ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

El diablo en el cuerpo, de Raymond Radiguet: una novela radicalmente emocional


Fco. Martínez Hidalgo   09/10/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Literatura con mayúsculas desde los ecos del siglo XX que merece ser recuperada y reivindicada como lo que es.
Portada de El diablo en el cuerpo, de Raymond RadiguetUna pluma fugaz pasó por la literatura francesa a comienzos del s. XX para convertirse, a pesar de su brevedad, en una pluma inolvidable. Raymond Radiguet (1903-1923) vivió veinte años, y murió de forma prematura a causa de una fiebre tifoidea. Pero a pesar de tamaña desgracia durante su vida tuvo tiempo para regalar al acervo cultural galo una novela magnífica: ‘El diablo en el cuerpo’ (Alianza, 2014, disponible en FantasyTienda; publicada originalmente en 1923). A ella se suma un magnífico retrato (1915) obra de su amigo Amedeo Modigliani, parte de lo mejor y de lo más recordado del catálogo del pintor francés; otra novela publicada de forma póstuma, ‘El baile del conde Orgel’ (1924); y una influencia escasa aunque de gran peso todavía en la literatura francesa del s. XX, motivada por su audacia estilística y atrevimiento narrativo.

Aunque publicada por vez primera en Alianza Editorial durante 1970, ahora se nos presenta ‘El diablo en el cuerpo’ (2014) dentro de la colección Biblioteca de traductores, en una versión realizada por Vicente Molina Foix quién, además, nos habla de autor y texto en un brevísimo prólogo titulado “La edad ingrata”; en alusión a otro de los títulos provisionales valorados por Radiguet para esta novela. Dos páginas que saben a poco, aunque sí consiguen abrirnos el apetito sobre lo que nos vamos a encontrar, y que podemos sintetizar en una idea: el fuerte contenido autobiográfico ayuda a conocer un poco más a Radiguet, así como el contexto ñoño al que tan radicalmente se enfrentó con su discurso creativo.

Y es que, si bien ahora a Radiguet se le presta mucha menos atención de la merecida, en su tiempo, la osadía de su planteamiento convirtió a esta novela en un texto muy popular. Un joven anónimo de quince años conoce a una joven de diecinueve y, a lo largo del tiempo, desarrollan una relación que irá progresivamente pasando del conocimiento cortés al amor romántico hasta llegar a una pasión enfermiza de indeseables consecuencias. La conmoción social de entonces la causaron varios factores. Uno de ellos es la tierna edad de los protagonistas, además de lo extraño que resultaba todavía, a comienzos del siglo pasado, la inversión de edades entre los personajes masculino y femenino. Otro era la condición especial de la protagonista femenina, Marthe, quién inicia su relación romántica con el joven cuando estaba ya prometida con Jacques (en el frente de la Iª Guerra Mundial) –además de llegar a casarse con él. Pero ninguno de ellos indignó tanto como el tono de la voz masculina en primera persona que narra esta historia, y que corresponde al joven anónimo amante de Marthe.

Una novela capaz de indignar y emocionar, que pone la carne de gallina y los pelos como escarpias, y a la que es imposible todavía hoy permanecer indiferente.

La fuerza de la voz narradora resume las mejores esencias y capacidades de Raymond Radiguet: un manejo sublime del ritmo de la novela, un cambio en los perfiles psicológicos coherente con ese ritmo, además de un discurso emocional progresivamente desquiciado que da perfecta cuenta del proceso psicológico degenerativo que atraviesa el narrador. A todo esto hay que sumar un desarrollo de las ideas maduro a la par que contumaz, donde el personaje del joven debe rebelarse contra las convenciones sociales, los deseos familiares, los anhelos personales o los propios instintos para mantener, siempre en primer plano y a pesar de las no pocas dificultades, su pasión por Marthe.

