ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
Aviso de cookies
       Artículo de ciencia

Los que tienen y los que no tienen, de Branko Milanovic


 Ciencias Sociales
Fco. Martínez Hidalgo   26/06/2012
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Una lectura capaz de llamar a la conciencia rebelde al golpe en la mesa y a la acción responsable, con la fuerza de un huracán. Sencillamente, un ensayo magistral.
Portada de Los que tienen y los que no tienen, de Branko MilanovicEste libro te cambia la vida para siempre. Sí. Aunque suene exagerado, la lectura de ‘Los que tienen y los que no tienen’ (Alianza, 2012, disponible en FantasyTienda) se sitúa en el privilegiado pedestal de las experiencias capaces de marcarte, de transformar tu forma de ver las cosas. Quizás sea por su extraña estructura, con textos de desarrollo acompañados por breves teselas explicativas. Quizás por su sentido del humor e ironía, de grano fino en la mayor parte de los momentos, aunque también sabe ser claro y contundente cuando corresponde. O a lo mejor porque, entre otras virtudes, denuncia con honestidad y transparencia la forma que tenemos de ver las cosas cuando, con los anteojos puestos, y por encima de hechos y cifras, nos empecinamos en observar realidades inexistentes.

Branko Milanovic llama nuestra atención sobre cómo, casi inadvertidamente, vamos poco a poco substituyendo la perspectiva comparatista de la desigualdad, por la perspectiva autonomista de la pobreza. Renunciamos a ver la situación del otro en relación a la nuestra, limitándonos a encerrarnos en nosotros mismos y emitir un lamento desesperado por nuestra situación. Con el tiempo, a lo mejor así acabaremos observando la pobreza como una enfermedad crónica que sobrellevar, con inevitable padecer y sin que nada se pueda hacer por cambiarlo… ¿o sí?

Y es que, si con anterioridad a la Revolución Industrial era la desigualdad de la renta la que marcaba las diferencias entre unos y otros, e incluso justificaba las diferencias de clase capaces de disgregar la sociedad internacional entre propietarios (los que tienen) y desposeídos (los que no tienen), ahora parece que las cosas han cambiado de forma notable. Tras la revolución industrial las diferencias entre los países se disparan. Unos apuestan por un comercio más abierto con otros países, destrozando los muros a base de diplomacia (Europa) o a cañonazos (Asia). Otros sin embargo quedaron más rezagados, comienza a surgir lo que pocas décadas después se conocería como el Tercer Mundo.

Las fronteras para escapar a la miseria se cierran, y los ricos siguen amasando sus riquezas a costa de los mismos pobres de siempre.

En nuestros días, la desigualdad de situación resulta ser la frontera fundamental que divide a las personas. Ya no se trata, fundamentalmente, de cuanto ganamos, sino de dónde tenemos la suerte de nacer. Los pobres de los países ricos pueden tener una renta varias veces superior a la mayor parte de la población de los países pobres. Un desequilibrio definitivo para comprender la presión migratoria, el creciente gasto de los países ricos por vigilar y blindar sus fronteras, el constante esfuerzo por implementar políticas “de desarrollo” que reduzcan los incentivos de la población propia para emigrar hacia los países ricos…

En definitiva, una causa del miedo que asola a los países ricos y retrae la globalización, el comercio internacional y la competitividad o el crecimiento de las economías nacionales.

Las diferencias de situación pueden ser también importantes dentro de los propios países. Branko Milanovic destaca la creciente desigualdad interna en países como China, dónde conviven zonas tan ricas como el país más rico (fundamentalmente, costeras) con otras zonas tan pobres como el país más pobre. Una desigualdad de explicar la crisis y desmembración de la URSS, y que según Milanovic podría poner en riesgo también la estabilidad política de otros países en una situación similar. Pues, en su opinión, la alta desigualdad en zonas geográficas próximas muestra una tendencia sostenida a crear tensiones políticas capaces de sobrepasar la violencia y llegar incluso hasta el desmembramiento de los territorios.

Branko Milanovic

Tales argumentos se presentan desde distintas ópticas del máximo interés para el lector curioso. Por ejemplo, sobre la desigualdad entre las personas: ¿sabes quién ha sido la persona más rica del mundo?, ¿estás seguro que el socialismo es el sistema político más igualitario?, y en tu sociedad ¿sabes quién se beneficia más por la redistribución fiscal?, ¿o puedes imaginar que en tu país puedan existir varios países a la vez? Cada uno de los tres bloques por los que está construido este libro tiene preguntas similares que, con respuestas claras y concisas, ayudan a entender de forma didáctica y entretenida el funcionamiento de la desigualdad.

Pero escribir un ensayo sobre economía con rigor, independientemente de qué aspectos trate, no resulta sencillo en cuanto a los aspectos conceptuales y técnicos se refiere. Por eso es de agradecer que Milanovic eche mano de la imaginación (con ejemplos sorprendentes) y del más elevado didacticismo para explicarnos qué es y cómo se mide la desigualdad: coeficiente de Gini, comparación en dólares PPA, elaboración de índices capaces de comparar lugares lejanos de épocas diferentes… resultarán claramente comprensibles y la mar de familiares al acabar de leer este ensayo.

Las tres piezas que configuran ‘Los que tienen y los que no tienen’ (Alianza, 2012) amplían nuestras miras sobre la importancia de la desigualdad, sobre su actual configuración, y sobre las muchas cosas que todavía podemos hacer para cambiar el mundo en que vivimos. Con humor y fina ironía, didactismo y sagacidad, Branko Milanovic desvela las nuevas realidades y derrumba los viejos mitos que todavía persisten sobre un mundo donde las desigualdades crecen, las fronteras para escapar a la miseria se cierran, y los ricos siguen amasando sus riquezas a costa de los mismos pobres de siempre.

Una lectura capaz de llamar a la conciencia rebelde al golpe en la mesa y a la acción responsable, con la fuerza de un huracán. Sencillamente, un ensayo magistral.

Página 1 de 1



Los que tienen y los que no tienen
Los que tienen y los que no tienen

20.00 € 19.00 €
 
El estado emprendedor
El estado emprendedor

21.00 € 19.95 €
 
¿Está ud. de broma, Sr. Feynman?
¿Está ud. de broma, Sr. Feynman?

21.50 € 20.43 €
 
Calidad de la enseñanza en tiempos de crisis
Calidad de la enseñanza en tiempos de crisis

20.00 € 19.00 €
 
 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Alianza publica la novela Invierno en París, de la británica Imogen Robertson
Alianza publica Matemáticas: una breve introducción, del profesor Thimoty Gowers
Calidad de la enseñanza en tiempos de crisis, de Marchesi y Martín, en Alianza
El pasado junio fue el más caluroso del que se tienen registros
Aprender Economía ahora es posible con Animal Crossing
Articulos Relacionados
El diablo en el cuerpo, de Raymond Radiguet: una novela radicalmente emocional
Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez: en la trastienda, una realidad de miseria y muerte
Mercaderes y banqueros de la Edad Media, de Jacques Le Goff: Imprescindible
Eduardo Garzón: «El PP busca deteriorar las condiciones de la sanidad pública para fomentar la privada»
Historias de San Petersburgo, de Nikolai Gógol: algunas de las obras maestras breves más esenciales
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Economía
Eduardo Garzón Espinosa
Eduardo Garzón Espinosa (2)
Macroeconomía
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?