ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de ciencia

La utopía de las normas, de David Graeber: la tiranía de la burocracia


 Ciencias Sociales
Fco. Martínez Hidalgo   29/03/2016
Comenta con tu Facebook
Meneame
     La crítica a la burocracia, habitual en décadas pasadas, ha desaparecido hoy casi por completo hasta el punto de casi aceptarla como inevitable.
Portada de La utopía de las normas, de David GraeberEl antropólogo anarquista David Graeber (USA, 1961) ha ido haciéndose un hueco en el ensayo social a través de su historia personal, en concreto cómo y por qué fue expulsado del sistema universitario norteamericano, y de sus provocadores textos, hasta encontrar en 2006 un refugio estable en la prestigiosa London School of Economics (LSE), además de su reconocimiento como “un destacado antropólogo que ha transformado radicalmente el estudio de la cultura.” Hasta nosotros iban llegando textos sueltos, sobre todo por internet mediante blogs personales donde se difundían sus ideas a través de traducciones libres, hasta que la Editorial Virus publicó ‘Fragmentos de antropología anarquista’ (2011). A partir de aquí, a través del boca-oreja y con la rapidez de las nuevas tecnologías, su nombre se propagó hasta ver, en poco más de cinco años, traducidos tres de sus principales libros: ‘En deuda: una historia alternativa de la economía’ (Ariel, 2012), ‘Somos el 99%. Una historia, una crisis, un movimiento.’ (Capitán Swing, 2014), y ahora ‘La utopía de las normas. De la tecnología, la estupidez y los secretos placeres de la burocracia.’ (Ariel, 2015).

Todos estos trabajos tienen como epicentro a las rutinas organizativas, a los problemas que esas rutinas crean tanto en las organizaciones como en las personas, y a cómo las personas nos relacionamos con esas rutinas para acabar generando en nuestras vidas una profunda sensación de frustración e infelicidad. Estas rutinas poseen distintos niveles y tienen distintas naturalezas, siendo su estudio realmente amplio y complejo, no obstante, y por sintetizar, para Graeber resultan importantes el trabajo y las normas; y vinculadas a estas rutinas analiza también la violencia, la tecnología y la jerarquía social (status, obediencia, clases y niveles sociales, etc.)

La utopía de las normas’ (Ariel, 2015) recoge, en cierta forma, todas estas claves de su obra para centrarlas en un fenómeno en concreto: la burocracia o, como Graeber refiere en no pocos lugares del libro, “el papeleo”. Aquí se sintetiza el trabajo de no pocas personas (centradas en producir y/o en mover papeles de un lugar para otro), la cotidianidad de otras tantas (destinadas a cubrir y perseguir esos papeles en su solicitud de información, ayudas, subvenciones, etc.), la normalidad de aquellas personas que crean esas estructuras organizativas y las ponen a funcionar dotándolas de las normas y los medios técnicos imprescindibles para hacerlas cumplir (inclúyase aquí desde la justicia, hasta la policía, pasando por la clase política), y la vida de todas ellas y de todos nosotros. Por eso mismo, este libro está trufado de casos directamente conocidos por el autor, o casos directamente experimentados por él, u otros casos recogidos por la cultura popular universal en sus distintas manifestaciones creativas -música, literatura o religión (hasta entre los ángeles del cielo había jerarquías y normas que respetar), entre otras.

A pesar de que cada capítulo es un ensayo o capítulo de otra obra independiente, compilados aquí para la ocasión, el mensaje resulta coherente y llega hasta nosotros con total claridad: la mayor parte de las estructuras burocráticas son absurdas, carentes de sentido o, en el peor de los casos, sirven a un sistema de robo social sistemático legitimado por la alianza del poder político (el Estado y el poder que lo mantiene, independientemente de quién lo lidere en un caso o momento concreto) y el poder financiero. Esta vacuidad burocrática surge de una vida esclava de rutinas que, con el paso del tiempo, o han perdido su utilidad o se han fragmentado en otras rutinas que, en vez de hacer las cosas más fáciles y la vida más sencilla, han acabado por complicarla progresivamente cada día. Por ejemplo, un mismo trámite puede requerirnos unos datos u otros, y tener una complejidad distinta, según la administración ante la estemos en cada momento; ¿cómo es esto posible?, ¿resulta razonable? y, con los avances tecnológicos disponibles, ¿siguen siendo estos trámites algo realmente imprescindible?

