NBA 2K18
Sp1ke. 09/11/2017  
Encontrado en http://www.fantasymundo.com/articulo.php?articulo=8811
     La saga deportiva por excelencia vuelve un año más, en esta ocasión con dos modos historia y la promesa de seguir refinando la formula perfecta.
El segundo capítulo del otoño deportivo 2018 (el primero fue el lanzamiento de Pro Evolution Soccer 2018) ya está entre nosotros, y lo hace con el lanzamiento del juego que mejor ha sabido reinventarse sin perder la calidad durante los últimos diez años, incluyendo en cada entrega alguna novedad que ha pasado a convertirse en norma dentro del género deportivo.

La gran adición de este año tiene nombre propio: El Barrio, un pequeño sandbox que sustituye por completo la forma habitual de relacionarnos por los típicos modos Mi Jugador. Así pues, en lugar de tener que movernos por infinitos menús para gestionar nuestra carrera, ahora viviremos en una pequeña ciudad en la que todo se moverá en torno al mundo del baloncesto. Por supuesto, encontraremos varios PNJ que harán, más o menos, avanzar la historia del jugador, pero el detalle más agradecido será que compartiremos las calles con los avatares de otros jugadores, dándole vida propia a El Barrio sin tener cientos de miles de caras iguales como pasa en juegos del género.


NBA 2K18 - 1


El guión de la historia de nuestro jugador se ha visto, en cierto modo, afectada por el gran cambio que ha supuesto el salto al sandbox. Este año el modo MiJugador nos pone en la piel de DJ, una joven promesa que dejó el basket por la música en su año de Draft pero que tras una actuación espectacular en un torneo callejero (una excusa para presentarnos El Barrio) entra a prueba en uno de los equipos de la NBA. Allí conoceremos a Shammy Wells, una autentica bestia parda del juego de Naismith y nuestro guía durante nuestro año de novato.

El principal problema es que, a diferencia de GTA, Assassin’s Creed o Red Dead Redemption, aquí no tenemos una serie de misiones que cumplir que hagan avanzar la historia y conocer mejor a nuestro personaje, si no una serie de escenas inconexas que ocurrirán al acudir a ciertos sitios o tras algunos partidos y que si bien nos harán sentir más cercanos a nuestro avatar, no constituyen una trama propiamente dicha.

Aún así, el gusto de movernos por una ciudad en la que todo respira basket y en la que poder acudir a tiendas, oficinas de representantes a entrenar o simplemente acercarse a una de las canchas de basket callejeras para echar unos tiros resulta todo un placer, y un añadido impresionante a un modo de juego que se simplifica y se hace infinitamente más atractivo por el mero hecho de eliminar los menús.


NBA 2K18 - 1

La otra gran novedad la encontramos en el modo MiGM que por primera vez (y cómo un servidor lleva años reclamando) recibe su propia historia. Esta arranca cuando nuestro jugador, mientras juega un impresionante partido de playoffs, se rompe los ligamentos de la rodilla con lo que pone fin a su carrera deportiva. Unos años después se convierte en el Manager General de un equipo a nuestra elección y a través de su experiencia deberá lidiar con las peticiones de los jugadores, las necesidades del equipo técnico y sobre todo, los caprichos del dueño del equipo, que forzará traspasos, nos pedirá deshacernos de lo que él considere peso muerto y, en otras palabras, ejercerá de antagonista principal del modo.

El resto de aspectos del modo no han cambiado en absoluto pudiendo controlar todo lo referente a nuestra liga y nuestro equipo hasta el más mínimo detalle, desde los entrenamientos de nuestro equipo hasta el orden del draft.

Los otros modos de juego, aunque inalterados, no han desaparecido. Las opciones de partido rápido, tanto online cómo offline, no han cambiado en lo más mínimo y el modo mi equipo vuelve a ser la versión baloncestista del inevitable FIFA Ultimate Team. Finalmente, y para aquellos que no quieran aguantar a los diferentes propietarios de los equipos, los modos Playoff y Mi Asociación nos permitirán dirigir un equipo hasta la gloria sin mayores complicaciones.


