Jugar online
Imagen: Freepik

El modo campaña de los juegos está bien, y hay muchos videojuegos que son bastante divertidos cuando se juegan de forma individual, pero no cabe duda de que la auténtica magia está en los juegos online. Compartir tus videojuegos favoritos con decenas de amigos o desconocidos de todo el mundo hace que sean mucho más interesantes, competitivos e inesperados. Al fin y al cabo, la inteligencia de una IA no puede compararse a la creatividad y la imprevisibilidad de un montón de jugadores humanos de distintos países, ¿no te parece?

Sin embargo, la experiencia de los videojuegos online puede variar mucho en función del hardware del que dispongas y, sobre todo, de tu conexión a internet. Un ping demasiado alto puede arruinar completamente la experiencia y hacerte perder un sinfín de partidas que de otro modo tendrías más que ganadas. Hay cosas que no podrás cambiar –si tu proveedor de internet no puede ofrecer más de 300 Mbps para tu conexión, sencillamente no podrás conectarte a mayor velocidad que esa–, pero hay otras que sí. Aquí tienes cinco consejos técnicos para que puedas disfrutar al máximo de tus partidas online:

1. Cierra todas las aplicaciones innecesarias

En primer lugar, cierra todos esos programas que tienes abiertos en segundo plano y que no necesitas para jugar. Cada vez más, nuestros smartphones y nuestros PCs van acumulando procesos y más procesos en segundo plano que, de forma individual, consumen muy poca RAM y muy poco ancho de banda, pero combinados realmente pueden ralentizar tu dispositivo y tu conexión de forma más que notable. No puedes quejarte del ping si mantienes tu Dropbox y el Chrome abiertos. Cierra todo esto antes de ponerte a jugar.

2. Usa una VPN para evitar el ISP throttling

Una VPN es la herramienta que necesitas para evitar el ISP throttling que ralentiza tu conexión en las horas punta. Si no sabes qué es una VPN, una forma de visualizarla es simplemente pensar en servidores encriptados ubicados en otros países. Con una VPN puedes redirigir tu conexión a través de estos servidores y, como toda la información que envíes estará encriptada, tu proveedor de internet no ralentizará tus partidas ni tus streamings, sencillamente porque no sabrá que lo son. Además, con una VPN podrás conectarte de forma directa a un servidor alojado en el país de tu videojuego favorito, lo que reducirá todavía más tu ping.

3. Utiliza un teclado y un ratón gamers

A estas alturas probablemente ya lo sepas, pero siempre conviene recordarlo. No todos los teclados ni todos los ratones son iguales, ni sirven para jugar. Algunos ratones y teclados tienen menos tiempo de respuesta que otros, y esa pequeñísima latencia puede ser el elemento decisivo que te haga ganar o perder una partida. Asegúrate de conseguir accesorios gamers para tu PC que te permitan optimizar tu experiencia de juego, y, si estás jugando desde un smartphone, intenta instalarle un mando físico en su puerto USB. ¡Su capacidad de respuesta es mucho más rápida que la de la pantalla!

4. Actualiza tus controladores

Muchas personas tienden a olvidarse de los controladores de sus equipos, pero son uno de los elementos más importantes para su rendimiento. Incluso una RTX 2080 –o su sucesora, la RTX 3080–, pueden presentar un funcionamiento deficiente si no utilizas sus controladores más recientes. Mantener los controladores de fábrica de tu PC es una pésima idea. Actualízalos en cuanto tengas ocasión, y enseguida te darás cuenta de la mejoría. ¡Asegúrate también de mantener actualizado tu sistema operativo y tus navegadores!

5. Reduce los ajustes de tu juego

Si continúas teniendo un ping alto pese a todo lo anterior, quizá sea el momento de aceptar que tu PC no es tan potente como creías. Pese a todo, siempre puedes reducir los ajustes gráficos de tu juego a cambio de ganar algo más de fluidez en el gameplay. Puedes vivir sin un par de sombreados y sin las texturas premium, ¿verdad? Ve haciendo pruebas con tus ajustes hasta que des con la combinación adecuada que te permita jugar sin lag al tiempo que disfrutas de una experiencia visual agradable.

La clave: optimización del dispositivo + una VPN

La clave para poder disfrutar al máximo de los juegos online pasa por una optimización máxima de tu dispositivo, tanto en materia de hardware –teclado, ratón, monitores– como de software –controladores, sistema operativo, ajustes–. A todo esto, súmale la autopista que tu VPN le dará a tu conexión, ¡y verás cómo tu experiencia con los juegos online mejora por completo!

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.