ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

¿Quién necesita a Cleopatra?, de Steve Redwood


Alberto González   19/02/2010
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Entretiene, no tiene huecos por cubrir y el tono gustará a los más escépticos del género de la ciencia ficción.
Portada de ¿Quién necesita a Cleopatra?, de Steve RedwoodDe "¿Quién necesita a Cleopatra?" (Grupo AJEC, disponible en FantasyTienda) dice en su portada Michael Moorcock que es “un entretenimiento perfecto”. Mi profesor de filosofía, qué será de él, decía que la perfección no existe. Si A no implica B, digo ahora yo, esta novela no es perfecta, aunque no por lo dicho por mi añorado maestro sino, creo, porque las pretensiones de la novela, no alcanzan, parece, la perfección.

Steve Redwood, su autor, te puede sonar por su “Pescador de demonios”, por sus relatos premiados por diversas asociaciones británicas o, incluso, porque resida en Madrid, ciudad de muchos.

De los viajes en el tiempo ya se ha escrito abundantemente, desde la primogénita “Máquina del tiempo”, de H. G. Wells, pasando por la “Puerta al verano” de Heinlein, hasta las más modernas “La mujer del viajero del tiempo” o “El libro del Día del Juicio Final” de Willis. Todas estas novelas tienen en común lo que tienen en común: la capacidad de no muchos de viajar por los tiempos pretéritos o futuros. RedWood añade a la temática la acidez y el humor típica del británico de mediana edad seguidor de los Monty Phyton (incluso aparece en el libro cierta escena de un loro que quizás haga reír a más de uno sólo con la cita). El mayor acierto de la novela es que el tono le sienta de maravilla al género. Si el tema y el estilo te llaman la atención: ¡adelante!, y si no te entusiasma tanto el asunto, como diría Moorcok, tienes un buen entretenimiento por delante.

Habemus dos protagonistas, N y Bertie. N, el narrador, es el inventor de una máquina del tiempo con la cual intentará conocer por todos los medios a su diosa particular: Cleopatra. Sus curvas y las orgías en el río eran sus apuestas seguras. Bertie, a su ver, es un nongrato poco inteligente personaje hijo del director de la empresa que sufraga los grandes gastos de la novedosa máquina.

Steve RedwoodEl padre de Bertie, por su dinero y no por sus investigaciones universitarias, es el que elige los destinos temporales de los protagonistas: Leonardo Da Vinci y su Mona Lisa, la duda progenitora del hijo de Adán y Eva menos pacifista: Caín, o la crucifixión de Jesucristo. Cada uno de los viajes llama terriblemente la atención por sí sólo. Su hilaridad y su magnífica puesta a punto te harán reír a carcajadas. También podrás reflexionar sobre las diversas posibilidades que el autor nos da ante las dudas históricas más debatidas.

Y en medio de la trama principal se encuentra otro hilo narrativo en el cual tres hermosas “Future Cops” desgarran a N el proceso de creación de la máquina del tiempo para ayudar a parar una venidera guerra mundial en la cual parece que la humanidad sucumbirá. La perfecta unión de las dos partes de la novela es una de sus mejores bazas. Ni un solo fleco hace dudar al lector de la calidad literaria demostrada por el autor.

Entretiene, no tiene huecos por cubrir y el tono gustará a los más escépticos del género. Una apuesta segura de imaginación desbordante de 250 páginas. ¿Quién –entonces- necesita a Cleopatra?

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Grupo AJEC
El Sueño de Hierro, de Norman Spinrad
Portada de Axiomático, antología de relatos de Greg Egan
Historia Alternativa
Portada de Jitanjáfora, de Sergio Parra
Portada de El monstruo de las galletas, de Vernor Vinge
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?