En paralelo al análisis organizativo, Graeber dedica también un espacio notable del libro a la amenaza de la violencia a través de la fuerza de las normas y sus mecanismos de control del cumplimento, así como a la tecnología. Ambos son medios que participan de la administración, aunque no son administración in estricto sensu sino, más bien, los medios del poder para extender y ejercer su dominio y su control. Hace hincapié en el contexto histórico, en cómo ha sido posible la construcción de este entramado y, especialmente, en cómo se ha llegado a una expansión y consolidación como la actual donde, según él denuncia, la crítica a la burocracia, habitual en décadas pasadas, ha desaparecido hoy casi por completo hasta el punto de casi llegar a aceptar la burocracia como un fenómeno omnipresente e inevitable en nuestras vidas… y con ella también la frustración e infelicidad que nos genera. ¿Es así, no hay otra alternativa, no hay salida?

David Graeber

Graeber defiende que, por supuesto, sí la hay. Su esperanza, no obstante, se muestra difusa. No se sabe todavía de dónde vendrá o cómo será o qué motivo la promoverá, pero, en su opinión, estamos ante una realidad finita y con los días contados. Porque con la burocracia no se trata ni de justificar su “racionalidad”, ni de someternos a su “violencia”, ni de creer (como si de un mito se tratase) de que el cumplimiento de las “normas” es una forma de tranquilidad o de pertenencia a la sociedad, sino de que la burocracia no contribuye -mayoritariamente- ni a una utilidad social ni a una felicidad personal.

En el desarrollo de estas ideas, Graeber utiliza casos claros y con los que resulta muy fácil empatizar, echando mano del sentido del humor o de la ironía para hacer de las ideas accesibles y comprensibles, incluso cuando se trata de conceptos complejos y difíciles de explicar, si de precisar se trata. Además, al utilizar la primera persona en no pocos casos, la lectura se transforma, casi sin darnos cuenta, en una relación social donde las distancias se acortan: mejorando la conversación de la persona lectora con el texto, consiguiendo esa complicidad imprescindible para que durante la lectura intervengan los cinco sentidos, adentrándonos -entre interesados y divertidos- en un texto tan degustable como devorable.

Solo una lectura académica puede encontrar aristas en un texto que, sin embargo, está escrito para una accesibilidad universal, una lectura entretenida y unas conclusiones impactantes. Sin duda, estamos ante su libro más disfrutable para el público general, y que tampoco defraudará al creciente número de lectores y seguidores de David Graeber en España.

Compra aquí "La utopía de las normas".



Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
La editorial Ariel publica la edición anotada de Frankenstein en noviembre
Ariel reedita «Técnicas de golpe de estado», el libro maldito de Curzio Malaparte
Ariel publica la novela histórica y de aventuras Cazadores de piratas, de Robert Kurson
Ariel publica «Off the road. Miedo, asco y esperanza en América», del británico Andy Robinson
La editorial Ariel publica Cuando el hierro era más caro que el oro, de Alessandro Giraudo
Articulos Relacionados
La izquierda feng-shui, de Mauricio-José Schwarz: el azote de la pseudociencia
«50 cosas…» libros que nos enseñarán lo más importante sobre ciencia y filosofía
Identidades, una bomba de relojería, de Jean-Claude Kaufmann: falta de concreción
La renta básica, de Philippe Van Parijs y Yannick Vanderborght: rigor y honestidad de análisis
Perdón imposible, de José Antonio Millán González: Un pequeño manual para aprender a puntuar
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Ariel
Portada de Enrique VIII, el rey y la corte de los Tudor, de Alison Weir
Alison Weir
Portada de El señor de los anillos y la filosofía, de Gregory Bassham y Eric Bronson
Portada de Las trampas del deseo, de Daniel Ariely
Daniel Ariely
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?