Marvel Deluxe: Miedo Encarnado IntegralReuníos de nuevo ante una nueva reseña vengativa. En esta ocasión continuamos comentando la recopilación por parte de Panini, en su línea Marvel Deluxe, de la saga y los principales tie-ins de “Miedo Encarnado”. En esta ocasión nos ocupamos del tomo que recoge la miniserie principal de 2011 que consta de siete números, con guiones de Matt “Ojo de Halcón” Fraction y dibujo de la superestrella Stuart “Nuevos Vengadores” Immonen, más el especial previo a cargo de Ed Brubaker y Scot Eaton.
Pero ¿Qué es Miedo Encarnado? Miedo Encarnado supone una continuación directa del trabajo de Ed Brubaker en Capitán América, prueba de ello es que Fraction le pidió que fuera el encargado de escribir el “número 0” de la saga. En dicho número junto a los potentes lápices de Scot Eaton, nos encontramos con un relato de legados. Los protagonistas del mismo son los descendientes de los terribles enemigos del Capitán América, Cráneo Rojo y Barón Zemo, ellos son Pecado y Helmut Zemo, que parece haber olvidado sus coqueteos de antihéroe de su paso por los Thunderbolts.

En esta historia los hijos van a hacerse sentir orgullosos a sus padres. Pecado ahonda en ese sorprendente, a la par que verídico hecho, de que en la II Guerra Mundial, existió bajo las órdenes de Himmler, un grupo de operaciones especiales conocido como la “Sociedad Thule”, cuya única misión era la recuperación de antiguos artefactos arcanos, que acercaran el poder de los antiguos dioses nórdicos al Reich. Brubaker toma tan goloso concepto y lo lleva a su terreno para narrar una antigua batalla de los Invasores, en la que el Capitán América, Namor y Bucky interrumpieron un ritual de Cráneo y la Sociedad, ritual que aparentemente no supuso ningún efecto.

Marvel Deluxe: Miedo Encarnado IntegralUna historia que nos va a dejar con antiguos autómatas nazis, explosiones, luchas contra gigantes de hielo y acorazados alemanes por parte del patriótico trío y varias revelaciones que como un martillo caído del cielo empezarán a resquebrajar la mentira tejida durante años sobre Asgard y su gente y recordarán a Helmut que bailar con los pecados de su padre puede tener un precio alto.

Con un listón tan alto en el que se mezcla diversión, ocultismo, historia e intriga Fraction lo tenía todo a favor para lanzar el evento que le acreditaba como uno de los arquitectos de la Nueva Marvel junto con Brubaker o Bendis, un título que quizás le vino demasiado grande. Fraction estaba firmando geniales etapas tanto en “Thor” como en “Iron Man” y había desarrollado un trabajo magistral en “Puño de Hierro”. Pero es un guionista muy irregular y experimental al que no se le nota cómodo en grandes eventos y cómics que impliquen una gran épica galáctica, siendo su fuerte el intimismo y el desarrollo de personajes, labor que alcanza su culmen con “Ojo de Halcón”.

Quizás Marvel quería crear un nuevo Bendis, alguien que pusiera a tipos en pijama a luchar contra grandes amenazas pero desarollando un trasfondo y una humanidad creible para dichos personajes. La editorial no lo dudó ni por un momento y directamente puso al frente del proyecto a su superestrella del dibujo con mayor proyección, Stuart Immoen, responsable de una larga etapa con Bendis en “Nuevos Vengadores” o de la obra de culto “Next Wave”.

