ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

La casa infernal, de Richard Matheson


 Terror / Suspense
Jorge Lara Gómez   08/11/2011
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Una historia clásica de fantasmas encerrados tras los muros de una mansión victoriana. Sin duda, muy buena elección para una noche de tormenta.
Portada de La casa infernal, de Richard MathesonEsta novela de terror, avalada por el mismísimo Stephen King, de la cual ha dicho que “De todas las novelas sobre casas encantadas, es la más aterradora que se ha escrito jamás” nos viene de la mano de la editorial Minotauro, que ha decidido recuperar bajo la colección Clásicos Minotauro una serie de títulos de algunos de los autores más importantes del género de terror o de la ciencia ficción como Ray Bradbury, Arthur C. Clarke, David Seltzer, Ursula K. Le Guin o Richard Matheson, del cual la editorial ha escogido, por una parte una obra de culto, “Soy Leyenda” (disponible en FantasyTienda) y por otra, esta que nos ocupa, “La Casa Infernal” (disponible en FantasyTienda).

La acción nos sitúa en 1970, y nos presenta a un nonagenario millonario, el Sr. Rudolph Deutsch, en sus últimos días de vida, que está obsesionado con saber si existe algo más allá de la muerte y para ello, y pese a la objeción de su hijo William para el que los fantasmas no existen y que estima que la investigación no es más que un desvarío de la anciana cabeza de su padre, reúne a un elenco de personajes variopintos, cada uno experto en una rama distinta de la ciencia paranormal para que en el transcurso de una semana, per fast et nefast, es decir, a cualquier precio y por cualquier medio, puedan demostrar con hechos constatados si es posible la vida después de la muerte.

El grupo elegido por el venerable anciano para tan singular encargo está liderado por Lionel Barret, el escéptico del grupo, doctor en física, experto en parapsicología y firme defensor de que la ciencia está por encima de las supersticiones. Según él, los fenómenos paranormales son producidos por la energía electromagnética que emiten todos los seres vivos y que queda contenida en ellos sin disiparse y para demostrarlo ha construido una máquina, el Reversor, que se encarga de absorber esta energía, como así piensa demostrar en esta expedición.

Al buen doctor, le acompañarán: su mujer y ayudante Edith, la cual posee, sin saberlo, cierta sensibilidad para atraer hacía si la actividad paranormal; Florence Tanner, antaño actriz televisiva con algún que otro papel en Hollywood, y ahora famosa médium mental, cuyas creencias chocan frontalmente con las del Dr. Barret. Ella al contrario que éste, cree firmemente en el más allá y es capaz de establecer contacto mental con los espíritus, pero únicamente puede admitirlos en forma de pensamiento; el grupo lo cierra, Benjamin Franklin Fischer, el médium físico, a diferencia de Florence, los espíritus pueden ocupar su cuerpo y comunicarse a través de él. Antaño considerado el psíquico más importante de Estados Unidos, pero en la actualidad sólo una triste sombra de lo que fue, pero al que no le importará revivir una antigua pesadilla.

“Mis dientes son los de un carnívoro y, cuando sonrío, parezco un animal gruñendo. Tengo la tez pálida porque odio el sol y evito el aire libre. Mi rostro es aterrador, pues es el de un demonio que ha adoptado un aspecto humano… soy Emeric el Malvado”

Para que le sean proporcionados los hechos, el Sr. Deutsch envía a esto cuatro cazafantasmas al único lugar de la tierra que él conoce en el que aún no se ha podido rebatir la supervivencia a la muerte: la mansión Belasco, La Casa Infernal, la cual dista mucho de ser la típica casa encantada, ya que es considerada como el Everest de las mismas y ya fue anteriormente investigada en dos ocasiones: en 1931, a través de un grupo de tres personas y en 1940 con un grupo de cinco personas, en ambos ocasiones con consecuencias dramáticas y desastrosas, ya que ocho de las personas implicadas en ambas expediciones acabaron asesinadas, se suicidaron o internadas presas de la locura; y sólo una de ellas logró salir con vida pero totalmente desquiciada: ¡Benjamin Franklin Fischer! al que la Policía encontró desnudo en el porche de la casa y con el pelo completamente blanco pese a tratarse de un adolescente…

La mansión se encuentra deshabitada desde hace más de veinte años, y debe su sobrenombre a unas escenas de horror, depravación y libertinaje sexual del todo inimaginables, llevadas a cabo, a través de un peculiar dominio mental, por su anterior dueño: Emeric Belasco, al que podría describirse bien como el fruto de una inverosímil relación entre el Marqués de Sade y Leatherface (“caracuero” de "La Matanza de Texas") con Jack Torrance ("El Resplandor") como matrona del parto o bien, como a Emeric gustaba de definirse: “Mis dientes son los de un carnívoro y, cuando sonrío, parezco un animal gruñendo. Tengo la tez pálida porque odio el sol y evito el aire libre. Mi rostro es aterrador, pues es el de un demonio que ha adoptado un aspecto humano… soy Emeric el Malvado”.

¡En esta jodida casa, Dios no existe! “…las creencias personales del grupo serán llevadas al límite y en ocasiones su fe se tambaleará como una torre de gelatina, pero cada uno tiene sus propias razones para enfrentarse al mal encarnado entre esas cuatro paredes y luchar contra sus propios demonios internos y por ello la casa les ha dejado entrar, pero, ¿les permitirá salir?... “ ¡La casa acabará con todos!! “… se oye por los sombríos pasillos mientras se difuminan los ecos de unas risas estridentes.

