ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

El más bello amor (VV.AA.): un retrato del amor decimonónico


Cristina Martínez Carou   16/06/2017
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Diez autores del siglo XIX interpretan el romanticismo a través de su prosa.
Portada de El más bello amor (VV.AA.)En qué medida en el amor importa la cuestión de la felicidad personal: todo eso es algo desconocido y cada cual puede interpretarlo como mejor le parezca Hasta la fecha solo se ha afirmado del amor una verdad indiscutible, a saber, que es un gran misterio”.

Con estas palabras de Antón Chejov comienza “El más bello amor”, una antología en la que el romanticismo decimonónico exhibe sus cálidos colores. Publicada en febrero de 2017 por la editorial Siruela, en esta compilación diez reconocidos autores exponen su particular visión de ese misterioso sentimiento que aún hoy nadie ha conseguido comprender ni dominar.

Nombres como Émile Zola, Guy de Maupassant, Charles Baudelaire o Edgar Allan Poe destacan en este recopilatorio editado y prologado por Mauro Armiño.

Así, en sus páginas nos encontramos con la inflamada e hiriente pasión de “La muchacha de los ojos de oro” (Honoré de Balzac); con el amor más allá de la muerte en “Ligeia” (Poe), “La muerta enamorada” (Théophile Gautier) y “Vera” (Auguste Villiers de l’Isle-Adam); con la conquista más divertida e irónica de Don Juan en “El más bello amor de Don Juan”; así como con el deseo culpable y criminal en “Por una noche de amor” (Émile Zola), entre otros.

Si bien la calidad de todos los autores que componen la antología es indiscutible, exploran el romanticismo de formas muy dispares. La oscuridad, la presencia de la muerte y un ambiente opresivo que trata de jugar con la mente tanto de los protagonistas como de los lectores son las claves comunes de los tres relatos que a nivel personal más me gustaron: “Ligeia” (Poe), “La muerta enamorada” (Gautier) y “Vera” (Auguste Villiers de l’Isle-Adam). La genialidad de Edgar Allan Poe me es de sobra familiar, si bien no había tenido el placer de conocer a una de sus damas más arrebatadoras, lady Ligeia. Por su parte, Gautier me sorprendió gratamente con un relato vampírico a la más vieja usanza, mientras que l’Isle-Adam, aun utilizando el mismo tema que Poe, consigue hacerte creer en la continua presencia de la fallecida Vera.

Ilustración de Ligeia, por Harry Clarke“La confesión de una joven” (Marcel Proust), el único relato protagonizado por una mujer, no habla del amor romántico, sino del amor familiar. Proust supo imbuir a su protagonista de un desgarrador sentimiento de culpabilidad que absorbe al lector y convierte esta ficción en una de las más potentes del libro.

Émile Zola explora, en “Por una noche de amor”, los límites que el ser humano es capaz de cruzar por una pasión obsesiva, y cómo la culpa es capaz de ensombrecer la promesa de poseer al ser amado.

También destaca “El más bello amor de Don Juan”, una irónica aproximación a la atracción más inocente, cuyo tono divertido se aparta de la tónica general de la antología, aportándole una distensión y ritmo necesarios.

Las páginas dedicadas a Baudelaire, Maupassant y Chéjov pasan sin llamar la atención, aunque sus relatos son correctos y entretenidos.

No podía dejar de mencionar, además, “La muchacha de los ojos de oro”, el único texto que me desagradó. Balzac no solo se dedica a describir la sociedad parisina de la época y sus clases sociales durante las primeras quince páginas ―lo que a modo de ensayo puede resultar de más o menos interés, pero a mi entender poco aporta al relato del enamoramiento de dos jóvenes de la misma clase―; si no que introduce elementos sin sentido, terminando la trama con un deus ex machina demasiado evidente. Por no hablar del odioso protagonista machista y del pesado estilo del autor. Mala elección por parte del editor, puesto que el primer relato casi me hace abandonar el libro.

