ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
       Artículo de literatura
La Edad de Oro, de John C. Wright (Bibliópolis)
José Luis Valcarce   28/08/2007
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Obra profunda e impactante en la forma y en el fondo, a la vez que muy divertida y atrayente, que explora los límites de la libertad individual y colectiva.
Portada de La Edad de Oro, de John C. WrightLa Edad de Oro, primera novela de John C. Wright, fue editada en España por Bibliópolis en el año 2004, con una excelente traducción a cargo de Carlos Gardini. La novela (romance es el acertado término inglés usado por Wright) es asimismo la primera obra de la trilogía que lleva su nombre y que está conformada además por "Fenix Exultante" y "La Trascendencia Dorada", editadas también por Bibliópolis.

La obra, tal y como nos indica su propio subtítulo, Una novela del futuro lejano (A Romance of the Far Future), está ambientada en un tiempo futuro en el que la Humanidad, bajo la llamada Ecumene Dorada, ha colonizado y terraformado el Sistema Solar y alcanzado la inmortalidad; como es lógico en un futuro tan lejano, la Humanidad ha evolucionado en muy diversas formas en el aspecto físico y espiritual.

Esta diversa evolución del Género Humano que plantea Wright le permite presentar una sociedad variopinta con distintas castas o, para ser más correctos, opciones vitales. De este modo, el autor, quien bebe de los clásicos de la literatura universal, de la Ciencia Ficción e incluso del Derecho en la construcción de la obra, conforma un variado elenco de personajes muy distintos en todos los aspectos que dan un especial colorido.

Entre los personajes distinguimos por un lado las llamadas entidades autoconscientes bioquímicas en las que se integran las neuroformas básicas (como el protagonista Faetón de la Casa Radamanto) neuroformas de organización alterna, neuroformas no estandar, invariantes, neuroformas cerebelinas y composiciones de mente colectiva; y por otro lado tenemos las entidades autoconscientes electrofotónicas o sofotecs.

A esta multiplicidad de personas y caracteres hay que añadir el exotismo y belleza que desprenden los escenarios. Wright describe vivísimas imágenes procedentes de distintos niveles de realidad o consciencia. Podemos encontrarnos con descripciones del universo real en que vive Faetón, alcanzando impactantes visiones de la grandeza del desarrollo humano y también con un riquísimo mundo virtual en el que se manejan los habitantes de la Ecumene Dorada.

Esta realidad virtual, auténtico mundo paralelo donde se vive, se llevan a cabo negocios de toda clase, fiestas y celebraciones como la Trascendencia con la que arranca la novela, permite a los ciudadanos superar cualquier límite ya que tanto el tiempo como el espacio se “amoldan” a las necesidades y deseos de cada cual.

Sin embargo, esta Arcadia, como es definida en algunos pasajes de la obra, no resulta suficientemente feliz para el protagonista, quien descubre que hay aspectos de su pasado que han desaparecido de su mente. Faetón intenta entonces descubrir qué puede haber sido tan horrible como para borrar siglos de recuerdos personales. ¿Qué puede haber hecho Faetón para aceptar voluntariamente y mediante un contrato la eliminación de sus recuerdos?

Es éste, en mi opinión, un aspecto importante de la obra la relación entre Derecho, Ética política y Moral personal. Tengamos en cuenta que si bien Faetón aceptó libremente en su momento renunciar a un conocimiento el cual, según quienes detentan el poder, ponía en peligro a la comunidad, posteriormente, aun sabiendo que lo obligaba el Derecho, decide recuperar sus conocimientos puesto que es lo que su moral le exige y pese a que ello suponga el exilio, las privaciones, etc. Tal y como indica Faetón al final del libro: "Amo la verdad más que la felicidad; no descansaré".

Esta lucha entre el derecho individual y la fuerza coercitiva de la colectividad, que recuerda al enfrentamiento de los poderes fácticos de la polis ateniense con Sócrates (aunque Faetón no deba beber la cicuta), se plasma claramente en la obra con las reuniones de los Siete Pares y sus maniobras para evitar que Faetón culmine su proceso de anagnórisis (otro guiño del autor a los clásicos a través de la referencia a la tragedia griega).

Como observará el lector, quienes detentan el Poder quieren evitar a toda costa que nuestro “héroe” (el individuo enfrentado él solo a ese Poder con mayúsculas) alcance el conocimiento perdido. El motivo es claro y evidente: llegados a tal punto de desarrollo la Humanidad como colectivo se ha vuelto inmovilista, y quienes la dirigen viven en una especie de ataraxia, considerando que todo cambio puede ser perturbador del orden reinante y, sobre todo, laminador o destructor de su poder económico y político.

Es de destacar que en la descripción que Wright hace del aparato del Estado y de la sociedad se nota la profunda influencia del Derecho Clásico Romano, puesto que hay quienes por una parte detentan la potestas (los Pares) y por otra parte quienes detentan la auctoritas (los Exhortadores). Es decir, de una parte el poder político y de otra parte la autoridad socialmente reconocida.

No es de extrañar que con estos mimbres Wright construya una obra profunda e impactante en la forma y en el fondo, a la vez que muy divertida y atrayente. Una obra más que recomendable que explora el eterno dilema del límite entre los derechos del individuo y el poder de la colectividad, al mismo tiempo que plantea la relación dialéctica del cambio y la inmutabilidad y nos muestra como algunos valores como la dignidad y la libertad pueden anteponerse a la seguridad y el bienestar personales.

Página 1 de 1



Fénix exultante (La Edad de Oro 2)
Fénix exultante (La Edad de Oro 2)

17.95 € 17.05 €
 
La trascendencia dorada (La Edad de Oro 3)
La trascendencia dorada (La Edad de Oro 3)

17.95 € 17.05 €
 
Pack 6 figuras La edad de hielo - Era de los dinosaurios
Pack 6 figuras La edad de hielo - Era de los dinosaurios
25.95 €  
La Edad de Oro (La Edad de Oro 1)
La Edad de Oro (La Edad de Oro 1)

19.95 € 18.95 €
 
 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Elizabeth: la Edad de Oro
Elizabeth: la Edad de Oro
Elizabeth: la Edad de Oro
Elizabeth: la Edad de Oro
Elizabeth: la Edad de Oro
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?