Luna. Luna nueva, de Ian McDonald: ciencia ficción con traición, pasión, muerte y sexoEs verdad que cuando nos intentan vender un libro o convencer de que lo leamos, nos lo comparan con otro de gran éxito. No será que no hemos visto veces que se publicaba el libro que te hará olvidar “El nombre del viento” o un libro para los fans de tal serie, que luego no se parece en nada y ni siquiera te gusta. Bueno, pues hoy estamos de enhorabuena, “Luna. Luna nueva” (publicado por el sello Nova de Ediciones B) lo describen como un “Juego de Tronos” espacial, y no os lo vais a creer, pero la comparación no va nada desencaminada.

Imaginamos que en la Luna puede existir vida, imaginemos que los humanos colonizamos la Luna y, por supuesto, imaginemos que los más ricos se hicieran los dueños de esta. Pues Ian McDonald ha utilizado todo esto para crear una espectacular novela de ciencia ficción. Pero pasemos a lo importante: ¿de qué va en realidad el libro?

Como ya hemos dicho, la novela se sitúa en la Luna, una luna que fue colonizada hace años y ya ha evolucionado para dar lugar a una nueva “Tierra”. Además está gobernada por los cinco dragones, las cinco familias más importantes y ricas de la Luna. Cada familia tiene distintos negocios en el satélite y proceden de distintas nacionalidades terrestres. Entre los cinco dragones destacan dos: los Mackenzie y los Corta, siendo estos los protagonistas de esta novela.

Los Corta son una familia muy numerosa de origen brasileño. Es verdad que desde hace dos generaciones todos han nacido en la Luna (solo la matriarca de la familia, Adriana Corta, nació en la Tierra), pero eso no impide que sigan utilizando el portugués y continúen algunas tradiciones terrestres. Adriana tiene cuatro hijos varones (Rafael Corta, Lucas Corta, Carlinhos Corta y Wagner Corta), dos a cargo del negocio familia y otros dos que apoyan en el exterior de la Luna, y una hija (Ariel Corta), la cual ha seguido su propio camino y se ha convertido en la abogada con más éxito del satélite. Ellos y sus hijos nos mostrarán cómo es la vida en la Luna, la vida de los más afortunados, claro.

Pero la Luna tiene otra cara y no todos los que viven allí son afortunados. En este lugar no solo hay que tener dinero, también hay que ganarse el carbono y el oxígeno y los trabajos no son fáciles ni hay para todos. Puedes llegar al satélite con grandes esperanzas de futuro, pero la Luna te puede matar de mil formas. Cuando alguien llega a la Luna, tiene dos años para decidir quedarse allí para siempre o volver a la Tierra para no dar lugar a que su cuerpo cambie y no pueda volverse a adaptar a la gravedad terrestre nunca más. En estos primeros dos años se encuentra Marina Calzaghe, que sobrevive a duras penas y será la que nos muestre la cara más oscura de la Luna.

Pero ¿cuándo comienza la historia de verdad? Ya sabemos que cinco familias ricas que luchan por la hegemonía de un territorio tiene su historia, pero si encima esta lucha se sitúa en el espacio, llama mucho más la atención. Cuando Marina salva la vida de uno de los Corta, empieza la verdadera trama. Alguien está intentando matar a uno de los hijos de Adriana Corta y la familia no se va a quedar quieta, seguro que ha sido alguno de los otros cuatro dragones que quiere que los Corta pierdan sus negocios para hacerse con los de Corta Helio: la captura de helio para producir energía. Pero si además a esto le añades que el fin de Adriana está cerca y que sus hijos quieren luchar por el puesto de cabeza de familia ¿qué tenemos? Pues sí, un culebrón lunar en potencia.

Luna. Luna nueva, de Ian McDonald: ciencia ficción con traición, pasión, muerte y sexo

La Luna, un lugar donde hay que aprender a moverse y sobrevivir de forma distinta a la de la Tierra, donde el sexo (en cualquiera de sus variedades) es el hobby principal de toda la población y donde cualquier descuido puede suponer la muerte, es la verdadera protagonista de la historia.

El resto de personajes no se queda atrás, con sus enlaces matrimoniales, traiciones, pasiones prohibidas y deseos ocultos que dan lugar a numerosos personajes muy distintos entre ellos. La Luna es un sitio donde nada es lo que parece y tiene sus propios secretos.

En la novela se nota que las figuras femeninas son las más fuertes. Pongamos por ejemplo Adriana Corta, que fundó por sí sola todo el negocio de los Corta y convirtió a su familia en uno de los dragones cuando parecía del todo imposible que pudiera existir otro. O a su hija, Ariel Corta, mujer muy independiente que decidió dejar los negocios familiares de lado y se convirtió en la abogada de más éxito. Esto último tiene mucho mérito cuando la justicia y los juicios lunares distan mucho de los terrestres (¡Juicio por combate!), ya que en la Luna todo funciona a bases de contratos.

Ian Mcdonald es un escritor inglés nacido en Manchester. Es uno de los autores de ciencia ficción más reconocidos del mundo. A lo largo de su carrera ha recibido el premio Locus, el British Science Fiction Association Award (BSFA), el John Campbell Memorial y el Hugo a mejor relato corto. Con esta novela inicia una nueva trilogía del género.

Luna. Luna nueva” ha conseguido un gran éxito mundial. No solo ha sido finalista del premio BSFA 2015 a la mejor novela, sino que también la CBS ha comprado sus derechos para convertirla en serie de televisión (tengo curiosidad por ver cómo adaptan una novela como está a una cadena pública).

¿Qué más necesitáis para leer el libro? Tiene de todo: ciencia ficción de la buena, culebrón familiar, guerras, intentos de asesinato, bodas, muerte, sexo y ¿he dicho ya que hay hombres lobo? Si os gusta todo esto o sois fans de “Juego de tronos” (esta novela tiene los mismos ingredientes pero menos páginas) y la ciencia ficción, no podéis pasar por alto “Luna. Luna nueva”.

Compra aquí "Luna. Luna nueva".

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here