Hay veces que ser padre es duro, pero ¿y si perderíamos a nuestra hija de la peor forma posible? Esta es la situación a la que se enfrenta el detective más famoso de todos los tiempos, Sherlock Holmes, en su nueva aventura para PC, Xbox One y PlayStation 4: Sherlock Homes: The Devil’s Daughter.

El dúo de Sherlock Holmes y el Doctor Watson, fue creado en 1887 por el escritor escocés sir Arthur Conan Doyle y ha tenido numerosas aventuras en papel pero, desde hace años, en el mundo de los videojuegos cuenta también con otras aventuras nunca vistas antes. Estas aventuras llegan de la mano de Frogwares desde el año 2002 con El Misterio de la Momia para PC. Desde entonces esta desarrolladora no ha parado de crear distintos y oscuros misterios por los que este par de detectives se han visto en apuros más de una vez. A día de hoy Frogwares y Focus Home Interactive han conseguido crear una de las sagas más exitosas de aventuras gráficas, con guiones relacionados entre todos los títulos que conforman dicha saga.

Sherlock Holmes: The Devils Daughter

En The Devil’s Daughter, el argumento del juego parece que se reduce a resolver varios casos independientes sin ninguna conexión entre ellos, aunque nada más lejos de la realidad, ya que el conector único de todos ellos será nuestra hija. ¿El frío y calculador Sherlock Holmes con hija?, imposible diríamos la mayoría. Pero hasta ese detalle tiene todo el sentido del mundo cuando la historia se conoce, algo que solo podrán saber quienes decidan jugar a una de las mejores aventuras de este verano. La gran novedad que nos aporta es que por fin podemos ver un Sherlock con sentimientos, que tendrá que usar sus grandes dotes de detective por proteger aquello que más quiere: su hija Kathleen. Aunque este detective es querido por la mayoría por su frialdad, bordería y poder de deducción, sus sentimientos lo convierten en un padre entrañable, que como todos, se equivoca más de una vez a la hora de criar a su hija. El juego se compone de cinco casos independientes y uno principal del que no sabremos nada hasta muy adentrada la historia, aunque nos podremos ir imaginando las cosas conforme veamos las apariciones y reacciones de algunos personajes. Pero como en la vida real, la tormenta no se ve hasta que la tenemos encima.

Se puede decir con total certeza que esta saga de aventuras ha crecido y se ha ido perfeccionando entrega a entrega desde sus orígenes añadiendo nuevos elementos y formas de resolver los puzles que han conseguido dotar de variedad y frescura a estas aventuras gráficos. No solo podremos resolver los típicos puzles de una aventura gráfica, sino que nos encontraremos en numerosos y variados minijuegos entre los que se encuentran: seguir a alguien, jugar a los bolos, escapar de la muerte, escalar con sigilo y muchos más que iremos descubriendo conforme vayamos jugando. La mayoría de ellos los tendremos que realizar a contrarreloj, por lo que tendremos que ser rápidos a la hora de actuar.

Sherlock Holmes: The Devils Daughter

La novedad más importante que ofrece este título, es que cada decisión que tomemos, desde la primera a la última, influirá en el desarrollo de los acontecimientos. Por lo que es conveniente que pensemos bien qué vamos a hacer y cómo, si más tarde no nos queremos arrepentir. Y creedme, os arrepentiréis porque pocos pueden ser un buen padre, pero menos aun pueden ser tan increíbles como Sherlock Holmes y adivinar lo que esconde cada persona y las oscuras intenciones que los llevan a aparecer en nuestras vidas. Pero no solo contarán nuestras decisiones en un futuro, también tendrá mucho que ver cómo pensamos o cómo relacionamos pistas entre ellas para llegar a la conclusión que nosotros creemos la respuesta correcta, qué sitios decidimos visitar en nuestro tiempo libre o qué atención préstamos a nuestra hija y qué podemos llegar a detectar o no. También el sistema de deducción ha mejorado, ya que ahora podemos observar a las personas a las que conocemos y detectar por su apariencia qué esconden y quiénes y cómo son en realidad. Además, contamos con dos nuevos modos a la hora de recabar pistas y jugar a minijuegos: uno nos permitirá ver cosas que los demás no consiguen ver gracias a nuestro talento innato y el otro nos centra en lo que hacemos para poder avanzar más rápidamente en la historia.

Sherlock Holmes: The Devils Daughter

Tenemos por delante bastantes horas de juego en los que conforme avancemos necesitaremos saber qué pasa a continuación y responder a todas las dudas que nos surgen, así como las de Sherlock Holmes. Pero la repetición del algunos minijuegos, la complejidad y larga duración de algunos, nos provocarán tener que hacer descansos y muchas veces dejar el juego para otro día, porque nos hemos llegado a aburrir de hacer todo el rato lo mismo o ver cómo pasa el tiempo, pero no la historia.

Podremos jugar con hasta cuatro personajes diferentes, a los que tendremos que manejar para poder seguir avanzando en la historia y resolver los cinco casos que se nos presentan con éxito, aunque la palabra de éxito la uso un poco a la ligera ya que habrá casos que no nos contentemos con el final que toma la situación solamente por las decisiones y deducciones que hemos realizado. Sobre el manejo de personajes, se puede realizar mediante teclado o un mando de consola, este último lo recomiendo si estamos familiarizados con él, ya que nos facilitará las cosas cuando tengamos que ser rápidos en nuestras acciones y decisiones.

Sherlock Holmes: The Devils Daughter

Sherlock Holmes: The Devil’s Daughter también trae consigo una gran mejora a nivel gráfico para la saga, la realidad toma el poder y consigue que todo nuestro entorno y quienes nos rodean hagan más creíble aún la historia, llegando a introducirnos en ella en bastantes momentos de la misma. Uno de los aspectos más negativos que este título trae a la saga es la petición de requisitos tan exagerada que hace, ya que esta saga era conocida porque todos sus juegos se podían disfrutar en un ordenador medio. Ahora habrá que buscarse uno con una buena gráfica que consiga hacer funcionar tal mejora.

De todas maneras, el aspecto sonoro es el más perjudicado de este título, ya que aunque a veces tiene puntos álgidos en la banda sonora, en general es bastante plana después de un par de horas de juego. Además, el juego solo cuenta con doblaje al inglés, alemán y francés, lo que obligará a mucha gente a leer subtítulos al no contar con voces en castellano. Sin embargo, los subtítulos están disponibles en una alta variedad de idiomas entre los que podemos encontrar los ya mencionados con anterioridad y castellano, italiano, ruso, checo, etc.

Sherlock Holmes: The Devils Daughter

En conclusión, podemos decir que nos encontramos con una aventura gráfica notable pero mejorable que entra a formar parte de la exitosa saga de Sherlock Holmes, en la que mejora algunas cosas, pero otras las deteriora sin necesidad. Su trama lo convierte en un juego indispensable pero algunos defectos a nivel sonoro y jugable lo alejan de la obra maestra que habría podido llegar a ser.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here