación ci-fi y que al principio puede desconcertarnos un poco por la gran cantidad de elementos nuevos que implementa en sus sistema de juego, así como una historia a la que parece que llegamos en medio de su desarrollo. No solo estamos hablando del típico combate por turnos de los JRPG, Ar nosurge: Ode to an Unborn Star presenta otros aspectos no habituales que deberemos aprender a manejar sobre la marcha, como el sistema Dive, las Canciones Mágicas o la Síntesis. Pero comencemos con la historia.

Ar nosurge: Ode to an Unborn Star nos lleva a bordo de la Soreil, una nave colonia que lleva 2000 años recorriendo el espacio en busca de un hogar para las gentes que moran en su interior, humanos originarios del planeta Ra Ciela, que abandonaron su hogar por estar próximo a su colapso con sus recursos agotados. Pero estos humanos, en el momento en que comenzamos la historia, se ven amenazados por una raza de seres llamada Sharl, que secuestra a las personas que se aventuran más allá de la barrera que protege Felion, último baluarte humano en la Soreil, para nunca devolverlas. Nadie sabe por qué los Sharl atacan a los humanos o qué hacen con ellos, así que PLASMA, el cuerpo de guardia de Felion bajo las órdenes de la Emperatriz Espacial, lucha contra estas criaturas siempre que pueden. Los miembros de PLASMA además comparten una cualidad especial: son Antiguos, es decir, gente originaria de Ra Ciela que fueron colocados en crioestasis para ser despertados más tarde y que tienen la habilidad de armonizar sus mentes con un compañero, pudiendo este último crear la Canción Mágica, la magia de este mundo.

Ar nosurge

La historia comienza de manera aparentemente sencilla, pero pronto descubriremos que la trama se complica y se hace más compleja según avancemos por ella. Siete dimensiones, dioses, Genoms, unos seres que convivían junto a los humanos en Ra Ciela y fueron exterminados por estos para poder hacer uso de su poder, el poder de las Canciones Mágicas, mundos mentales, un planeta en formación… Son muchos los elementos que conforman el argumento y al principio nos costará un poco seguirlo (sobre todo si no tenemos conocimiento previo del universo en el que se ambienta), pero poco a poco todo irá cobrando sentido.

Y el jugador experimentará la historia desde dos puntos de vista distintos, acompañando a dos parejas de personajes que vivirán fragmentos diferentes de la historia, pero que acabarán confluyendo en varios puntos a lo largo de la misma, de manera que habrá momentos en que no podremos continuar hasta alcanzar ese mismo punto con la otra pareja.

Comenzaremos el juego con la pareja formada por Delta y Casty. Delta era miembro de PLASMA hasta que en un aparente ataque sin sentido, destruyó parte de la barrera, permitiendo el paso de los Sharls a Felion. Eso lo llevó a la expulsión del cuerpo y a abrir un restaurante. Delta no recuerda nada de aquello. Casty, miembro de PLASMA y compañera de Delta, sigue al lado de su amigo por motivos que se nos van desvelando en la historia y ella puede crear Canciones Mágicas.

Más adelante nos encontraremos con Ionasal (Ion) y Earthes. Ion despertará de un largo sueño para encontrarse con una situación peliaguda, en la que hará todo lo posible por ayudar a humanos y Sharls a entenderse y a poner fin a un conflicto que tiene un origen más retorcido de lo esperado. Ion puede crear Canciones Mágicas y es un as de la mecánica. Earthes es un robot, aparentemente creado por Ion, aunque según avancemos en la historia nos iremos dando cuenta de lo especial que es y lo que realmente es. Será a Earthes a quien controle el jugador y lo hará de una manera que le hará sentir que es él quien lo encarna, pues podrá elegir muchas de sus respuestas.

Ar nosurge

A partir de cierto punto, podremos alternar entre ambas parejas usando la función Zapping en los puntos de guardar, algo útil, porque a veces recibiremos pistas para cómo continuar la historia con la otra pareja (códigos numéricos para cerraduras, dónde encontrar un objeto necesario…).

