Cuando parecía que Nintendo 3DS tenía las horas contadas con la llegada de su hermana mayor, Nintendo Switch, un nuevo capítulo de la franquicia Shin Megami Tensei regresa para esta portátil, dispuesto a sorprender, entretener y a dejar claro que se mantiene como una de las sagas de culto japonesas más exitosas, en cuanto al género JRPG se refiere, junto a pesos pesados como Dragon Quest y Final Fantasy.

Shin Megami Tensei está desarrollada por ATLUS, unos expertos en el género del rol de fantasía, esta saga está basada en la obra de Aya Nishitani, que sirvió de inspiración para dar vida al primer título en la ya lejana época de 8 bits, un juego de rol y combates por turnos que llamó la atención de los jugadores japoneses en su día. En occidente se resistió un poco más a triunfar y a día de hoy, continúa como una saga desconocida, de hecho, la saga que nació a partir de esta, con el nombre de «Persona», está ganando más renombre en occidente gracias a la próxima entrega que se lanzará en PlayStation 4. El público que conoce esta saga está de enhorabuena con este lanzamiento, todos aquellos que no la conozcan o simplemente por algún conocido ha llegado este nombre a sus oídos, les recomiendo ofrecer un voto de confianza a este universo post apocalíptico, lleno de demonios y con difíciles dilemas morales a los que se enfrentarán nuestros personajes.

Shin Megami Tensei IV: Apocalypse

Esta nueva entrega continuará la historia del título original Shin Megami Tensei IV, que narraba las aventuras de nuestro personaje Flynn dentro de un mundo lleno de demonios. Después de una guerra nuclear contra los demonios, la destrucción fue total y pocos sobrevivieron, salvo los ciudadanos de Tokio, el único lugar a salvo donde aún se podía vivir. De esto ya hace casi tres años y en esta ocasión la historia continúa desde la anterior entrega, pero tenemos otro punto de vista, que nos llevará de la mano junto a nuestro protagonista Nanashi, un adolescente de 15 años que aspira a convertirse en un cazador, pero como suele ocurrir en todas las grandes historias, necesitas empezar desde abajo para llegar a lo más alto. El sentimiento de tener una visión más cercana a la de los civiles es bastante interesante y le otorga un poco más de frescura a este título, los personajes son lo suficientemente carismáticos para ganarse tu atención y su evolución dentro de la trama es bastante interesante.

La localización continúa siendo Tokio, con la salvedad de que en esta ocasión todos los ciudadanos y demonios están encerrados en esta ciudad, bajo una enorme cúpula imposible de atravesar. El aislamiento en una guerra entre ángeles y demonios, junto al bloqueo de la luz solar, crea la mezcla perfecta para un estado de desesperación entre los civiles, que sienten estar en medio de un fuego cruzado. Con esta premisa nos encontramos ante una trama a la altura de la saga llena de giros inesperados y momentos de tensión absoluta que nos mantendrán enfrente de la portátil durante horas; posiblemente conozcáis esa sensación de satisfacción tras terminar una gran trama desde el punto de inicio hasta el final, pues bien, esta será una de las recompensas que obtengamos al completar el título.

Shin Megami Tensei IV: Apocalypse

Entrando en la jugabilidad, estamos ante un juego de rol tradicional japonés que recuerda ligeramente a «Pokemon», uno de los objetivos será reclutar demonios para que formen parte de nuestro equipo, cada demonio tendrá sus habilidades y debilidades, por supuesto cada uno con su trasfondo. Una opción muy importante será la posibilidad de fusionar estos pequeños demonios creando otros más poderosos, subirán de nivel y aprenderán nuevas habilidades, por supuesto, estas serán mucho más poderosas, lo notaremos conforme vamos avanzando en la aventura ya que la dificultad de esta se va reduciendo, el comienzo puede resultar algo duro.

Muchas empresas japonesas, cuando dieron el salto generacional a PlayStation 2 y Xbox sufrieron un estancamiento a la hora de potenciar sus juegos, esto se puede ver en sagas como Monster Hunter o Yakuza, pues bien, Shin Megami Tensei IV: Apocalypse no es una excepción, aunque gráficamente el juego aprovecha muy bien la portátil de Nintendo, jugablemente parece un juego anclado en el pasado, la estructura continúa siendo exactamente la misma que sus predecesores y los cambios, aunque son interesantes, son escasos. Por supuesto esto no quita que las mecánicas que hicieron grande a esta saga, a día de hoy continúen funcionando a la perfección y diviertan tanto como en las anteriores entregas.

El sistema de combate continúa siendo por turnos, como los clásicos juegos de rol japonés, con una vista que nos permitirá observar de una forma más detallada a los demonios y buscar sus puntos débiles. A esto tenemos que añadirle que su sistema Press Turn Battle continúa siendo una genial idea; con este sistema nuestras acciones serán premiadas o castigadas durante el combate, con más o menos turnos. Y para no salir de lo clásico, los monstruos los podremos capturar una vez estén debilitados, seguro que esto os suena de algo.

Shin Megami Tensei IV: Apocalypse

Como ya comenté anteriormente, el apartado gráfico está realmente trabajado, podemos dividirlo en dos partes, las situaciones en las que estamos en entornos totalmente 3D y las conversaciones y viñetas realizadas en 2D. En la primera parte, los escenarios están totalmente logrados, realmente aquí es dónde se ve la verdadera potencia que se le puede sacar a esta portátil, en algunos tramos incluso nos llevaremos alguna sorpresa que es mejor no contar. Como punto negativo diré que utilizan escenarios ya creados en otras entregas, están cambiados, pero no deja de llamar la atención. El juego se mueve realmente bien, los tiempos de carga cuando cambiamos de escenarios son un poco excesivos cortando el ritmo en ocasiones, artísticamente el juego está a un nivel muy alto, los diseños continúan siendo conservadores respecto a sus anteriores entregas y eso es algo que no tiene por qué ser malo. La banda sonora sin dejar de ser mala puede que esté por debajo de lo que estamos acostumbrados en Shin Megami Tensei.

Conclusión

Con pequeñas mejoras, pero tampoco excesivas, vuelve uno de los grandes dentro del género JRPG. Durante unas 60 horas podemos disfrutar de un videojuego profundo y divertido, con un sistema de combate muy pulido junto a una historia memorable, viviremos grandes momentos y giros argumentales que nos sorprenderán, nos sentiremos identificados con los personajes y en poco tiempo nos empaparemos de todo su mundo gracias a la magnífica dirección artística, un juego totalmente recomendable para todos aquellos que les apetezca disfrutar de una gran experiencia de rol japonés en un formato portable.

Los jugadores de la saga tendrán que perdonar o agradecer la continuidad de este título, mientras que los nuevos jugadores tendrán que dejarse atrapar por el universo de Shin Megami Tensei.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here