A través de la historia de la vida, han florecido nuevas especies a expensas de otras anteriores, y la diversidad global ha variado dramáticamente a escala de tiempo geológica. Un nuevo estudio, liderado por la University of Turku, en Finlandia, muestra que otros factores regulan el surgimiento y la caída de las especies.

“Antes, el debate se centraba en si la diversidad está regulada sobre todo por la interacción entre especies o por el medioambiente externo“, explica el investigador y primer autor del estudio, Samuli Lehtonen, de la Biodiversity Unit, dependiente de la UT.

Para probar estos puntos de vista divergentes, Lehtonen reunió a un grupo de investigadores de primera línea de Finlandia, Suecia, Suiza y los EEUU. Se centraron en la diversidad de los helechos y en los factores que la han influenciado durante los últimos 400 millones de años. Los helechos han sobrevivido al menos a cuatro extinciones masivas, y durante su extremadamente larga historia evolutiva, los grupos dominantes de helechos han cambiado de forma repetitiva.

Gracias a los ingentes datos fósiles de los helechos y a información proveniente del ADN de especies vivas, fuimos capaces de probar múltiples modelos evolutivos por utilizando primera vez nuevos métodos analíticos“, asegura el profesor Alexandre Antonelli, del Gothenburg Global Biodiversity Centre (GGBC), participante en el estudio.

La variación observada en la diversidad de los helechos se comparó con la variación en otros grupos de plantas y en el medioambiente, como la deriva continental y los cambios climáticos. Los resultados muestran que los cambios en el medioambiente influencian mucho a las extinciones de especies, pero sorprendentemente no a los orígenes de nueva diversidad de especies. Es más, la formación de nuevas especies de helechos se aceleró cuando su diversidad era baja, como por ejemplo, tras extinciones masivas. Este estudio sugiere que el origen de nuevas especies es principalmente un proceso neutral en el que la probabilidad de especiación aumenta cuando la diversidad es baja.

Los factores que afectan a la extinción y al origen de especies son sorprendentemente distintos, con cambios climáticos pasados que tienen el más alto impacto en la extinción pero no en sus orígenes“, insiste el investigador Daniele Silvestro, del GGBC, involucrado en el modelo matemático utilizado en el estudio.

Ambas hipótesis parecen explicar distintos lados de la cuestión, por lo que deben ser debatidas de forma separada y no como explicaciones opuestas. Los resultados de este estudio han sido publicados en la revista Scientific Reports y en Nature.

Fuente: University of Turku.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here