ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Las sombras del horror. Edgar Allan Poe en el cine


 Terror / Suspense  Ensayo
Eidián   21/01/2010
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Vosotros los que leéis aún estáis entre los vivos; pero yo, el que escribe, habré entrado hace mucho tiempo en la región de las sombras.
Portada de Las sombras del horror. Edgar Allan Poe en el cineNo tengo ningún empacho en reconocer que Edgar Allan Poe (1809-1849) es uno de mis escritores favoritos. En este año 2009 que se acaba de ir se ha aprovechado el bicentenario de su nacimiento (y 150 aniversario de su muerte, no lo olvidemos) para hacer nuevas ediciones de sus cuentos. La lista es larga. Destacar, entre muchas, las de Covarrubias, Biblioteca Nueva, Alpha Decay, Catedra, Libros del Zorro Rojo, Anaya, Alianza… Y apenas se ha resaltado que Poe puso sus mejores esfuerzos en levantar una poesía que el veía como máxima expresión de la creación literaria mientras que sus cuentos los percibió, casi siempre, como un modo alimenticio de vivir.

Irónicamente, hoy en día se recuerda fundamentalmente a Poe por sus cuentos y casi exclusivamente por los de temática de terror gótico en los que reformuló con una maestría inigualable el relato romántico de terror inglés, extractando los elementos que percibía como más apreciados por los lectores, dándole una nueva vida y un nuevo sentido cuya vigencia sigue incólume hasta nuestros días. Pocos habrá que no asocien a Poe con imágenes de caserones enormes y decadentes, gente enfermiza de cuerpo y alma e historias de amores terribles y condenados, y ello sin conocer la verdadera obra del escritor. Es el mito de Poe, alimentado con el malditismo de su propia vida: huérfano, pobre, alcóholico, poeta despreciado, enamorado perdidamente de su jovencísima prima que murió a los 25 años, siendo su esposa, y su desolador final, abandonado por todos los que le conocieron… Esta imagen romántica y no demasiado exacta sobre su figura (en su época no fue tan desconocido como luego se ha llegado a creer y, sobre todo, se duda de su gran alcoholismo) ha perseguido a Poe hasta nuestro siglo y define toda la relación de los lectores con su obra.

Estamos ante un libro de indudable valía, tanto en el terreno de la investigación como del entretenimiento, recomendable en todos los sentidos y que origina un sano interés (o perturbador, quien sabe) tanto por la obra escrita de Poe como por su plasmación fílmica.

¿Qué creen que identificaría un lector habitual con Poe? ¿”La máscara de la muerte roja” o “Los anteojos”? Mientras que todo el mundo (ustedes ya me entienden) relaciona a Poe con relatos de terror y redivivas varias casi nadie lo ve en plan humorístico pidiendo que lo embalsamen dos siglos para darse una vueltecita por el mundo del año 2045 (“Conversación con una momia”). El mito terrorífico y gótico de Poe ha fagocitado la realidad del escritor y lo ha llevado de la mano hasta un siglo XX que no dudó en aprovechar la popularidad de su obra para trasladarlo a uno de los medios artísticos más divulgado de la centuria: el cine.

Es en este campo donde se ha realizado en España uno de los homenajes más originales al “Año Poe” que acaba de terminar, el libro "Las sombras del horror. Edgar Allan Poe en el cine" (Valdemar, 2009, disponible en FantasyTienda) que recoge las venturas y desventuras de los cuentos de terror del escritor en el ámbito cinematográfico.

Edgar Allan PoeEste libro, promocionado desde el Festival Internacional de Cinema Fantástic de Catalunya (el Festival de Sitges, vamos), es obra del interés demostrado por Antonio José Navarro, crítico e historiador del cine de origen catalán, que ha logrado reunir a unos cuantos especialistas en el género para forjar una obra curiosa, siempre interesante, y, en algunos momentos, excepcional. Reproduzco el índice que ya trasluce la bondad general del estudio: Introducción: "Edgar Allan Poe y el cine. ¿El demonio de la perversidad?" de Antonio José Navarro. "Ciudadano Poe" de Vicente Muñoz Puelles (especializado en literatura americana). "Las huellas de Tamerlane" de José María Latorre (crítico de cine y escritor de terror). "Corman & Poe" (o manual práctico de adaptación literaria) de Roberto Cueto (historiador y especialista en música de cine). "De Poe a Buñuel: la amada en la cripta" de Pilar Pedraza (historiadora, ensayista pluritemática y escritora de terror). "Mentes criminales: Edgar Allan Poe y el género policial" de Jesús Palacios (escritor y crítico de cine). "Flores curiosas de la cripta fílmica de Poe" de Montserrat Hormigos (crítica de cine y periodista). "La deconstrucción de Poe en el cine de la posmodernidad" de Ángel Sala, director del ya mencionado Festival Internacional… etc., etc..