Los ingredientes auguraban un gran éxito, un equipo estelar más una buena historia que cambiaría para siempre el estatus del Capitán América y de Thor. El primero de los capítulos, puede ser una de las mejores presentaciones de saga que he leído nunca. Fraction aprovecha el vehículo de expresión que es el cómic para denunciar los problemas de la crisis financiera e inmobiliaria, los disturbios, la desesperación y el miedo en la gente. La secuencia de apertura en la que Steve y Sharon se encuentran absolutamente desbordados por las turbas es sencillamente genial. Así como la propuesta de Tony Stark, tras lo sucedido en “Asedio”, tanto Asgard como la ciudad de  Broxton se encuentran en ruinas y Stark pide a los Vengadores se unan a él en su reconstrucción. Mientras tanto Pecado proseguirá tiñendo de sangre esta historia recueprando lo que su padre no pudo.

Marvel Deluxe: Miedo Encarnado Integral

Una Pecado suelta y armada puede ser una gran dolor de cabeza para el Capitán América, pero una Pecado armada y poseída por un martillo asgardiano que la convierte en Skadi, la diosa del Miedo de los aesir, es como para asustarse. Me encanta el diseño que Immoen hace de todo lo que tiene que ver con Asgard para esta saga, pues logra modernizar a la perfección esa fusión de misticismo y tecnología que ideó Kirby para este renacido panteón. Atentos a como con unas sencillas páginas Fraction es capaz de retratar la desesperación y el hastío vital que la crisis provocó y aún provoca en las vidas de muchos. Vale e impacta más, la conversación entre dos vecinos que una splash de los Vengadores contra un ejercito de mechas nazis (que tranquilos también las hay y son muchas).

Uno de los mejores elementos que desarrolla es la relación entre Thor y su padre, Odín ya no es el viejo sabio y amable, es un altivo codiciosos y sanguinario dios de la guerra, frustrado por la recurrente decisión de su hijo de ser más hombre que dios. Todas las interacciones de estos dos personajes tienen una gran carga dramática y teatral emulando mucho lo visto en la versión cinematográfica del dios del trueno.

Marvel Deluxe: Miedo Encarnado IntegralFraction ahonda en la conocida leyenda nórdica por la que la Serpiente morirá matando a Thor el dios del Trueno y el Ragnarok llegará a Asgard. Fraction aumenta la complejidad de los asgardianos al idear al personaje de Cul Borson, recordemos que Fraction ya había creado a Bor el padre de Odín, durante la saga de “los Devoradores de Mundos”, pues al parecer también tiene un hermano Cul, conocido como “La Serpiente” y que debería haber sido el legitimo heredero de Asgard.

Una vez Skadi logra reducir a las serpientes guardianas (demostrando de paso que todo lo que se le pida dibujar a Immoen va a quedar de estupendo a épico y genial, sea un banco de serpientes marinas atancando a una diosa renacida o unos vecinos temorosos desenado encontrar paz para su familia). Cul despierta e invoca a sus “Dignos”, un conjunto de almas guerreras atrapadas en martillos como la propia Skadi que al caer a la Tierra poseerán a algunos conocidos héroes y villanos de la casa y que responderan a una transformación y a nombres tales como: 

Juggernaut se transformará en“Kuurth: El Qubrantarocas” , Hulk se convertirá en “Nul: El Quebrantamundos” (estropeando un precioso día en pareja de Banner y Betty y con el que Fraction e Immoen demuestran que manejan las claves para que su historia funcione, tornando a dos enamorados en dos enormes y coloreadas masas de músculos); Titania pasará a ser Skirn “La Quebrantahombres”, Attuma será “Nerkkod el Quebrantaocéanos”, el “Hombre Absorbente” pasa a ser Greithoh “El Quebrantavoluntades”, la Gárgola Gris liberará a Mokk “El Quebrantafé”y la adorable Cosa e la Fundación Futuro será Angir “El Quebrantaalmas”, un espectáculo visual en manos de Immoen pero que demuestra que Fraction no sabe hacer eventos cerrados, para conocer y ver a estos personajes en muchas ocasiones vamos a tener que depender de tie-ins la mayoría de los cuales ni va a recuperar Panini en esta recopilación en tomo.

