Jennifer Ryan es una escritora angloamericana nacida en un pequeño pueblo de Inglaterra que actualmente vive en Washington DC. Trabajó durante varios años como editora de libros de no ficción en Londres, y comenzó a escribir en su tiempo libre. ‘Las chicas del coro’, terminada tras el nacimiento de sus hijos, es su primera novela.

Con la traducción de Álvaro Abella Villar, el siete de febrero llega esta edición de Maeva de una historia muy personal. Basándose en las historias que le contaba su abuela junto a otros escritos de la época, la autora narra a cuatro voces la historia de un coro mixto que por las circunstancias acaba convirtiéndose en exclusivamente femenino mientras los hombres luchan en la guerra.

A principios de 1940, los estragos de la guerra se hacen notar incluso en la pequeña población de Chilbury, en el condado de Kent. Con la mayoría de los hombres en el frente, el vicario decide cancelar los ensayos del coro, pero la directora, Primrose Trent, se opone a esta decisión y convierte el tradicional coro mixto en un coro formado solo por mujeres. Bajo su firme batuta, las chicas del coro siguen adelante, superan los desafíos propios del tiempo que les ha tocado vivir y hasta participan en un concurso del condado. 
A través de la narración de cuatro mujeres del coro, que se alternan a lo largo de la novela, el lector sigue las idas y venidas de los habitantes de Chilbury. A pesar de las duras circunstancias propias de la guerra —racionamiento, cortes de luz, toques de queda, bombardeos—, habrá lugar para el amor, traiciones, disputas familiares y se revelarán secretos. Las protagonistas comprobarán  hasta qué punto las creencias más arraigadas pueden ser puestas a prueba en tiempos difíciles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here