Bethesda demostró en 2014 que recuperar sagas clásicas puede ser todo un acierto si los proyectos se cuidan y se tratan con cariño. Wolfestein: The New Order fue un soplo de aire fresco en una época en la que la regeneración automática de salud, la escasa dificultad y los escenarios pasilleros se habían convertido en los amos y señores de los shooters en primera persona. El juego resultó ser una obra más que notable que reinventaba por completo la franquicia y nos presentaba a un BJ Blazkowicz más humano que nunca, aunque también más bestia y temible.
Ahora, tres años después Wolfestein: The New Colossus recupera todo lo bueno de la anterior entrega y añade y mejora todos los elementos que se echaron en falta en su momento para dar forma a un título superior en casi todos los aspectos y que, sin duda, gustará mucho a los fans de los fps clásicos.

A nivel argumental The New Colossus se sitúa cinco meses después del final de The New Order, presentándonos a un Blazkowicz que se está intentando recuperar de las heridas sufridas en el combate contra Calavera, aunque las secuelas del combate parecen haber hecho mella en un cuerpo lleno de marcas de guerra. Tras derrotar a Calavera, el siguiente paso de los rebeldes consiste en liberar Estados Unidos creando una revolución que aleje a los nazis de las calles y el poder, pero Frau Engel, la fanática que ya conocimos brevemente en la entrega anterior, no nos pondrá las cosas nada fáciles.

Wolfenstein II: The New Colossus

El desarrollo de los personajes – especialmente en el caso de Blazkowicz – es mucho más marcado que antes, dejándonos escenas emotivas que nos ayudarán a comprender el pasado y la forma de ser de cada uno de los miembros del equipo. La trama también ha recibido una atención mucho mayor, lo que nos ayuda a introducirnos en este mundo liderado por el ejército alemán. Eso sí, las escenas violentas, casi rallando en el gore y la violencia gratuita se han multiplicado y el humor irreverente y absurdo también hace acto de presencia. En nuestro caso lo vemos como un gran acierto porque ayuda a remarcar el horror de la guerra a la vez que el juego nos deja claro que no se toma en serio, pero es posible que algunos jugadores sientan rechazo ante algunas de las escenas más salvajes que se presentan en algunos momentos del juego. Este intento por parte de MachineGames y Bethesda de querer profundizar en la trama queda patente cuando descubrimos que Wolfestein: The New Colossus tiene más de tres horas de cinemáticas que se intercalan a lo largo de una campaña de unas 15 horas de duración que puede alargarse mucho más en función del nivel de dificultad y del tiempo que pasemos completando misiones secundarias una vez terminada la trama principal.

Esta mejora en la forma de contar la trama y de presentar a los personajes se combina con un gunplay que bebe directamente de lo visto hace tres años. El juego cuenta con un arsenal de 10 armas compuesto por pistolas, ametralladoras, hachas, escopetas, lanzagranadas y láseres que desintegran a nuestros enemigos como si fuesen de papel. Por supuesto, el juego nos permite equipar dos armas a la vez a cambio de perder la capacidad de apuntar con precisión, pero, la verdad, empuñar un cañón laser y un lanzagranadas a la vez, no tiene precio.

Wolfenstein II: The New Colossus

The New Colossus recupera un elemento que, aunque no tiene nada que ver con los títulos old school, gustó mucho a los jugadores de The New Order: un sistema de perks muy similar a lo visto en Oblivion hace unos años. Dependiendo de nuestra forma de jugar, a lo largo de la campaña iremos desbloqueando todo tipo de habilidades que nos permitirán progresar y enfrentarnos de formas más variadas a nuestros rivales. Así, por ejemplo, si eliminamos enemigos con el hacha de forma sigilosa, desbloquearemos la posibilidad de movernos más rápidos cuando estamos agachados, y si acabamos con enemigos disparando en la cabeza ampliaremos la capacidad de los cargadores de algunas de nuestras armas. En total, tendremos más de 12 habilidades diferentes que podremos ir mejorando cumpliendo ciertos requisitos. Eso sí, los puntos de mejora se asignan automáticamente, por lo que nuestro único objetivo será jugar de la forma que mejor se adapte a nuestro estilo de juego.

