ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Cinco hitos de la Nintendo de Hiroshi Yamauchi


 Nintendo Wii  Nintendo 3DS
Sp1ke   05/10/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     El pasado Septiembre nos dejaba Hiroshi Yamauchi, mito del mundo de los videojuegos. En FantasyMundo repasamos su legado a través de cinco de sus más sonados logros.
Como muchos ya sabéis, Hiroshi Yamauchi, presidente de Nintendo durante 53 años y dueño de los Mariners de Seattle, falleció el 19 de Septiembre a los 85 años. Hoy, en vuestra página favorita, vamos a recordar algunos de los momentos más importantes que la compañía japonesa vivió durante su mandato.

5. Dar el salto a los videojuegos.

Quizá no sea una de aspectos más conocidos de Nintendo, pero antes de dedicarse a fabricar consolas y videojuegos, se dedicó a muchas otras cosas. Originalmente una compañía de cartas, tras una estancia en los Estados Unidos, Yamauchi regreso a Japón decidido a diversificar las actividades de su empresa. Así pues, en poco tiempo entraron en negocios tan distintos como gestionar una compañía de taxis llamada Daiya, fabricar arroz instantáneo e incluso llevar las riendas de un hotel del amor (Un hotel de amor es un tipo del hotel muy celebre en Japón al que las parejas acuden y pagan una habitación por horas para f... bueno, ya sabéis para qué).

Pese a tantos esfuerzos Nintendo estaba al borde de la quiebra cuando Yamauchi-san descubrió un prototipo una especie de garra telescópica creada por un trabajador de la compañía, Gunpei Yokoi, que este utilizaba para facilitarse el trabajo. Yamauchi insistió en que ese artilugio fuese producido a gran escala y publicitado como un juguete, convirtiéndose en el primer éxito de los de Kioto. Pocos años después, y debido al éxito de sus productos electrónicos, Nintendo era la compañía juguetera más importante del País del Sol Naciente.

Mas las ambiciones de Hiroshi eran insaciables, y con el objetivo en mente de convertir su empresa en una de las más importantes del mundo, invirtió gran parte de las ganancias en la fabricación de videojuegos a nivel doméstico. En 1977 llegó al mercado Color TV-Game 6, la primera consola de Nintendo y el resto, es historia.

Hiroshi Yamauchi

4. Confiar en Miyamoto (y en los demás creadores).

Pongámonos en situación; finales de los 70, un joven programador recién salido de la facultad tiene una visión; hacer una máquina recreativa en la que un personaje rechoncho y con bigote tiene que rescatar a una princesa de las garras de un mono gigante que le lanza barriles que los jugadores tendrán que esquivar. Teniendo en cuenta el panorama de la industria en la época (hablamos de los años de Pong y Space Invaders), lo más probable es que casi todos los CEO del mundo le hubiesen mandado a barrer la fábrica por tan descabellada idea. Pero Hiroshi Yamauchi era de otra pasta, y decidió darle los recursos necesarios al joven Miyamoto para llevar a cabo su primera obra, el hoy mítico Donkey Kong.

Tras esto, la sociedad Nintendo-Miyamoto nos traería otras grandes sagas, como Super Mario Bros. o The Legend of Zelda.

Aunque este no es sino un ejemplo más de la libertad creativa que Yamauchi daba a sus creativos. Para la historia quedarán colaboraciones como las que tuvieron con Square, a la que debemos Final Fantasy, con Rare (Donkey Kong Country) o con Retro Studios (Metroid Prime), todas ellas compañías externas que, pese a contar con apoyo económico del gigante japonés, disfrutaban de una independencia que muchas echaron en falta cuando dejaron de trabajar con la Gran N y se fueron, por ejemplo, a asociarse con Microsoft.

3. La apuesta por el juego portátil
.

En 1989, con Nintendo dominando el mercado doméstico del videojuego, salió al mercado la primera consola para llevar a cualquier lado. Lógicamente hablamos de la pequeña Game Boy.

Pero hagamos un poco de historia y repasemos el camino que nos lleva hasta este gran momento de la historia de la industria: los motivos de Yamauchi para apostar de una manera tan decidida por el mercado portátil los encontramos en una exitosa familia de juegos electrónicos de bolsillo creados por un tal Gunpei Yokio (sí, el mismo de la garra) conocidos como Game & Watch. Estas pequeñas consolas ofrecían juegos simples que podían llevarse a cualquier lado y gozaron de una gran aceptación sobre todo en Japón, país en que se hace un gran uso del transporte público.

Viendo lo bien que se vendían estos productos, en Nintendo se liaron la manta a la cabeza y decidieron llevar el juego portátil al siguiente nivel, produciendo una consola de videojuegos que, si bien no era demasiado potente, contaba con una autonomía y un tamaño excepcionales para la época. Las Game Boy se vendieron como rosquillas y dieron comienzo a la única linea de productos en la que la compañía nipona nunca ha abandonado la cabeza, ya sea con la familia Game Boy o con la actúal familia DS.

Super NES - Consola

2. El Cerebro de la Bestia.

A diferencia de la Nintendo actual, centrada en productos familiares, en la época de Yamauchi-san la apuesta estaba claramente encaminada a tener la máquina sobremesa más potente del mercado (algo que fue así hasta el lanzamiento de la primera Xbox).

Dentro de las sobremesas lanzadas durante la presidencia de Hiroshi Yamauchi, hubo una que gozó de una gran popularidad, logrando vender 50 millones de consolas alrededor de mundo. La gran Super Nintendo.

Fabricada desde 1990 hasta el 2003 y pese a ser menos vendida que su hermana pequeña, SNES tiene el merito de ser la primera consola “cool”, sobre todo en los Estados Unidos. Así pues, gracias a su variado catálogo de juegos (y al mayor poder adquisitivo de aquellos que eran jóvenes en la época de la NES original) las consolas abandonaron paulatinamente las habitaciones de los pequeños de la familia para instalarse en los salones de las casas, hasta llegar al grado de aceptación con el que cuentan hoy en día, en el que son casi obligatorias al lado de cualquier televisión.

Y todo ello gracias a una consola que nos dio juegos tan variopintos como Super Mario World, Terranigma o FIFA. Pero si hablamos de juegos, mejor lo hacemos en el siguiente punto...

1. The Legend of Zelda Ocarina of Time.

Y llegamos a la que es, posiblemente, la elección más personal de esta breve lista.

Sin duda, a lo largo de las 5 décadas en los que Yamauchi-san fue presidente de Nintendo, miles de juegos fueron lanzados para sus consolas. Pero hay uno que destaca de manera especial sobre todos los demás, ya que, posiblemente, se trate del mejor juego de todos los tiempos: The Legend of Zelda Ocarina of Time.

OoT fue lanzado en 1998 para Nintendo 64 y desde ese momento se convirtió en un juego histórico al recibir la primera puntuación perfecta en la célebre revista Famitsu. Y no es para menos: unos gráficos inimaginables para la época, una historia memorable, un sonido sin precendentes y un sistema de juego que ha influido en prácticamente todos los juegos de aventuras hasta la fecha lo hacen merecedor de todos los elogios que podamos imaginar, y es, sin duda, el mejor legado que nos puede dejar el ya desaparecido Hiroshi Yamauchi. El videojuego hecho arte.

Y hasta aquí llega este sencillo pero sentido homenaje a la figura de un profesional que, mediante sus acciones y decisiones, ayudó a definir la industria de los videojuegos tal y como es hoy en día. Requiescat in pace, Yamauchi-San.

Hiroshi Yamauchi

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?