ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisi�n, Literatura, Ciencia, Videojuegos, C�mics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

La Tierra permanece, de George R. Stewart


Alberto González   14/03/2009
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Nos encontramos con la mente atormentada, apenas a un paso de la locura, del protagonista que, solo en su misión, intenta salvar la racionalidad.
Portada de La Tierra permanece, de George R. Stewart"Los hombres van y vienen, pero la tierra permanece" (Eclesiastés, I, 4). Ésta pequeña frase nos introduce sin remedio al fantástico y realmente provocador mundo que George R. Stewart (autor reconocido, básicamente, por esta obra –galardonada por el Premio International Fantasy en el año 1951- ) nos regala en las pocas más de 350 páginas que componen su mejor novela, "La Tierra Permanece" (Minotauro, 2004).

Es un libro limpio, recto, sin engaños. Una novela reveladora, tierna, casi pide ser protegida por nuestras manos allá donde estemos. Irremediable, su mundo es el tuyo, tú eres Ish y sus preocupaciones te acompañan.

En ella, Ish, “El último americano”, después de recuperarse de una picadura de serpiente en un lugar perdido de su país, va notando paulatinamente como está prácticamente sólo en la Tierra. Su búsqueda de compañía hace que se encuentre con Em, una mujer con la que empieza a reconstruir el nuevo mundo.

Aquí da un poco igual qué le ha pasado al planeta. No aparecen enormes plantas asesinas ni zombis lentos y ruinosos. Ni siquiera hay un solo ciego. Tampoco un carrito de supermercado. Aquí lo que nos encontramos es la mente atormentada, apenas a un paso de la locura, del protagonista que, solo en su misión, intenta salvar la racionalidad al mundo que él mismo ha empezado a crear. Es una obra de ciencia ficción, si, pero realmente lo menos importante de ella es eso mismo. La ciencia. Y la ficción.

Es un libro limpio, recto, sin engaños. Una novela reveladora, tierna, casi pide ser protegida por nuestras manos allá donde estemos. Irremediable, su mundo es el tuyo, tú eres Ish y sus preocupaciones te acompañan y, por extraño que te parezca, te sientes como si Ish, allá donde esté, también acompañara a las tuyas.

George R. StewartRecorres las carreteras americanas junto a él. Tú también le ayudas a abrir la ventana de la biblioteca junto a su martillo (un personaje más de la obra). Sonríes a su lado cuando descubre la lucidez en uno de sus hijos. Lloras, irremediablemente, al ver cómo se va quedando sólo en aquel mundo devastado por el hombre, las ratas o las hormigas.

La mayor inquietud del protagonista, y la tuya, es apartar al hombre del estado salvaje. Cuando ha conseguido salvar la especie se preocupa de que esos descendientes no se olviden de la lectura, de la agricultura, de la democracia, de la ley o de la ciencia. Un punto de vista real, cercano, que ayuda a entender lo inentendible (mucho más cuando la Guerra Fría y las amenazas nucleares parecen que van quedando atrás). Salpicado, además, de numerosas reflexiones de tinte ecologista que te acarician y susurran en medio del caos de ese mundo (y del tuyo propio).

Como veis, La Tierra que Permanece en la novela es un lugar increíblemente cálido, atrayente, cercano y que necesita de tu ayuda y de tu tiempo. Quizás su lectura se interpuso en mi vida en el momento ideal. No lo sé. Solo sé que si sentís lo que yo sentí leyéndola, probablemente los libros que recomendéis a los vuestros cambiará irremediablemente dando cabida a este pequeño universo. Bien es cierto, también, que la pequeña distribución que tiene este volumen, a todas luces injustamente, será un problema para más de uno. Quien algo quiere, algo le cuesta. Y si, por casualidad, me leen los amigos de Minotauro, decidles: si veis triunfar a “La carretera”, si reeditan “El día de los trífidos”, si se ha ganado un Nobel o si el formato está de boga en el cine, ¿a qué esperáis? Regalarlo con los chicles o las compresas, en la compra de otros libros o anunciarlo en los cereales. Haced un favor al mundo.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Póster de Legion
Póster de Legion
Póster de Legion
Póster de Legion
Póster de Legion
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?