NBA 2K18 - 2


Una vez pasamos de los menús y saltamos a la cancha el juego ha cambiado bastante poco desde el salto a nueva generación. No es que sea necesario, ya que las cosas que funcionan suelen romperse cuando se tocan, y esto ha ocurrido en este caso. La nueva dinámica de tiro es, posiblemente, uno de los mayores errores de la saga en mucho tiempo. Todo aquel tiro que no sea perfectamente sincronizado dependerá más de la suerte que del propio nivel del lanzador (llegando a ver un Stephen Curry con mejores índices en peores lanzamientos que en lanzamientos clasificados por el juego como buenos) por lo que los ataques corren el riesgo de convertirse en una galería de tiro al plato, por que al fin y al cabo ¿para qué vamos a comernos la cabeza con grandes jugadas y bloqueos cuando un lanzamiento bien sincronizado desde 12 metros va a entrar siempre?

Obviando este gran problema, el juego táctico se ha facilitado en gran medida, siendo mucho más intuitivo pedir jugada e incluso para aquellos que no conozcan las diferentes formas de atacar al equipo rival  que un partido de basket puede ofrecer, la IA que las elige automáticamente ha mejorado en grado sumo, siendo mucho más variada y efectiva tanto en su ejecución como en su capacidad de elección.


NBA 2K18 - 3

Con todo, sigue siendo el mejor simulador deportivo disponible a día de hoy, excepción hecha de Forza MotorSport, aunque por primera vez en años haya empeorado la experiencia de juego respecto a la última entrega.

Otra novedad de esta entrega la encontramos en los equipos; además de los equipos de esta temporada y de los inevitables clásicos, encontramos por vez primera una versión de cada equipo con los mejores jugadores de la historia de la franquicia, pudiendo así enfrentar a quintetos tan mágicos como unos Bulls formados por Rose, Jordan, Pippen , Rodman y Gilmore contra unos Lakers con Kareem, Kobe, Magic, Shaq y West. Toda una delicia para los amantes de la historia de este deporte.

En el apartado visual, NBA 2K18 sigue siendo un auténtico espectáculo. Rituales pre-partido, público, presentación de los jugadores… todo, absolutamente todo, está pensado para hacernos dudar de si estamos ante una retransmisión real, con entrevistas a pie de pista a los entrenadores, declaraciones post partido de jugadores y una mesa de expertos (en este caso Shaquille O’Neal y JR Smith) que hacen de cada partido una experiencia única.

NBA 2K18 - 4



A esto ayuda lo bien representados que están todos y cada uno de los jugadores de la NBA, con sus mecánicas de tiro, su forma de correr y, por supuesto, su aspecto. Lo único que se sigue quedando en el apartado de aspectos a mejorar es lo sosos que resultan los descansos, durante los cuales mascotas y cheer leaders animarán el partido… siempre igual independientemente de la cancha en la que nos encontremos.

A nivel sonoro el juego representa igual de bien todos los elementos propios de un partido de la NBA, uniendo los cánticos habituales a todas las aficiones con algunos aspectos que sólo encontramos en ciertos pabellones, cómo los tambores de guerra de Chicago, el extremadamente largo pitido de inicio en Cleveland o el increíblemente opresivo publico de Utah.

Todo este ambiente sonoro está apoyado por una brutal banda sonora para la que el niño prodigio del rap, Kendrick Lamar, ha prestado algunas de sus canciones. Junto a él, Mobb Deep, Alan Parsons Project, A Tribe Called Quest, Scorpions y los españoles Carlos Jean y Arkano completan una selección de canciones inmejorable.


NBA 2K18 - 5


Los comentarios en inglés son realmente buenos y cuentan con Kobe Bryant y Kevin Garnett como naradorres, mientras que en castellano la terna formada por Antoni Daimiel, Sixto Manuel Serrano y Jorge Quiroga consiguen mantener el listón muy alto, con más de 30.000 nuevas líneas de diálogo para conseguir un juego en el que no tendremos ganas de jugar con el volumen casi quitado.

Conclusión

NBA 2K18 es, posiblemente, peor que la entrega anterior. Tiene grandes aciertos como el nuevo modo MiJugador o los nuevos equipos “All-Time”, pero al final del día y una vez comienza el partido, las sensaciones no logran mejorar lo que vivimos hace doce meses.

Pese a esto, la distancia entre sus principales competidores y NBA 2K es tan grande que esta entrega sigue estando a años luz en lo que a calidad y diversión se refieren. Una vez más, 2K Games nos trae el juego deportivo del año, y ya he perdido la cuenta de los análisis que he terminado con esta frase.