Como en todo buen JRPG, la jugabilidad es una combinación entre la exploración, en este caso tendremos que ir ganando acceso a diferentes partes de la Soreil y de la mente de nuestros amigos, los combates con enemigos aleatorios y el jefe de turno y largas secuencias de diálogos. Además, Ar nosurge: Ode to an Unborn Star añade el componente de la síntesis que, si bien mucho menos necesario y complejo que en su saga Atelier, aquí también tiene su importancia, porque será la manera de acceder a objetos y armas que de otra manera no podremos adquirir.

La exploración, tanto del mapa como de los mundos mentales, una acción denominada Dive y de la que hablaremos más adelante, es importante no solo para avanzar, sino para conseguir objetos para la síntesis, charlas (explicado con el Dive) y nuevas Canciones Mágicas, ya que al comienzo del juego solo contaremos con una. El mundo de Ar nosurge: Ode to an Unborn Star no es muy extenso, limitado como está a una nave colonia, pero cuenta con varias zonas que se irán desbloqueando según avance la trama, eso sí, no son zonas muy extensas y se recorren rápidamente.

El sistema de combate, como decíamos, es por turnos, pero tiene ciertas peculiaridades. Para empezar solo lucharán los dos personajes que llevamos en ese momento, bien Delta y Casty, bien Ion y Earthes, no habrá más personajes en el grupo. El papel de las chicas consiste en ir preparando la Canción Mágica que antes de comenzar la batalla seleccionaremos entre las que ya tengamos desbloquedas. Y para ganarles el tiempo necesario, Delta y Earthes se ocuparan de los ataques físicos y la defensa. Es importante tener en cuenta que los combates solo son de siete turnos, si llegamos a cero y quedan enemigos en pie, perderemos el juego.

Ar nosurge

Los enemigos irán llegando en oleadas (de 15, 18, 24…), colocándose en posiciones diferentes del escenario, como si de un tablero se tratará, y con Delta o Earthes podremos atacarlos usando ataques físicos individuales o zonales. Estos ataques irán llenando por un lado la barra de armónicos (que puede alcanzar hasta cuatro niveles) y por otro el Nivel de Irrupción (o Burst Charge); la primera nos servirá para usar ataques más potentes usando L2 y la segunda nos servirá para aumentar el alcance de la Canción Mágica que se está utilizando; cuanto mayor sea el porcentaje, mayor número de oleadas podremos destruir.

Cada botón tiene asignado un ataque, que al subir de nivel el personaje irán aumentando de potencia y además podremos cambiarlos pulsando L2 por otros más potentes o usar un ataque cargado al pulsar círculo. En cualquier caso, el número de ataques es limitado y será necesario tener en cuenta la capacidad de ruptura de los ataques sobre los enemigos, porque cada vez que quebremos a un enemigo con un aviso de ataque obtendremos un turno extra para Delta o Earthes, lo que bien planeado nos puede llevar a no gastar ni uno solo de los siete turnos que tenemos.

Cuando veamos que podemos alcanzar al cien por cien de oleadas enemigas, usaremos la Canción Mágica de Casty e Ion, y la veremos arrasar con todo lo que se ponga por delante. Además, según suban de nivel las chicas, nos echarán una mano en el combate realizando ataques automáticos. Pos supuesto, deberemos defenderlas de los ataques enemigos, pero las defensas están limitadas a un número y deberemos activarlas en el momento oportuno. Si la barra de protección llega a cero, Casty e Ion cederán a Delta y Earthes una porción de su HP, si este llega a cero, perderemos la partida. Para evitar quedarnos sin turnos o sin vida, lo mejor es usar la Canción Mágica, ya que tras su uso se termina el combate, quedando las oleadas restantes pendientes de encontrarlas de nuevo de manera aleatoria en la zona en la que estemos (esto no se aplica a los jefes, cuyos combates no tienen turnos limitados). También podremos usar objetos de curación y de mejora, así como Habilidades de Amigos que iremos desbloqueando al tratar con algunos personajes del juego. Estas habilidades son ataques especiales que podremos usar una vez por combate.

