ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Ángeles Desterrados, de Anabel Botella


 Literatura juvenil
Daniel Ojeda   07/11/2011
Comenta con tu Facebook
Meneame
     La ambientación, la pluma, el trabajo de los dos personajes principales y cada detalle del mundo creado por la autora, hacen de la novela una obra que he disfrutado como un buen batido de chocolate en una nube esponjosa.
Cubierta de Ángeles desterrados, de Anabel Botella.Keilan la vio llegar. El corazón empezó a rugir. Tenía que llegar hasta ella para abrazarla, para que nunca más se marchara de su lado. Cuando llegó a su lado, ella temblaba. Supuso que de frío. La abrazo unos instantes, le pasó sus manos por sus brazos para que entrara en calor.
- Tenemos que llevarte a casa. Estás helada- le dijo con ternura-. Ven que caliente. Acércate a mí.
María tiritaba, pero no de frío, sino de miedo. Los dientes le castañeaban. Al final terminó por caer de rodillas al suelo con las manos en los ojos.”


Más allá de las nubes se narra una historia, en un mundo que los mortales no conocen, y del que muy pocos han oído hablar. Allí viven ángeles, y quizás otros que no lo sean tanto, pero se respira pureza, magia y también amores imposibles… Todos sabemos que no todo es oro lo que reluce, y más que nadie Keilan, la persona a la que más quiere ha desaparecido y no sabe donde puede estar, aunque tampoco que lo peor está por llegar y que está a punto de comenzar una aventura en la que aparte de perder a su amor, también pueden acabar con su vida.

Ángeles Desterrados es eso, un viaje, en el cual he estado deseando saber si Keilan podría llevar a cabo su cometido, en qué momento besaría a María, cuando se daría cuenta ella de quien era él, si recuperaría la memoria…


Keilan ahora es el que vela el trabajo de Grunontal, la mujer que corta los hilos de la vida de los humanos. De ser un ángel guerrero ha pasado a ser un siervo más de ella, pero con la diferencia de que Grunontal quiere su amor, y vive obsesionada con tenerlo entre sus brazos. Sabe con qué puede amenazarle, juega con sus sentimientos y le hace ir hacia ella con promesas en falso, que él en un principio se ve tentado a creer.

Nunca dejará de amar a Maer- Aeng, pero ahora que ella ya no está con él, solo le queda esperar y buscarla. No se habría imaginado jamás que ella volvería a la vida pasados años y en el cuerpo de una mortal. Cada vez queda menos tiempo, y él cae en una especie de apuesta y maldición a la vez, aunque con oportunidades: Tiene que hacer que Maer- Aeng vuelva a enamorarse de él en una semana, sin recordar nada de su pasado angelical. Mientras el permanecerá en el interior de una estatua en un cementerio de Águilas, hasta que llegue el momento.

Keilan es un ángel desterrado, María una mortal, Grunontal nunca dejará que la historia de dos ángeles como ellos llegue a un sello final y feliz. Pero nuestros dos protagonistas contarán con la ayuda de muchas personas, en un camino en el que la historia de amor entre ellos tiene que volver a resurgir, y este sentimiento tiene que eclipsar completamente a la oscuridad, al miedo, al rencor y a un poder más antiguo que el reino de los cielos…

¿Eres un ángel desterrado? Sin ninguna duda, yo sí.


"Ángeles Desterrados" ( Ya disponible en FantasyTienda), es la primera novela de Anabel Botella, publicada por Nowe Volution, una historia juvenil que llega para quedarse, y la que ha sido el centro de las miradas por una increíble cubierta que ha acaparado la atención por su dulzura, intensidad y brillo. He tenido la suerte de poder leer el libro antes de que saliese a la venta, de saborearlo, de disfrutar sus grandes características y de poder escuchar o leer, como queramos llamarlo, una historia que hace mucho que debería de haberse contado. Anabel es actriz, escritora, madre y mujer, aunque tiene que buscar el tiempo bajo las piedras, lo encuentra para sumergirse en los mundos de sus novelas, el cielo de "Ángeles Desterrados" es el primero que visitó y lo recuerda con muchísimo cariño, así es su primera novela, la que por nada del mundo quería dejar guardada en un cajón.

La premisa antes de comenzar a leer la novela, era una historia de ángeles, y es verdad que en los últimos tiempos nos han llegado en grandes dosis o al menos unas cuantas novelas al mercado como para poder probar sobre ellos, algunas decepcionantes y otras no tanto, pero "Ángeles Desterrados" me ha aportado cosas nuevas y sé que también lo puede hacer con cualquier lector, para nada es la típica historia de estos seres celestiales, y mucho menos nos vamos a encontrar algo esperado.

 Anabel Botella, autora de Ángeles Desterrados.
Ya en el inicio me encontré con María, después de leer lo que pasó en el mundo de los ángeles y con Keilan, en la actualidad ella ha nacido en una familia de etnia gitana y su vida es mucho más que particular. Anabel nos presenta a una protagonista adolescente con más de un problema, pero que los afronta, que pelea por arreglarlos y que también se derrumba en los momentos oportunos. Me pareció muy original la nueva vida de María en la tierra, podría haber imaginado cualquier cosa cuando mandan a Keilan a volver a conquistarla, a salvar su romance, pero ya el lector se verá metido en un torrente de aire fresco referente a este punto.

