Stardust: perfecta introducción ilustrada a GaimanStardust es un cuento. Con todas las de la ley. Y cuando me refiero a cuento, me refiero a la típica imagen que te viene a la cabeza al oír la palabra “cuento”. Toda la magia, todas las aventuras, la narrativa, toda la esencia de la “historia de antes de dormir”, con sus brujas, sus peligros y sus romances. Gaiman sabe sintetizar a la perfección esa aura mágica que solo los cuentos saben recrear.

Y las ilustraciones de Charles Vess no hacen por sacarnos de ese influjo, pues todo en ellas nos recuerda lo que estamos leyendo.

Pero ¿de qué trata Stardust? Gaiman nos narra la historia de Tristan Thorn, un joven tan peculiar como sus orígenes, el cual está profundamente enamorado de la chica más hermosa del pueblo, Victoria. Intentando conquistarla, una estrella cae en el bosque al otro lado de Muro, la frontera entre nuestro mundo y el de las hadas. Tristan promete traerle a su amada esa estrella si así logra ganarse su corazón. Con esa idea en mente, comienza el viaje de Tristan.

Stardust: perfecta introducción ilustrada a Gaiman

Una premisa muy sencilla, ¿no? Claro, debe serla, seguimos hablando de un cuento. Pero la cosa se complica cuando conocemos a Yvaine, la estrella en sí, la cual al tocar suelo pierde su forma de estrella para convertirse en una joven muchacha. Tristan deberá cargar con ella en contra de su voluntad mientras otras muchas historias tejen su propio camino alrededor de ellos: una bruja que busca recuperar la juventud para ella y sus hermanas, la letal carrera entre unos hermanos para convertirse en los herederos de su reino, la maldición de un príncipe convertido en ardilla, una cabra que en su día fuera un niño… Todo este marco se teje de forma ajena a la historia de Tristan, solo para dar forma y veracidad al mundo, y se entremezclan de forma natural y orgánica. Las piezas caen y van encajando mientras Tristan e Yvaine recorren su camino, no siendo impuestas por el autor para añadir más drama al asunto.

Stardust: perfecta introducción ilustrada a GaimanHe de avisar: Stardust no es propiamente un cómic. Es un cuento ilustrado. Narrado en tercera persona, con mucho texto por página, e ilustraciones que se van adaptando en distintos formatos al papel. No es difícil de leer, y las ilustraciones rara vez se encuentran en el mismo sitio o tienen el mismo tamaño en dos páginas seguidas. Si buscas un cómic, solamente un cómic, no es Stardust lo que buscas. Si quieres una buena historia, entretenida y fácil de leer, independientemente del formato, deberías echarle un ojo.

Ni que decir tiene que esta obra no tiene apenas nada que ver con la adaptación a la gran pantalla, por si alguien lo temía.

En resumen, un buen cuento de hadas del que ningún adulto debería esconderse. Los fans habituales de Gaiman no deberían perderse esta pieza, y todos aquellos lectores que no estén familiarizados con el autor tienen en esta una buena muestra de cómo es su obra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here