Así explicado, puede sonar confuso, pero lo cierto es que el sistema de combate es muy sencillo y fácil de dominar porque no tiene muchos elementos y la magia se limita a las Canciones Mágicas. ¿Y cómo nos hacemos con más Canciones? Ahí entra en juego el Dive, un sistema de inmersión en la mente de nuestra compañera, que también nos permitirá acceso a los mundos mentales de los personajes que se enlacen a ella.

Ar nosurge

Delta y Earthes serán los personajes que se sumerjan en estos mundos mentales, para los que primero necesitaremos visitar una tienda Bios y segundo tener Puntos de Inmersion (Dive Points), pues para poder acceder a las diferentes zonas del mundo mental de cada personaje y llevar a cabo determinadas acciones, necesitaremos pagar con esta moneda. Estos puntos se ganan en los combates. Delta y Earthes podrán intervenir en estos mundos y tomar ciertas decisiones que nos darán Cristales Genométricos y terminarán por conseguirnos una nueva Canción Mágica. Para avanzar por estos mundos mentales también necesitaremos ir subiendo el Nivel de Inmersión (Dive Level), cosa que haremos completando cada uno de estos escenarios. Y aparte de eso, también aprenderemos cosas sobre la trama del juego y los personajes en esta sección.

Los Cristales Genométricos serán potenciadores con diferentes efectos (más velocidad a la hora de cargar la canción, mejor defensa, mejor ataque, mayor velocidad de regeneración de la barrera, más HP…) que podremos colocar en los cuatro personajes a través de una ceremonia de purificación, que llevaremos a cabo en unos baños termales (la excusa para ver ligeras de ropa a las protagonistas del juego). Al principio solo podremos usar un cristal, pero según desbloqueemos niveles mediante las «charlas», podremos llegar a tener cinco por personaje. Estas «charlas» las obtendremos al llegar a zonas nuevas, ver determinado punto de la historia o las encontraremos en los escenarios.

De esta manera, lo que verdaderamente nos hace subir de nivel y ser más poderosos, a parte de la experiencia ganada en combate, son estas sesiones en los mundos mentales y las ceremonias de purificación, ya que los protagonistas ganarán confianza entre sí y con otros personajes y eso nos dará acceso a mejores y más potentes Canciones Mágicas, Cristales Genométricos con más poder y ataques especiales de amigos.

Ar nosurge

Finalmente, mediante la síntesis podremos obtener objetos y armas necesarios para ser más fuertes o curarnos durante el combate. Tendremos que ir descubriendo recetas hablando con los amigos que poseen una tienda. Estas recetas se componen normalmente de tres ingredientes, los cuales iremos encontrando por las diferentes zonas de juego y que obtendremos de los enemigos derrotados.

Lo cierto es que no tendremos que llevar un extenso equipo, Delta y Earthes usarán una única arma durante todo el juego, a la que le podremos instalar Cátodos que podrán tener diferentes prestaciones para hacernos más fácil el combate. Mientras que Casty e Ion usarán TxBIOS, que también otorgarán efectos especiales, como cargar más rápido la canción, más potencia de la ataque… Los cuatro llevarán placas RNA para la defensa, pudiendo llevar hasta cuatro cada uno y que igualmente contarán con mejoras añadidas.

Un aspecto «negativo» del juego es que al tener que ir completando las partes de cada pareja de personajes, la narrativa se hace un poco extraña e inconexa, haciéndonos vivir parte de la historia a veces cuando ya sabemos lo que ha pasado. No llega a ser del todo algo malo, pero sí que tiene un efecto un tanto disruptivo, que bien podría ser intencionado. Porque según avancemos por la trama, vamos a descubrir que lo mismo no somos un mero espectador de la misma.

En definitiva, en cuanto a jugabilidad se refiere, la mecánica es simple: avanzar por la fase de historia de turno, siguiendo las indicaciones que otros personajes sugieren, hacer frente a varios enfrentamientos aleatorios, sumergirse en el mundo mental de uno o varios personajes, ver una buena cantidad de diálogos y hacer frente al jefe final de cada fase para poder seguir avanzando en la trama, tanto con Delta y Casty como con Ion y Earthes.