Si se debiera destacar un mérito sobre todos los demás este sería, con pocas dudas, el manejo perfecto del ritmo narrativo y de cómo este ritmo marca a la perfección la evolución degenerativa de la voz narradora. El punto de partida es el de un joven amado por sus padres y buen estudiante que, al cumplir quince años, inicia un proceso de cambio interior. Al comienzo, esta transformación se observa en el desapego respecto a sus compañeros de curso –solo cuenta con la buena amistad de su compañero René, o con la rebeldía en la escuela materializada en la forma tan poco original de los novillos; pero todo comienza a cambiar drásticamente cuando conoce a Marthe.

Poco después de conocerse, Marthe miente a sus padres y a su prometido para pasar algo de tiempo con él, mientras nuestro protagonista falta a clase, y eso él lo considera un acto de entrega. A partir de aquí, desde la conquista de Marthe hasta su total rendición, él recurrirá a la mentira y al engaño, a la manipulación y al maltrato psicológico, al abuso físico o al chantaje emocional, con tal de que todos actúen tal y como él quiere. Tanto es así, que lleva a Marthe a un aislamiento prácticamente total, a una máxima degradación emocional, y a un extremo debilitamiento físico; degeneración muy delicada por cuanto Marthe llega embarazada al final de esta relación. Un proceso de extrema dureza en cuanto a su discurso, a las imágenes que construye, y al destino de cada uno de los personajes.

Raymond RadiguetPágina tras página, paso a paso, este proceso se va construyendo y justificando, dando voz a un personaje mezquino y egoísta, cínico y despótico, hasta casi podríamos decir que psicótico, cuyos constantes cambios de opinión y juicios extremos son síntoma de un estado mental prácticamente desequilibrado. Sin embargo, su pasión por Marthe es tan febril que la lectura, y la emoción del lector, se divide entre la comprensión del sentimiento romántico y el rechazo nauseabundo a cómo se expresa ese sentimiento. La novela aparenta ser un texto de madurez pero, de fondo, late una novela radicalmente emocional donde se describe un caso de degeneración mental y de maltrato psicológico. Marthe pasa de ser un objeto de deseo a ser la víctima de una voz narradora moralmente abyecta.

Sobre los motivos de este proceso, curiosamente, el título ejerce de innegable factor explicativo respecto al motor de la novela. El “diablo” que ha controlado el “cuerpo” de la voz narradora parece ser quién causa este cambio interior de tan demoledoras consecuencias. Pero con el paso del tiempo, el tramposo deus ex machina oculto tras el título, quizás motivado por una necesidad explicativa ajena por completo al texto, ha dado paso a una cruda realidad contemporánea de enfermedad mental y de malos tratos. Se desconoce el motivo de introducir este “diablo”, pero sí se sabe que la actualidad del texto es innegable, y el mérito tras su escritura resulta evidente. No solo por la modernidad que destila, máxime en una época como aquella, sino también por ser una novela capaz de indignar y emocionar, que pone la carne de gallina y los pelos como escarpias, y a la que es imposible todavía hoy permanecer indiferente.

Literatura con mayúsculas desde los ecos del siglo XX que merece ser recuperada y reivindicada como lo que es: la prueba palpable de que la novela tiene todavía caminos por recorrer.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Alianza editorial publicará «The ballad of Black Tom» de Víctor LaValle en mayo de 2018
Alianza reedita «Las Fuentes Perdidas» de José Antonio Cotrina
Alianza editorial publica Lady Susan y otras novelas de Jane Austen
La última primavera, de Concha Perea se publicará en Alianza Runas en mayo
Alianza editorial celebra el bicentenario de Jane Austen con una edición ilustrada de «Orgullo y prejuicio»
Articulos Relacionados
Las fuentes perdidas, de José Antonio Cotrina: fantasía urbana, oscura y violenta
Lady Susan y otras novelas, de Jane Austen: la reina del romántico en formato breve
El zoo de papel y otros relatos, de Ken Liu: no puede faltar en ninguna estantería
Orgullo y prejuicio. Ed. ilustrada, de Jane Austen: joya de colección de la maestra del romántico
El muro de las tormentas, de Ken Liu: la Dinastía del Diente de León continúa
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Póster de La Alianza del Mal
Escena de La Alianza del Mal
Escena de La Alianza del Mal
Escena de La Alianza del Mal
Escena de La Alianza del Mal
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?