De la mano de Sumo Digital nos llega Snake Pass. Este estudio ha trabajado en otros juegos conocidos como la nueva entrega episódica de Hitman o LittleBigPlanet 3 y, ahora, nos sorprende con este juego de puzles y aventuras basado en el mítico juego de la serpiente que vimos hace años en dispositivos móviles.

El juego está protagonizado por la perezosa serpiente Noodle. Noodle vive tranquilo en Heaven Tor con su hiperactivo e inseparable amigo Doodle. Un día, su tranquilidad se ve alterada por un intruso desconocido. Debido a esto, Noodle y Doodle tendrán que recorrer la jungla en la que habitan a lo largo de una serie de niveles para recuperar la tranquilidad de su mundo.
Cada uno de los niveles de esta aventura combina las físicas y los puzles ya que tendremos que recuperar las piedras mágicas que dan energía al portal para viajar entre los distintos niveles. Durante los niveles encarnaremos a esta escurridiza serpiente que tendrá que reptar, escalar y enrollase para superar los diferentes obstáculos a lo largo de los niveles y restablecer la energía del portal.

En los que respecta a la jugabilidad, el juego transmite muy bien la sensación de ser una serpiente tanto en el movimiento como en las mecánicas. Por un lado, el movimiento de reptar nos permite movernos más rápido (lo cual es un poco incómodo, puesto que para ir recto tienes que moverte de forma errática en lugar de ir recto sin más, pero comprensible debido a la naturaleza del protagonista) y la dirección se dirige mediante el giro de la cabeza. El sistema de movimiento no se siente brusco y responde muy bien a la interacción del usuario.

Snake Pass

Por otro lado, las mecánicas nos meten en la piel de una serpiente tanto en el movimiento general a la hora de reptar como a la hora de resolver puzles. Además, tendremos la ayuda de nuestro inseparable amigo Doodle, que nos podrá echar una mano en determinados momentos sujetando nuestra cola para reducir el peso y asi poder llegar a zonas elevadas. De esta forma pesaremos menos y nos costará menos escalar obstáculos, pero también seremos más cortos, por lo que no podremos enrollarnos a objetos con la misma facilidad para escalar o avanzar por ellos, ya que nuestro cuerpo será más corto puesto que no dispondremos de la parte que lleva Doodle.

Es importante remarcar que, tras probar las dos opciones, nos ha parecido más sencillo jugar con mando que con teclado y ratón. Al jugar con el teclado, ciertas acciones se complican demasiado, algo que no ocurre al jugar con pad.

A nivel de diseño de niveles, el juego hace un gran trabajo escalando la dificultad a medida que avanzan. Los primeros niveles son más sencillos y se nota que están hechos para que nos acostumbremos a los controles y los diferentes elementos del escenario, aprender cómo interactuar con ellos y, prácticamente, pasar por un tutorial oculto que permite aprender las nociones básicas del juego. Sin embargo, a medida que el juego avanza, los mapas se vuelven más grandes y los puzles más desafiantes. Esto mantiene el nivel de dificultad del juego que, con la introducción de nuevos elementos en los niveles hace que siempre nos sintamos desafiados por el juego y tengamos que hacer gala de las habilidades adquiridas en los niveles anteriores para superar los desafíos que se presentan. Aun así, incluso los primeros niveles supondrán un pequeño reto, algo muy de agradecer en pleno 2017.

Snake Pass

Snake Pass es un juego bastante rejugable. En cada nivel, además de las piedras mágicas necesarias para activar el portal y superar la fase, hay orbes ocultos y monedas a lo largo de todo el mapeado. Para poder encontrarlas todas y hacerse con todos los orbes habrá que dedicar tiempo a buscar en cada rincón los escondites donde se encuentran. Además, esto obliga a recorrer cada rincón del nivel y a estudiar con detenimiento cada hueco para no dejar nada atrás

En lo que respecta al apartado visual, el juego está desarrollado en Unreal Engine 4 y se nota desde el primer momento. El juego hace gala de unos paisajes muy coloridos llenos de vegetación que reacciona cuando pasamos por encima de forma dinámica. Los efectos sobre el agua y otros líquidos que normalmente son elementos muy complejos de implementar, aquí cuentan con movimientos dinámicos y su estado de movimiento perpetuo demuestran el trabajo puesto en el título.

En cuanto a la fauna, encontraremos algunos pequeños bichos que huirán de nosotros si nos acercamos, generando un universo visualmente vivo. Se nota el esmero y el cuidado que han puesto en esto, hasta el punto de que los niveles están diseñados de forma que el jugador aprecie cada rincón de los mismos buscando y explorando para completar el nivel.

A nivel sonoro, el título cuenta con una banda sonora tranquila y ambiental que acompaña en todo momento sin destacar, pero aportando su granito de arena para generar la ambientación perfecta para el juego. Se integra para hacer del juego una experiencia relajante y apacible, acompañandonos en este colorido y mágico universo.

Snake Pass

En conclusión, el paso del 2D al 3D le sienta genial a este clásico. Este juego de puzles y aventura nos mete de lleno en la piel de la serpiente con un sistema de control complejo de dominar pero muy reconfortante cuando se consigue. Los puzles son variados, y las distintas mecánicas que se van implementando aportan un toque necesario y divertido para mantenernos enganchandos hasta completar el juego por completo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here