Como se puede apreciar Navarro ha contado con el trabajo de varias mentes brillantes para llevar a buen puerto este estudio-homenaje que, sin embargo, no resulta tan homogéneo en sus resultados como nos hubiese gustado. El propio Navarro da una explicación de este hecho en su introducción al recordarnos que este libro propone un estudio analítico pero “necesariamente limitado” debido a la misma amplitud del tema tratado. De esta forma algunos estudios nos han resultado escasos en sus planteamientos y conclusiones, no por la falta de interés de lo expuesto ni por un planteamiento inadecuado sino porque, debido a las escasas páginas disponibles, algunos de los autores han desarrollado ideas breves y otros no las han desarrollado tanto como lo harían en otro contexto.

En especial, y lo digo con gran sentimiento, me ha decepcionado un tanto el trabajo de Pilar Pedraza que, tomando como referencia su trabajo anterior ("Espectra: descenso a las criptas de la literatura y el cine", Valdemar, 2004), ha realizado un breve estudio (23 páginas con ilustraciones) sobre la ruta que conduce desde Poe y su tema de las “revenantes” (las que regresan) hasta Buñuel y su versión de "Cumbres borrascosas", la novela hiper-romántica de Emily Brönte. Aunque se añaden algunos otros ingredientes (el paso de Buñuel por una adaptación francesa de “El hundimiento de la casa Usher” de Poe, la presencia de muertas redivivas en otras películas del aragonés y el tratamiento del hijo de Buñuel del tema) las páginas, sin dejar de ser interesantes pues trazan una línea de influencia que hasta ahora no se había apreciado, son un poco excesivas para tan poca carnaza. No sé, quizás es que esperaba algo magistral de tan insigne escritora y no la anécdota interesante pero algo alargada que nos proporciona. Como decía antes, quizás la adecuación al volumen de páginas ha sido decisiva en este caso.

De igual forma se hace sentir el escaso número de hojas en el estudio de Jesús Palacio sobre las adaptaciones de los relatos policiacos de Poe protagonizados por el insigne Auguste Dupin. En este caso las páginas nos saben verdaderamente a poco puesto que el tema (Poe como creador del género detectivesco que alumbró a personajes como Holmes, Poirot, Sam Spade, el inspector Wallander o incluso ¡Bill Grissom!, el célebre jefe del C.S.I. Las Vegas) da para mucho y la influencia de Poe en las apariciones cinematográficas posteriores (pongamos tan sólo en las adaptaciones de Sherlock Holmes cuyo último ejemplo acaba de llegar de la mano de Guy Ritchie) se intuye inmensa.

Para el último trabajo, realizado por Ángel Sala, nos pasa algo parecido que con Palacio: nos parece corto, dirigiéndonos por ciertos senderos hacia el futuro de las adaptaciones de los textos de Poe, circulando a través de las últimas referencias cinematográficas contemporáneas sobre su obra… y eso que nos lleva desde los parajes japoneses hasta la casita de los ex-señores Cruise en “Eyes wide shut” de Kubrick. Un largo viaje desde el terror gótico a la destrucción personal y la vaciedad sentimental.

Igualmente meritorios pero, para mi gusto, mejor adaptados al formato de pequeños estudios que el libro recoge, son "Ciudadano Poe", un relato ameno e interesante de los últimos días de Poe, relatado como si de un cuento se tratara, con referencias a la biografía del autor y con un final tan triste como conocido, tan real como mítico. También me resulta muy interesante "Las huellas de Tamerlane", donde se indaga la influencia de Poe en el cine desde sus primeras décadas hasta la llegada del “giallo” italiano, concretando su influencia sobre todo en uno de sus máximos exponentes, Mario Bava. Aunque, siempre en mi humilde opinión, los estudios que más me han interesado han sido los titulados "Corman & Poe" y "Flores curiosas de la cripta fílmica de Poe", el primero porque trata con la suficiente ironía la manipulación a veces simplemente vergonzante que Corman llevó a cabo de los relatos de Poe para ganarse una pelillas fílmicas (un subtítulo como “Todo lo que Poe no quiso decir sobre el sexo y Corman se atrevió a preguntarse” es muy revelador a este respecto) y el segundo por ser un sugerente “collage” de varias rarezas peliculeras en torno al escritor y sus relatos (los experimentos animados del checo Jan Svankmajer y el mediometraje de Fellini “Toby Dammit”, basado en uno de los cuentos humorísticos de Poe, han constituido toda una revelación para mí).

En conclusión estamos ante un libro de indudable valía, tanto en el terreno de la investigación como del entretenimiento, recomendable en todos los sentidos y que origina un sano interés (o perturbador, quien sabe) tanto por la obra escrita de Poe como por su plasmación fílmica. Lo lamentable y temible es que, como ya se han acabado las celebraciones al respecto, tengamos que esperar otros 50 años para que se realicen o publiquen estudios más profundos sobre Poe en el campo cinematográfico. Ojalá me equivoque y no tenga que lamentarme pensando en ese futuro como el protagonista del relato “Sombra”:

Vosotros los que leéis aún estáis entre los vivos; pero yo, el que escribe, habré entrado hace mucho tiempo en la región de las sombras.

Como no diría Poe: “la esperanza es lo último que se pierde”.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Edgar Allan Poe
La Furia del Mar
Edgar Allan Poe
Ilustración sobre Edgar Allan Poe
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?