No puedo seguir con la reseña sin decir que ante todo "Ángeles Desterrados" es una historia de amor, entre dos seres celestiales que distan mucho de ser personajes típicos, un argumento en el que dos personas completamente diferentes vivirán una increíble historia. Ciertamente este elemento es el principal en el argumento, es el que más tiene cabida en todo momento, por lo que no se podría definir con otra palabra que no fuese esa. Anabel me ha sorprendido, me ha abierto las puertas a un mundo mágico y es que es alucinante como mueve los hilos de la fantasía, como presenta a personajes bien creados, que según avanza la novela nos van llevando a un viaje sin fín.

"Ángeles Desterrados" es eso, un viaje, en el cual he estado deseando saber si Keilan podría llevar a cabo su cometido, en qué momento besaría a María, cuando se daría cuenta ella de quien era él, si recuperaría la memoria… A pesar de que lo que más puede mantener en vilo es la relación entre los protagonistas, también he estado pendiente de las demás incógnitas que se habrían: Un poder oscuro en el centro del mal, una historia trágica, el tic tac del reloj que va marcando el tiempo para que la magia del primer amor vuelva a nacer. Aunque en un principió pensé, por algunos de estos puntos, que era una historia muy Disney de esas que nos recuerdan a la infancia y que nos hacen soñar en lo imposible, aunque esto último es verdad, "Ángeles Desterrados" no es este tipo de historias.

La autora maneja los momentos más íntimos con un vocabulario muy juvenil, de forma suave, e insinuando al lector para que no pierda de vista las páginas que tiene delante. El argumento es mucho más que cercano al estar situado en España, no hay nada como leer sobre sitios que puedes conocer, expresiones que tú mismo dices y etc…

No es una obra de luchas entre ángeles, de guerras celestiales, de un objeto valioso y querido por todos ellos, pero tampoco sobre un instituto lleno de adolescentes al que llega un chico diferente y angelical dispuesto a enamorar a cualquiera, ni una chica. Por esto "Ángeles Desterrados" tiene brillo, narra la historia de un amor truncado, de la búsqueda de un final feliz, del pelígro de los seres mágicos. Nos metemos de lleno en un viaje por las carreteras de España con Keilan y María, un camino repleto de sorpresas, de escenas tensas, de fantasmas, vampiros e incluso genios de la lámpara.

Anabel Botella, autora de Ángeles Desterrados.
Si me tuviese que quedar con un solo personaje me sería difícil, pero sería con María, una muchacha de pelo rojo diferente, que no encaja, que no sabe quién es y retirada de su destino una y otra vez, a la que le llega la hora de decidir por sí misma y luchar por lo que quiere. No me cansaré de repetirle a Anabel que quiero una novela de un personaje en concreto, Pitiam, del cual en el momento que leí su aparición sabía que podría dar mucho juego, aunque no lo da, lógicamente porque el protagonismo es de Keilan y María. Nunca había leído sobre un genio que puede adoptar cualquier forma, interesante, misterioso, atrayente y a la par que peligroso, así es este genio, que estoy deseando que conozcáis.

Como punto negativo no llegaría a poner nada en claro, porque no lo he visto, porque he disfrutado y nada me ha llegado a molestar en su lectura, en ningún momento. Si que recalcaría que en el final me he quedado con ganas de más, de leer una escena más lenta, que me hubiese dado tiempo a saborear ese sello, aunque también le echo la culpa a mi deseo de saber más sobre los personajes. Parece que la cosa no se queda ahí, me he quedado con la sensación de que hay mucho más que contar y lentamente. Esto solamente es el comienzo de Anabel Botella y su primera obra, le queda mucho que escribir y muchas historias por contar, pero sobre todo porque al leerla tengo la sensación de que puede ser una gran promesa de la fantasía juvenil.

Anabel escribe con una gran maestría, y me lo ha demostrado al dejarme alucinado por la narración, como cualquier autor novel mejorará a cada novela publicada y en puntos como detallar ese final u otras escenas, pero su primera historia es el estreno que cualquiera podría desear. La ambientación, la pluma, el trabajo de los dos personajes principales y cada detalle del mundo creado por la autora, hacen de la novela una obra que he disfrutado como un buen batido de chocolate en una nube esponjosa.

Me encanta la dulzura con la que escribe Anabel y la que añade al argumento, es una historia preciosa que nos llega a los oídos como una bella melodía. Cuando recuerdo la novela, la cabeza se me llena de momentos entre Keilan y María, de sus huídas, de las ansias de besarse y de la lucha por tener una historia feliz, pues en su vida un “Vivieron felices y comieron perdices” es más difícil de lo que parece.

Recomiendo "Ángeles Desterrados" a cualquier lector, pero más concretamente a los enamoradizos, a los que saben disfrutar la primera mirada, el primer beso y el pelígro que supone volver a enamorarse teniendo detrás a un ser demoníaco que intentará impedir un buen final entre los dos.

¿Estaríais dispuestos a ayudarles?

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Imagen de Ángeles y Demonios
Imagen de Ángeles y Demonios
Imagen de Ángeles y Demonios
Imagen de Ángeles y Demonios
Imagen de Ángeles y Demonios
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?