Richard Matheson

Considerado por Ray Bradbury como “uno de los mejores escritores del siglo XX“ y profusamente premiado, con dos Bram Stoker, varios World Fantasy, un Locus o un Hugo entre muchos otros, Richard Matheson, ante las dificultades laborales para ejercer su profesión de periodista, se encaminó a la narrativa y comenzó a publicar relatos cortos de todo tipo a partir de 1950 en la revista “Magazine of Fantasy an Science Fiction” a través de la cual saltó a la fama tras la publicación de su primer relato: “Nacido de Hombre y Mujer”, una historia escrita en forma de diario por un niño deforme de ocho años cuyos padres mantenían encadenado en un sótano.

Estamos ante un autor tremendamente prolífico cuyas señas de identidad literarias son: la irrupción de la anormalidad en la realidad, la cotidianidad del miedo y la paranoia, y la angustia vital; y que no lo teme a ningún género como demuestran sus relatos y novelas sobre ciencia ficción, terror, fantasía y western. En el mundo literario es conocido mundialmente sobre todo por su primera novela, publicada en 1954, “Soy Leyenda” en la que eludía clichés e incorporaba por primera vez una explicación racional al mito del vampirismo y que ha contado en su paso por la gran pantalla, con mayor o menor acierto, con Vincent Price (1964) Charlton Heston (1971) y Will Smith (2007) en el papel de Robert Neville; y también por la novela que llegaría dos años después, en 1956, “El Hombre Menguante” convertida a su vez en película de culto, (¿quién no recuerda esa lucha a muerte entre Scott Carey y una araña, usando como arma una aguja de coser?) y que supuso el comienzo de su carrera en el cine al realizar él mismo, la adaptación del guión, al que siguió posteriormente la adaptación cinematográfica de su relato “Duelo”, para la ópera prima de Steven Spielberg: “El diablo sobre ruedas”. Otras obras suya llevadas al cine han sido “Mas allá de los sueños” protagonizada por Robin Williams o “El último escalón” con Kevin Bacon.

Matheson además es un afamado guionista de televisión, firmando algunos de los mejores capítulos de la series “La Dimensión Desconocida” (Twilight Zone) o de “Star Trek”. En la actualidad siguen en activo y recientemente ha publicado la novela “The Woman”, (editorial Gauntlet Publications, disponible en Amazon), una historia contemporánea mitad suspense, mitad terror, y que se desarrolla en Los Ángeles, sobre una extraña joven que se cuela en una fiesta que se vuelve incontrolable y dando un giro mortal a la celebración. Aún así nos queda legado Matheson para rato ya que tres de sus cuatro hijos: Chris, Richard Christian y Ali Matheson, también son escritores y guionistas.

"La Casa Infernal" tiene un comienzo muy prometedor, pero durante parte del desarrollo de la historia, pero para mi gusto, que soy firme creyente en el más allá, se enreda en dar demasiadas explicaciones científicas a los hechos que acontecen en la mansión, minando el terreno romántico que tiene el mito de las casas encantadas en particular y de los espíritus en general. En esta obra el autor, al igual que ya hizo en “Soy Leyenda” con el vampirismo, se centra demasiado en proporcionar al lector una explicación racional al mito del fantasma y a los fenómenos que le rodean, a través de la lucha entre ciencia (Dr.Barret) y leyenda (Florence), y llegaremos a un punto de la obra, sobre todo al llegar a la última página, donde tendremos que preguntarnos si la ciencia destruyó la leyenda, o la leyenda devoró a la ciencia y a todo lo que se puso por delante, respuesta ésta que puede dejar en el paro a Iker Jiménez y su troupe o como mal menor, convertir su programa “Cuarto Milenio” en tan solo “Cuarto Decenio”.

Fuera de bromas, la obra tiene los ingredientes clásicos de las novelas de fantasmas: ectoplasma, mecedoras que se mueven solas, ruidos, posesiones, objetos que vuelan, psicofonías…hasta un tenebroso pantano de acertado nombre la Ciénaga Bastarda. Os aseguro que hay muchos, muchísimos pasajes terror que te pondrán la piel de gallina sobre todo si la lectura es nocturna y de repente escuchas un ruido. El detalle del gato que deambula por los pasillos dando arañazos a las sombras o quedándose mirando donde, visualmente, no hay nadie y la anciana pareja que les lleva los alimentos sin ser vistos, añaden un toque extra de tensión a la historia y en ocasiones pueden recordar algunos pasajes a los descritos en “El Resplandor”, pero quizás la opinión que tiene Stephen King sobre esta novela resulte un poco exagerada. En definitiva estamos ante una historia clásica de fantasmas encerrados tras los muros de una mansión victoriana, con un aporte extra de explicación científica de los hechos que allí acontecen y que pondrá tus creencias a prueba. Sin duda, muy buena elección para una noche de tormenta. La Casa Infernal te está esperando… ¿te atreves a entrar?

Como curiosidad os dejo una foto de “La Casa del Número 13”, situada en Baton Rouge, Louisiana. La cual es considerada por la revista Hauntworld como la casa encantada más terrorífica de Estados Unidos, a la que no le falta de nada: desde un horno crematorio, a un laberinto de oscuros túneles pasando por un puente por encima de un pozo de aguas tenebrosas, y por supuesto… fantasmas.

La Casa del Número 13, en Baton Rouge, Luisiana


La Nota: 6,5 sobre 10.
La Alternativa: “Apartamento 16”, de Adam Nevill, editorial Minotauto y disponible en FantasyTienda.
El Consejo de Jorge: ¡Abre tu mente!, ya que cuando uno la abre a lo imposible, a veces encuentra la verdad, aunque ésta te conduzca irremediablemente a la muerte.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Portada de Soy Leyenda, de Richard Matheson (Booket)
Artwork de Soy Leyenda, de Richard Matheson
Novela gráfica inspirada en Soy Leyenda, de Richard Matheson
Portada de Soy Leyenda
Portada de Soy Leyenda de Bantam Books (1964)
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?