Puesto el ejemplo de los “Dignos” se puede llevar a todo el resto de la obra, mientras que los dos primeros libros de la saga se leen perfectamente a partir del tercero empezamos a notar bastantes huecos. ¿Por qué y cómo ha lanzado un Blitzkrieg de Washington a luego Nueva York? ¿Qué están haciendo los Vengadores con la amenaza de los “Dignos”? Etc. En el capítulo tres está la consabida muerte de rigor en un evento, para que tenga una cierta impronta, una muerte acelerada, burda y que  queda mal resuelta, una muerte que implica la vuelta de un héroe narrada por un guionista a quién no le competía esa tarea.

Marvel Deluxe: Miedo Encarnado Integral

La historia a partir de aquí queda en manos de la Trinidad vengadora. Steve debe sobrellevar una perdida y liderar una batalla que sabe perdida, pues a él mismo le han roto todas sus defensas. Thor deberá volver a ganarse la confianza de una humanidad que le ha dado la espalda y Tony tendrá que cometer la mayor traición hacia sí mismo, volver a beber y construir armas para poder salvar al mundo.

Y es que si la amenaza de “la Serpiente”, los “Dignos” e Hidra no fuera suficiente, resulta que Odí decide emplear la técnica de tierra quemada y arrasar Midgard con Cul y sus adeptos dentro para así proteger una Asgard que se ha convertido en una máquina de guerra gigante.

A partir de aquí Fraction parece no saber como hilvanar la historia, todo es una sucesión de lucimiento estético de Immoen, que cada vez por las fechas de entrega, hace un trabajo más justo y pasable que espectacular y que tiene que agradecer contar con el superequipo que forman el entintador Wade Von Grawbadger y la colorista Laura Martin, que se ven deslucidos por las prisas y otros artistas complementarios para poder entregar a tiempo.

Dentro de este decepcionante final, el momento cumbre es el alzamiento de “Los Poderosos”, un grupo de héroes elegido por Tony Stark, para portar unas armas asgardianas mágicas con las que detener a los “Dignos” en una pelea que no dura ni cuatro páginas y donde no se ve ni las mismas ganas ni el espíritu de Immoen para hacer diseños rompedores y apabullantes. Sí le reconozco la gran batalla épica en la que otro héroe distinto a Thor demuestra ser digno de portar su martillo a la batalla, mientras él porta la espada Ragnarok de Odín en la batalla final con la “Serpiente” convertido en el ser monstruo que la profecía rezaba.

Marvel Deluxe: Miedo Encarnado Integral

Y esa es otra de las parte malas de este evento, no sólo pareces perdido con muchas situaciones (muertes, destrucción de cuarteles de los vengadores, etc.) Sino que un personaje que tiene  un potencial enorme como es Cul, al final resulta que sólo es un enorme monstruo al que Thor debe tumbar como no para de hacer a lo largo de toda esta obra. Fraction peca de abundante de intentar abarcar demasiado, y le queda una historia arritmica que sólo se disfruta cuando le salva alguno de sus compañeros de la saga y que además nos deja a un Immoen demasiado deslucido por las prisas. Un evento que no tuvo la trascendencia de ninguno de sus predecesores y que desde luego podría haber hecho mucho más, pero que a la larga dejó pequeñas semillas que germinaron en estupendas colecciones como “Viaje al Misterio”.

Marvel Deluxe: Miedo Encarnado IntegralUna lectura que es una montaña rusa de emociones, que tiene escenas para el recuerdo como la batalla de Thor contra Nul y Angir a la vez, como el reencuentro de Tony con la botella o el funeral vikingo en honor a otro héroe caído al final de la saga.

La edición de Panini sin duda merece el termino de Deluxe, pues complementa la minisierie con una buena selección de ilustraciones, portadas alternativas, bocetos y sendas entrevistas a Matt Fraction y Stuart Immoen.

Sin duda una piedra clave en el final de la era Marvel iniciada tras Civil War que sembaría el camino para la llegada de la primera de las muchas Marvel Now que luego siguieron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here