Transplant (AXN)

La segunda temporada apenas deja sorpresas o trae novedades en los dos primeros capítulos que hace unos días (25 de enero) estrenó AXN España. La más salientable de ellas es el nuevo jefe interino de urgencias, Mark Novak (interpretado por Gord Rand), quién pondrá patas arriba las cordiales relaciones a las que estaba acostumbrado el servicio hospitalario bajo las órdenes del doctor Bishop (John Hannah), aún convaleciente. Este nuevo personaje introduce incertezas, dudas, tensiones… dándole una viveza de baja tensión a las relaciones de un equipo acostumbrado a convivir con un jefe simpático, justo y equilibrado.

A este punto de tensión se introduce, para el personaje principal y protagonista del Dr. Bashir (Hamza Haq), el de su vida personal y, en concreto, la reaparición en su vida de su compañera y prometida cuando vivía en Siria. Esta es otra piedra de toque que reconfigura, esta vez en lo personal, las relaciones de con su mundo y, sobre todo, con su compañera Magalie Leblanc (Laurence Leboeuf).

‘Transplant’ necesita ser más valiente y afrontar los retos de una nueva temporada con más valor del que ahora ha demostrado en sus temas, sus perspectivas o su intensidad

Aún no sabemos cómo evolucionarán estas dos tramas pero, sin duda, son esquemas narrativos que ya hemos visto en otras series, que tenemos bastante controlados respecto a sus posibilidades y que, por tanto, poco nos pueden aportar en cuanto a su interés.

Además, por otro lado, la serie se mantiene pegada a los esquemas típicos de un procedimental médico, dentro de los estrictos límites del buenismo, ampliados aquí -eso sí- con el ya conocido tema de la atención médica en hospitales de campaña o en países sin un sistema sanitario propiamente dicho. Algo que ya vimos en la primera temporada, que nos robó el corazón entonces, pero que aquí se continúa (de momento) sin grandes cambios ni novedades.

La serie necesita más valentía

De esta forma, ‘Transplant’ (AXN) sigue abonada a los temas y las perspectivas con que nos sorprendió la primera temporada y que, ahora, al reproducirlos insistentemente y sin apenas cambios, ya no causan el mismo impacto. De hecho, en ciertos momentos la serie se vuelve insulsa, aburrida, previsible y algo ñoña. A pesar de que se recurren a casos médicos llamativos, por su surrealismo, para cubrir esta carencia, la intensidad de la vis dramática de la serie en ningún momento llega a alcanzar la altura a la que series de este tenor nos tiene acostumbrados.

Nuestra conclusión es que, si no consigue ser más valiente y afrontar los retos de una nueva temporada con más valor del que ahora ha demostrado en sus temas, sus perspectivas o su intensidad, ‘Transplant’ (AXN España) no pasará de ser una serie más, un drama médico del montón. Tiene todavía once capítulos por delante. Veremos…

Nota: 5/10

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.