También interesante resulta el valor divulgativo de la antología, cuyas páginas ilustran la interpretación que del amor se daba en la sociedad decimonónica, pudiendo compararlo con la literatura romántica actual. Así, nos encontramos con un gran número de flechazos, en el que el hombre queda prendado de una dama de gran belleza y delicadeza, y casi siempre de cuna noble; mientras que ellos pueden ser de variada procedencia y más o menos atractivos.

Un apunte curioso es el gran número de infidelidades y experiencias sexuales prematrimoniales que aparecen en “El más bello amor”, dando rienda suelta los autores al libertinaje tanto masculino como femenino sin excesivas culpas.

Pintura del pintor florentino Federico Andreotti Figueroa (1847-1930)

Por otra parte, la simbolización de las féminas con el pecado y su cosificación (mostrando a la mujer como tonta y enamoradiza, sin más aspiración que la de ser amada), también está presente en la recopilación.

Una recopilación que habla sobre el amor, pero que en ningún momento es capaz de crearlo, de hacérselo sentir al lector. Los autores juegan con el enamoramiento a primera vista o con un matrimonio de larga duración, contando en lugar de mostrar: sin conversaciones cómplices entre las parejas, coqueteos previos o hechos importantes que justifiquen el sentimiento de que une a los protagonistas. Un obstáculo que casi salvan Chéjov, Poe y l’Isle-Adam. Casi.

Lo que me lleva a reflexionar sobre el hecho de que todos los seleccionados sean hombres (¿acaso las escritoras son un invento del siglo XX, señor editor?). Intentar hacer una antología romántica sin contar con presencia femenina es buscar, consciente o inconscientemente, una visión sesgada de la literatura de este hermoso género. Me pregunto si algunas de las reconocidísimas autoras decimonónicas habrían podido evocar el verdadero amor en el lector. De lo que sí estoy segura es de que el resultado habría sido muy diferente.

En cuanto a los aspectos más técnicos, “El más bello amor” es, en general, de una prosa bastante pausada, para paladear poco a poco. Los autores se recrean en descripciones minuciosas, tanto de personajes como de lugares, a nivel psicológico y social. Recurso que logra una buena ambientación, aunque en ocasiones tanto detalle se haga pesado.

En definitiva, estamos ante una antología más que interesante, con relatos de gran calidad y en un formato muy cuidado por parte de Siruela. Sí, puede que no te haga sentir mariposas en el estómago, pero no deja de ser disfrutable, tierna e intensa en ocasiones, irónica y divertida en otras. Recomendada para los que disfruten de la literatura clásica y del romanticismo, para los que gusten de leer sin prisa, saboreando cada palabra, cada frase, arrellanados en el sofá con una taza de café al lado.  

Compra aquí "El más bello amor".



Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
«El arte de vivir en la ciudad», de Adam Ford, publicado en mayo por Ediciones Siruela
Siruela publica en mayo «La muerte espera en Herons Park», de Christianna Brand
«Manual de remedios literarios», de Ella Berthoud y Susan Elderkin, en abril en Siruela
Siruela publica la última novela en vida del Nobel Darío Fo: «El campeón prohibido»
«Una dirección equivocada», de Elisabeth Daly, nueva entrega de la Biblioteca de Clásicos Policiacos de Ediciones Siruela
Articulos Relacionados
Los milagros prohibidos, de Alexis Ravelo: memoria isleña de la Guerra Civil
Asesinato en el jardín botánico, de Santo Piazzese: vital y criminal
El campeón prohibido, de Dario Fo: La novela más vital de su autor
Una dirección equivocada, de Elizabeth Daly: intriga muy bien sostenida
Manual de remedios literarios, de Ella Berthoud y Susan Elderkin: originalísimo tratado de biblioterapia
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Portada de Corazón de tinta, de Cornelia Funke
Cornelia Funke
Portada de El Jinete del Dragón, de Cornelia Funke
Portada de Viento de lo absoluto, de Alois M. Haas
Alois M. Haas
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?