Veamos el apartado técnico. Gust no nos tiene acostumbrados a los mejores gráficos, eso está claro, la mayoría de sus títulos se caracterizan por modelados 3D simples y sencillos y el uso del Cel Shading para llevar el diseño manga de sus personajes a la pantalla.

Ar nosurge

Ar nosurge: Ode to an Unborn Star no es diferente en ese aspecto. Nos vamos a encontrar esos escenarios 3D pobres, bastante limitados en tamaño, con cámara semi-fija que no podremos mover salvo para hacer un ligero zoom, con poco detalle y pocas texturas. Los personajes son los que mejor trabajados están, con el estilo manga que los caracteriza, pero sin apenas expresividad, movimientos bruscos de vez en cuando, pocas animaciones y mala sincronización de labios y voces.

Los mundos mentales, por el contrario, son fondos fijos 2D que reflejan el tema del dueño de ese mundo. Los diseños son interesantes, alguno hasta macabro y retorcido, mostrando las diferentes personalidades desarrolladas para los personajes del juego.

En combate, que se nos muestra en 3D con cámara lateral fija, tenemos mucha fluidez, con movimientos rápidos y buenos efectos visuales, que le dan cierto toque de espectacuralidad, pero poco más. Las animaciones de los ataques con Canciones Mágicas son vistosas y algunas muy divertidas.
En general, la tasa de frames se mantiene estable, pero notaremos parones mínimos y puntuales cuando avancemos por los escenarios.
El juego se completa con algunas secuencias de anime para puntos determinados de la historia.

Respecto al sonido, siendo un juego donde la magia se hace a través de las canciones, nos vamos a encontrar un apartado sonoro bien trabajado y cuidado, con un nivel musical notable gracias a sus 15 temas vocales, que podremos oír en combate al liberar las Canciones Mágica, al crear objetos mediante la síntesis (veremos una simpática coreografía entre tres personajes, que además cantarán, y que variarán según el tipo de objeto resultante) y durante determinados momentos de la historia.

Ar nosurge

A nivel de efectos, tenemos un trabajo sencillo pero correcto que acompaña al juego para completarlo. El doblaje, tanto en inglés como en japonés, es muy bueno, sobre todo en la versión nipona, dando a los personajes vida y carácter, mucho más que los gráficos.

Pero es la banda sonora lo que sin duda destaca, con numerosas melodías para los diferentes escenarios y momentos del juego. Esta banda sonora orquestal está compuesta por Daisuke Achiwa y Kazuki Yamagawa y, como decíamos, contiene 15 temas vocales interpretados por Akiko Shikata (que ya colaboró en otras entregas y que es a la que más piezas pone su voz), Yoshino Nanjo, Haruka Shimotsuki, Noriko Mitose y Origa. Además, la banda sonora contiene piezas de la banda sonora de Ar Tonelico: Melody of Elemia. En definitiva, un acompañamiento musical que tiene carácter propio y que hará épicos algunos momentos del juego.

Como punto negativo, decir que el juego solo está subtitulado al inglés y que a veces tiene fallos con los nombres de los personajes o lugares, que veremos escritos de diferentes maneras. Por lo que si no domináis el idioma, será complicado que entendáis la historia, ya de por sí compleja.

En conclusión, Ar nosurge: Ode to an Unborn Star es un JRPG al uso, con sus largas secuencias de diálogos y sus combates por turnos, tiene una historia que, si bien al principio nos cuesta seguir, se vuelve atractiva e interesante, plateando ciertos temas que podemos extrapolar a nuestro mundo y día a día (como es el tema de los recursos o el libre albedrío del ser humano). Con personajes arquetípicos de la narrativa japonesa (ya sea en manga o en anime), pero a los que se les acaba cogiendo cierto aprecio. Tiene un sistema de combate sencillo y atractivo y una banda sonora muy buena, sobre todo si eres aficionado a la música japonesa. Además, promete largas horas de juego.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Ar nosurge: Ode to an Unborn Star
Ar nosurge: Ode to an Unborn Star
Ar nosurge: Ode to an Unborn Star
Ar nosurge: Ode to an Unborn Star
Ar nosurge: Ode to an Unborn Star
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?