Por supuesto, el juego prescinde de la regeneración automática de vida y nos obliga a buscar botiquines y armaduras para mejorar nuestros puntos de vida. Aun así, si nos han herido y nos ocultamos durante unos segundos, podremos regenerar un máximo de diez puntos de vida, lo que puede suponer un gran respiro en mitad de un combate complicado.

También hay que destacar que el título no vive únicamente de combates, ya que también tendremos fases de sigilo, zonas en las que tendremos que eliminar a los comandantes para evitar que pidan refuerzos, batallas contra jefes finales y zonas de descanso y organización cuando estemos en el submarino que hace las veces de base central.

Wolfenstein II: The New Colossus

Además, la desarrolladora ha incluido multitud de coleccionables en forma de revistas, documentos, ilustraciones, cromos y archivos de voz que podremos encontrar si optamos por explorar a fondo los escenarios, algo muy recomendable si se quieren descubrir detalles interesantes de la historia, de los personajes y del alzamiento del Tercer Reich.

En lo que respecta a la dificultad, Wolfestein: The New Colossus es terriblemente complicado. El juego cuenta con seis dificultades desde el primer momento y las dos últimas son un auténtico infierno desde el primer momento. Un par de disparos pueden acabar con nosotros sin problemas y la Inteligencia Artificial responde muy bien en todas las situaciones, lo que se transforma en emboscadas continuas, granadas que caen a nuestros pies, y enemigos protegidos tras coberturas que se piensan muy bien cuál es el momento correcto para salir al descubierto. Además, una vez que completemos el juego por primera vez, desbloquearemos un nuevo nivel de dificultad con permadeath en el que no podremos guardar, por lo que tendremos que completar el juego de un tirón y sin morir en ningún momento.

Wolfenstein II: The New Colossus

A nivel técnico, el juego utiliza el iDTech 6 llevado a su límite, lo que deja tras de sí escenarios muy detallados, llenos de secretos, recovecos y matices. La ambientación del juego cambia cada pocas horas, pasando de una Manhattan convertida en un yermo radioactivo a una Nueva Orleans pantanosa. Los escenarios siguen siendo amplios y, aunque en algunos momentos nos veremos limitados por zonas llenas de pasillos, la mayor parte del tiempo podremos movernos con libertad por escenarios con varias alturas y caminos para afrontar los combates de varias formas distintas.

El juego no baja de los 60 fps en ningún momento y la versión de PC cuentan con opciones exclusivas como la posibilidad de activar el modo ultrapanorámico así como resoluciones mucho más altas que las vistas en PlayStation 4 Pro.

Wolfenstein II: The New Colossus

En lo que respecta al apartado sonoro, hay que destacar que, pese a que el juego ha llegado completamente doblado al castellano por actores de doblaje conocidos, en ocasiones los diálogos pierden algo de fuerza debido al intento de introducir la palabra nazi en frase. No será extraño oír diálogos que tengan frases como “esa bomba atómica nazi”, “el tranvía nazi”, o edificio lleno de nazis”. Es cierto que, como decíamos anteriormente, el juego busca no tomarse en serio, pero, aun así, algunos diálogos pierden fuerza por este motivo.

Por otro lado, la música cuenta con temas de rock y en general con temas en los que las guitarras eléctricas son las protagonistas, algo que encaja a la perfección con la temática dura y fanfarrona del juego.

Wolfenstein II: The New Colossus

Conclusión

Wolfestein: The New Colossus es la clara definición de más y mejor. La trama y el desarrollo de personajes es mucho más atractivo e interesante, el gunplay se ha perfilado para hacerlo más suave y preciso y los niveles y escenarios son mucho más amplios y variados. Todos estos cambios solo mejoran lo visto hace tres años en The New Order, por lo que los fans de Blazkowicz tienen aquí un título de acción clásico perfecto con el que pasar varias horas aniquilando nazis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here