Locke and Key Omnibus 2Bienvenidos de nuevo a este terrorífico paseo más allá de la Puerta Negra, en las cavernas bajo Lovecraft. Hoy tengo el placer de reseñar el segundo de los lujosos integrales que Panini ha sacado recopilando la obra de Joe Hill (El traje del muerto, Fantasmas, Espectro..) y Gabriel Rodríguez (Las aventuras de Superman, CSI, Retorno a Slumberland de Little Nemo). Al igual que pasara con el primer tomo, en éste se recogen otros tres arcos argumentales completos que Panini ya recopiló en su día en rústica: “Las Llaves del Reino”, “Mecanismos de Relojería” y “ Alfa y Omega”. Veamos en profundidad cada uno de ellos.

“Las Llaves del Reino” es una saga que compone seis números y es de las más experimentales por parte del equipo creativo. En el primer capítulo tenemos un homenaje al Calvin y Hobbes de Bill Watterson. Una historia que sirve para demostrar lo versátil del trazo de Rodríguez, una nueva llave entra en acción, la llave animal y con ello el bueno de Bode descubrirá cómo es volar como un gorrión y la oscura bestia interior de Dogde/Zack saldrá a relucir.

Es un capítulo muy especial porque pese a lo tierno e infantil de sus imágenes de nuevo los Locke van a pasarlo realmente mal y pagaran con sangre escapar de la “dama oscura”. A continuación conoceremos la desgraciada historia de Erin Voss, una de las antiguas amigas de Rendell Locke (padre de nuestros queridos protagonistas), Lucas “Dodge” Caravaggio o la entrenadora Ellie. En esta ocasión nuestra historia nos va a llevar a denunciar las graves desigualdades sociales que existen entre caucásicos y afroamericanos en Estados Unidos. Dodge recordará que aún le queda encanto femenino de sobra para lograr sus propósitos y Bode y Kinsey vivirán de primera mano el vacío y la sin razón del racismo gracias a la llave de la piel.

Locke and Key Omnibus 2También vamos a tener una clase de narrativa condensada, en el capítulo llamado Febrero, en el que seguiremos las desventuras de los Locke, seguirán los homenajes nada encubiertos de Joe Hill, como el instituto Bourges y su equipo que nos recuerdan que los viernes 13 hay que evitar ir de camping al lago en América. Aquí desgraciadamente de forma muy rápida se nos van a presentar varias llaves como: La llave de la cadena y la gran cerradura, que atrapa a sus víctimas; la llave de Hércules que confiere una formidable fuerza a su portador; la llave del ángel que permite portar un arnés con alas; la llave que controla un curioso búho mecánico o la llave de las ardillas, o la llave del arlequín y los juguetes. Si os fijáis bien también vais a ver a tener un gran momento de Jordan homenaje a Kitty Pryde en los X-men de Claremont y Byrne. Una prueba de que esta serie podría haberse extendido y durado mucho más y tiene todo el potencial de ser una gran serie de televisión.

También hay hueco para homenajear a los cómics bélicos de DC y Marvel como el Comando de Monstruos con el Escuadrón Extraño, para recrear las historias de Bode y Rufus. El inquietante reencuentro que vamos a tener con el fantasma de Sam y con el que Rodríguez nos va a mostrar de una forma muy especial la imaginación del pobre Rufus.

Al final de esta saga Dodge va a descubrir que los Locke son unos adversarios temibles y por ello va a tener que tomar un giro radical en sus planes para hacerse con la llave negra. Rodríguez aquí vuelve a su dibujo más visceral, nos vamos a encontrar con un combate a muerte entre Zack y el bueno del detective Muntuku.

Locke and Key Omnibus 2

Con “Mecanismos de Relojería”, para mí la mejor saga hasta la fecha de las que han planteado nos vamos a sumergir en una técnica narrativa muy propia de Stephen King, que es la de ir encadenando flashbacks que nos desvelen el porqué del misterio planteado. Y eso será gracias a la llave del reloj. Con ello viajamos hasta 1775, a conocer a Benjamin Locke. Nos vamos a la Guerra de la Independencia, un Rodríguez muy deudor de Corben plasma el relato más lovecrafniano de Hill. Mostrando la terrible puerta negra y los efectos que Sub Nigurath y sus hijos hacen al cruzarla a nuestro mundo. De nuevo una obra no apta para cardiacos, donde la violencia alcanza una visceral extrema y donde no se salvan ni mujeres, niños ni cabras.

Locke and Key Omnibus 2

El giro con el que ahora se nos narra a Dodge va a dar con unos resultados aún más inquietantes si caben, porque de nuevo no se detendrá ante nada aunque eso signifique hacer que un autobús atropelle a un pobre niño pequeño o volver a hacer que la señora Locke caiga en la bebida.

A continuación con el descubrimiento de la llave del reloj, el bueno de Ty, que sigue su camino de convertirse en el gran héroe, podrá descubrir cómo fue la vida de su padre Rendell, Lucas, Erin y el resto de personajes que conocemos como los Guardianes de las Llaves y el resto de los antepasados y secretos de las llaves gracias a un misterioso reloj que permite que la conciencia viaje en el tiempo incapaz de llegar a mostrar el año 2000. Es fantástico como en apenas tres números Hill logra construir a todo un grupo de personajes, caracterizarlos e individualizarlos, verlos interactuar es un cómic en sí mismo, donde de nuevo Hill demuestra que podría darnos más de lo que nos da. El camino al infierno está sembrado de buenas intenciones.

