Después del éxito de novelas internacionales como ‘El niño con el pijama de rayas’, de John Boyne, y ‘La ladrona de libros’, de Markus Zusak, muchos han sido los libros que han intentado tocar el mismo tema desde la visión de un niño, pero no han sido tantos los que han intentado plasmar la inocencia y la crueldad de la II Guerra Mundial desde un punto de vista con tintes fantásticos como ‘El fabricante de muñecas‘ (publicada por Roca), de R.M Romero.

La novela comienza en el País de las Muñecas donde vive Karolina, una muñeca que nunca ha estado en el mundo de los humanos y no conoce nada más allá de sus pacificas tierras mágicas. Pero un día el País de las Muñecas es invadido por las ratas y la muñeca protagonista tiene que ir al mundo de los humanos, donde termina en una juguetería en Cracovia en el año 1939.

La juguetería polaca es propiedad de Cyryl Brzezick, conocido como el Fabricante de Muñecas. Este hombre quedó invalido en una guerra anterior y ahora se dedica a elaborar sus propios juguetes para venderlos. Karolina termina en sus manos y entre los dos empezará a forjarse una preciosa amistad muy especial.

Pero no todo será tan bonito, pues nos encontramos en 1939 y el inicio de la segunda gran guerra se está fraguando. Por eso cuando un padre y su hija judíos aparecen en la vida de Karolina y Cyryl empieza la verdadera historia.

El fabricante de muñecas‘ es una historia inocente, realista y cruda. El personaje de Karolina nos dará un punto de vista inocente y deslumbrante. Ella no entiende la crueldad de los alemanes, a los que ve como brujos malvados, más parecidos a las ratas que atracaron su país que a los amigos que ha hecho en el mundo real. Gracias a este personaje viviremos la II Guerra Mundial en Polonia desde una perspectiva de fantasía que no habíamos visto nunca.

En cambio, con el resto de personajes viviremos la historia más visceral y bonita. Cuando Karolina llega a la vida del fabricante, este es una persona encerrada en sí misma que no tiene casi contacto con ningún otro ser humano, pero todo cambia cuando la muñeca y la pareja de judíos entran en su vida. Él será el factor humano y real de la historia, uno que nos guiará por la Polonia en Guerra y creará la empatía con el lector.

El fabricante de muñecas‘ es una historia que se disfruta y se vive en cada página. Su inocencia y fantasía nos guía hasta a través de una de las etapas más oscura de nuestra historia y nos hace observarla desde otra perspectiva. Una novela donde la inocencia, el folklore de Polonia y la fantasía se entrelazan para dar vida a esta preciosa historia.

R.M. Romero es licenciada en Historia y en Escritura Creativa. Anteriores trabajos suyos han aparecido en revistas como Daily Science Fiction y Abbys bajo el pseudónimo de Marian Rosarum.

Puedes empezar a leer aquí la novela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here