Norma editorial continúa con la publicación de “The ancient magus bride”, el espléndido manga seinen de fantasía de Koré Yamazaki. Aunque su sexto tomo salió en el mes de septiembre, su temática invernal y navideña invita a leerlo (o releerlo).

En este nuevo volumen, Chise celebrará su primera Navidad junto a Elias, Ruth y Silky. Unas fiestas llenas de emoción y magia. Se reencontrará con antiguos personajes como Alice, la aprendiz de mago, y hará nuevas amistades cuando, en medio de un páramo nevado, un niño desaparece y es aparentemente olvidado por su familia. Mientras las hadas siguen haciendo de las suyas, Chise se conocerá un poco más a sí misma, y descubrirá una de las facetas más humana de Elias.

Los clásicos capítulos navideños convierten a este tomo en uno de los más emotivos y cálidos, centrado en en la fortaleza (y la fragilidad) de los lazos familiares. El expresivo estilo de Yamazaki hace de las escenas navideñas y de los paisajes nevados un placer para los ojos que provoca más de una sonrisa.

Dichas escenas resultan un escenario ideal para seguir ahondando en la relación entre los dos protagonistas. La evolución de Chise es muy notable. Mucho más segura en su nuevo hogar, comienza a demandar independencia y espacio para sí misma. Esta nueva actitud genera tensiones en la pareja, pues para Elias supone un cambio difícil de aceptar. Pero también se convierte en una gran oportunidad para que ambos aprendan a entender mejor los sentimientos del otro, y los suyos propios.

Claro que no todo iban a ser navidades. “The ancient magus bride” 6 presenta dos arcos principales, enfocados sobre personajes secundarios.

En el primero conoceremos las motivaciones y el pasado de Alice, la aprendiz de Renfred, así como aquello que la une a su maestro. Unos capítulos profundos e interesantes, salvando el breve y marcadamentemente adoctrinador diálogo sobre el consumo de drogas (niños, no os droguéis). Este último un recurso que la mangaka nunca ha utilizado y que habrá que perdonarle.

El segundo arco grande es el de Stella, una niña cuyo hermano pequeño ha desaparecido como por arte de hada, y que embarcará a Chise y Elias en una búsqueda a través de parajes salvajes en pos de una criatura con la que no se debería jugar, por más que ella quiera.

La llegada del invierno posee el tomo entero cubriéndolo de blanco, oscuridad y luz. Los bellos paisajes de Yamazaki se convierten en paraísos invernales; en hogares cuya lumbre ahuyenta la oscuridad y en bosques tan bellos como sobrecogedores. En ellos habitan cientos de criaturas mágicas, unas más amables que otras, que aún después de seis volúmenes siguen resultando curiosas y variadas.

La ambientación, lograda a través de la fusión de nuestra realidad cotidiana con el espíritu de la mitología celta, conforma un mundo evocador que todo amante de la fantasía y la magia disfrutará al recorrer.

Nos encontramos, en definitiva, ante otro tomo impecable del que me parece uno de los grandes mangas de la actualidad, y que no puedo dejar de recomendar. Como también recomiendo, si no lo conoces, que le des una oportunidad a su anime. Una serie de Wit Studio que se encuentra en emisión y que ha sabido captar toda la belleza de la obra original.

Elijas el formato que elijas, “The ancient magus bride” te hechizará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here