Locke and Key Omnibus 2

¿Qué intención más buena puede haber que la de querer que la magia llene la vida de tus amigos para siempre y que puedan cumplir sus sueños? Gracias a esta historia sabremos porqué los adultos no encuentran llaves o ven fantasmas, porqué siempre las encuentran los más pequeños de la casa, qué pasa cuando pasan de jóvenes a adultos y cómo Dodge pasó a ser la Dama Oscura y a estar encerrado en la Casa del Pozo, así mismo todas las pequeñas pistas que se fueron sembrando desde el principio. Os garantizo que Rendell y el resto de la compañía de este tempestuoso teatro os robarán el corazón. De nuevo Hill hace una gran demostración  de todos  los matices emocionales que tiene ese calvario llamado adolescencia dándonos gotas de envidia, amor no correspondido, egoísmo, sueños imposibles, Shakespeare y llaves mágicas.

A Kinsey no le va a ir muy bien puesto que carecer de miedo y de tristeza le va a llevar a arrasar con todas las relaciones personales que tiene. Es más eso va a llevar a un grave problema con la llave omega y la cabeza de Ty. La buena de la señora Locke también va a llevar su lucha personal para librarse de su adicción al alcohol. Ty también va a saber lo efímero que es el amor de instituto pues Jordan va a utilizar cualquier cosa a su alcance para alejar a Tyler de su destructivo contacto.

Locke and Key Omnibus 2Es hora de llegar al final, y éste viene marcado por “Alfa y Omega”, principios y finales. El año escolar se acaba y nada mejor que usar un tópico como es el del baile de fin de curso para el apoteósico final de esta saga. Tan importante evento, que hasta en cierta viñeta los buenos de Joe Hill y el propio Rodriguez harán un cameo para pasarse por aquí. Este final para mí tiene unas connotaciones agridulces, pues sí bien en un muy digno final para la saga, luego cae en una incoherencia argumental para dulcificar el horrible tormento en que va a sumir a Lovecraft Dodge.

De nuevo son muchos los momentos a reseñar en estos últimos seis números, pero sin duda el episodio en el que el bueno de Scott graba un documental con todos los secundarios, en una gran pieza de costumbrismo que demuestra que este cómic funciona por sí solo sin necesidad de elementos sobrenaturales. También a destacar ese homenaje de Hill a la primera novela y adaptación al cine de una obra de su padre, recreando un momento mítico de Carrie.

Mención aparte es el climax del plan final de Dodge y el padecimiento que los pobres alumnos de Lovecraft van a pasar, preparaos para un exceso de casquería de proporciones primigenias. Lo importante de nuevo en esta saga es la narración secuencial, como cada pequeño personaje tiene su papel en el momento justo para brillar con luz propia, ningún personaje por si mismo podría derrotar a Dodge ni al enjambre de más allá de la puerta negra, pero es la colaboración de todos juntos lo que lo hará posible. Atentos a como el bueno de Rufus tiene su momento al más puro estilo alguien voló sobre el nido del cuco.

La Dama Negra va a estar de vuelta pero no cuenta con el hecho de que las llaves pueden girar en más de un sentido y aparte de cerrar cosas también pueden abrir y liberar otras. Una explosión de magia y surrealismo gráfico y dramatico que demuestran que Rodriguez peuden con lo que le echen. Es capaz de pasar de la mayor de las simplezas de linea a recargamientos barrocos en splash page para mostrar el mundo que nos depara sin Dodge triunfa. Preparaos para tener el corazón en un puño en todo momento, muchos de los personajes que nos han acompañado van a encontrar su final y no va a ser bonito. Todo empieza con el funeral de un Locke y va a acabar con el funeral de un Locke (Rodriguez con maestría narrativa rehace los mismos planos y viñetas).

Locke and Key Omnibus 2Pero el final para mí falla y falla mucho. Justo cuando las llamas devoran la Casa de las Llaves. Justo cuando parece que los Locke han tenido que pagar el precio final, un giro de artificio hace que la fortuna vuelva para con los Locke y se desinfle por culpa de la incoherencia argumental todo el magnifico castillo que había orquestado el bueno de Hill.

No quiero cerrar esta puerta sin señalar la estupenda y cuidada edición que ha hecho Panini de esta obra, donde aparte de su encuadernación en cartoné y sobria portada destacan un conjunto de extras, como portadas nunca vistas de la saga o la narración completa del relato de la creación de las diversas llaves a lo largo de las generaciones de los Locke, una lectura obligada que nos ayudará a entender algún que otro pequeño fleco de la trama.

Es hora de cerrar y aunque el metal susurrante dice que nuevas historias de este mundo están por venir sólo me queda agradecer a Joe Hill a Gabriel Rodriguez a los Locke y a Lovecraft este viaje por las tinieblas que me ha hecho temblar y emocionarme como hacia mucho, un brillante ejercicio de cómic independiente y de género que esperemos marque el camino para muchas historias y que estos dos genios que tienen el mismo peso en esta joya nos deleiten pronto con una nueva colaboración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here