Weird DetectiveBienvenidos de nuevo a los oscuros callejones del cómic independiente americano, en esta ocasión y gracias a los chicos de Medusa Cómics contamos con el primer tomo, de una de las series que está haciendo furor dentro de la editorial Dark Horse, se trata de “Weird Detective”, una serie guionizada por Fred Van Lente (“Increíble Hércules”) y que cuenta con el aterrador dibujo de Guiu Vilanova (“The Twilight Zone”) y el primigenio coloreado de Maurício Wallace.
Pero ¿qué es “Weird Detective”? Pues es una carta de amor al noir y a los mitos de Chutulhu todavía más evidente de lo que fue el Fatale de Brubaker y Phillips, con mucha menor profundidad y potencia pero sin insinuaciones ni parecidos, esto es una historia de los Mitos que creara el señor H.P Lovecraft allá por los años 20. La fascinación por los horrores cósmicos del escritor de Providence ha hecho que su mitología haya continuado seduciendo a lectores y escritores con el paso de las décadas, saltando no sólo al terreno de la narrativa, si no también películas, videojuegos y juegos de rol, plataforma con la que los autores de este tomo tuvieron a bien encontrarse por primera vez con la obra de Lovecraft, y es que ambos escribieron varios módulos para el juego de rol“La llamada de Chutulhu”.

Weird Detective“Weird Detective” es también una promesa de algo más que de momento se queda en una primera aventura que si bien cierra nos deja con un montón de interrogantes. Un tomo que recoge las cinco grapas americanas que nos narra las peripecias de Sebastian Greene, antiguamente un policía mediocre que en los últimos años ha batido el récord de casos resueltos dentro de una comisaria dedicada a los casos que no quiere nadie, esto ha levantado las sospechas de un grupo de policías corruptos y por ello ha decidido mandar a investigarle a Sana Fayez. La llegada de Sana coincide con una ola de extraños crímenes sin aparente relación, están apareciendo cuerpos en la ciudad a los que parece que se les ha drenado todo el interior, por lo que el asesino ha recibido el apodo de del “asesino de cartón de zumo”.

Sin duda un caso nada normal que  requiere los servicios de un detective nada normal, parece que horrores cósmicos de más allá del tiempo y el espacio están atacando la ciudad y quizás sea necesario un monstruo para cazar a otro monstruo. Tranquilos que el propio Greene nos explica sus complejos dones y la aburrida vida tetradimensional a la que se ven sometidos sus 17 sentidos, Greene sabe más de nosotros que nosotros mismos y por ello desmitificará nuestros falsos 5 sentidos en pos de los tres reales que tenemos, a la par que muestra alguno de los suyos como “Rennakesh” que le permite ver ubicaciones emocionales y leer mentes o “Ranos” el sonar inverso que le permite entrar en fase. Greene es un tipo un tanto peculiar que mantiene conversaciones airadas con su gato gruñón, sólo se alimenta de bebidas energéticas  mientras aprende a ser un gran detective viendo viejas películas de “Sherlock Holmes” o “Philip Marlowe”.

Weird DetectiveToda la obra rezuma acción, gore, humor negro y absurdo, es un delicioso pastiche por el cual puede haber un banda de gangsters profundos con relaciones con Insmouth, menciones a la Gran Raza y a los Primigenios, atentos a la doble splash que se marca Vilanova para mostrar a Chutulhu y compañía. Y como esta historia podría ser una continuación directa de los trabajos de Lovecraft o Dethler, atentos lo bien cogida que está la mitología de la Gran Raza y los pólipos. Esperad devorar las páginas, ir saltando de acción en acción y de horror en horror, tan de pronto vais a ver una pelea a muerte entre dos seres que no son de este mundo como un jocoso momento en el que Greene decide regalar de cumpleaños al hijo de su compañera unas pinzas para el coche por que había oído por ahí, que “es mejor tenerlas y no necesitarlas que necesitarlas y no tenerlas”.
Estamos ante una obra pulp e irreverente que se centra en la función de entretener y horrorizar, y pese a que como he dicho toda la trama principal del “asesino del cartón de zumo” queda resuelta, así como la secundaria de la “cosa nostra profunda”, hay algunos flecos sobre qué provocó el cambió de Greene, sobre esa amenaza que está deseando parar y en concreto todo son incógnitas sobre el escritor de terror J. Randall Carter (de nuevo un homenaje que suena muy parecido a ese Randolph Carter del maestro Lovecraft) que parece saber mucho y estar siempre rodeado de cucarachas, lo cual es de nuevo un guiño al futuro que le reserva a la Gran Raza el propio Lovecraft.

Weird DetectiveVan Lente ha logrado entretejer y entretener e incluso sembrar semillas estelares para que el lector de así quererlo ellos, él mismo o la editorial vuelva a tener su ración de “Weird Detective”, aunque debo decir que el que está inmenso es Vilanova, su recreación de los seres primigenios de Lovecraft  es tan perfecta como la de los mejores bestiarios que consultemos, su narrativa es dinámica y escabrosa, pudiendo acometer batallas monstruosas, dinámicas cómicas o costumbristas y cuadros de autentico suspense y horror sin fallar en ninguno de estos elementos de que se compone esta extraña y única obra.

No quiere dejar de señalar el magnifico trabajo del portadista Francisco Francavilla, maestro del terror que maravilla a propios y a extraños con “Archie y el Más Allá” y que nos brinda unas portadas que son casi carteles del las películas de horror de los años 50, una maravilla visual.

Sin duda una compra obligada para todos los amantes de la obra de Lovecraft y su círculo, los amantes del pulp y del terror más allá de zombies y vampiros, algo extraño nuevo, diferente y necesario. ¿Estás dispuesto a poner tu cordura en juego para descubrir los misterios que esconde el mundo de Sebastian Greene? ¡Sería toda una locura no hacerlo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here