Un tatuaje supone utilizar la piel como lienzo para crear una obra de arte. Bueno, en realidad no todos los tatuajes son obras de arte, pero sí todos significan algo para la persona que los lleva. Hasta hace unos años, lucir un tatuaje era enfrentarse a algo definitivo, que permanecía indeleble en la piel de manera permanente, para siempre.

Por este motivo, muchas personas eran reacias a llevar tatuajes. ¿Por qué voy a hacerme un tatuaje sobre algún motivo o afición en concreto si con el paso de los años mi estilo de vida cambia, renuncio por completo a mi yo del pasado o no sé con certeza si este interés que tengo por los tatuajes es pasajero o no?

Aunque siempre ha habido técnicas o vías para hacer desaparecer tatuajes, o al menos ocultarlos o enmascararlos, es en los últimos años cuando más se ha avanzado en esta materia. Hoy en día, gracias a las técnicas láser, esto es relativamente cómodo.

La tecnología de los picosegundos

Someterse a un proceso de eliminación de tatuajes es algo relativamente sencillo, pero solo resulta eficaz y seguro si se lleva a cabo en clínicas especializadas que cuenten con la tecnología adecuada para ello. En esta materia, la tecnología de los picosegundos es una de las más avanzadas.

Esta técnica consiste en la aplicación de láser por un tiempo comprendido entre 10 y 15 minutos, en sesiones de tres repeticiones, que tienen como finalidad no solo eliminar tatuajes, sino también quitar arrugas, manchas de sol y la edad, lesiones pigmentadas o marcas de acné.

Por lo general, las personas que se someten a este tipo de tratamiento lo afrontan con garantías, es muy bien tolerado. Las molestias más significativas son muy similares a las que se sienten cuando se están recibiendo los tatuajes, pellizcos y punzadas en la piel.

El láser Picosure se adentra en la epidermis y activa el trabajo celular para producir colágeno y elastina. Se puede utilizar en todas las zonas del cuerpo, pero es más apropiado en el rostro, el cuello, las manos o la zona del escote. Por este motivo, se utiliza también para hacer frente a las arrugas y otros problemas relacionados con la piel.

Las sesiones de aplicación de láser tienen como impacto más reseñable un enrojecimiento de la piel, que puede ocupar unas tres horas. Pasado este tiempo, la persona puede volver a sus actividades normales sin riesgo alguno.

Los dermatólogos y especialistas en salud aconsejan resguardar la piel del impacto de fenómenos adversos como la luz solar. En verano, es importante evitar la exposición al sol, sobre todo en las horas centrales, cuando los rayos solares pueden resultar más dañinos.

En ocasiones, la técnica de los picosegundos se puede complementar con otras tecnologías, como la radiofrecuencia o la luz pulsada, pero para mejorar el tono de piel o rejuvenecer la epidermis.

Dudas frecuentes sobre la eliminación de tatuajes

Mediante la técnica Picosure, los tatuajes se borran con comodidad. Las técnicas láser funcionan generando pulsos de energía que actúan solo sobre las partículas de pigmento de tinta, por su longitud de onda.

Las sesiones son efectivas desde el primer momento, pero no es hasta pasadas unas tres semanas o algo más de tiempo cuando el resultado ya es claramente visible, porque el cuerpo ha conseguido retirar las partículas de tinta a través del sistema linfático.

Si bien la eliminación de tatuajes es algo muy habitual y efectivo en la actualidad, hay algunos colores que son más resistentes que otros, como el rosa, el amarillo o el blanco. Del dolor, que ya hemos hablado, no hay por qué preocuparse, pues se limita a pequeñas molestias en la piel que además se suavizan con la aplicación de frío.

Como norma general, son necesarias de cuatro a ocho sesiones para eliminar por completo un tatuaje, aunque el total de intervenciones va a depender de parámetros como la antigüedad del tatuaje, la profundidad, el color de las tintas utilizadas y la tonalidad de la piel.

Por último, estas técnicas láser son efectivas siempre y cuando se opte por la eliminación del tatuaje una vez hayan pasado seis meses desde su aplicación, pues este tiempo es el necesario para que la piel esté preparada para soportar con garantías la aplicación del láser.

Los avances técnicos y médicos han permitido hacer posible lo que hace años parecía una quimera. Con Picosure, decir adiós a los tatuajes ya no es un imposible.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.