Es la primera galaxia descubierta compuesta casi por entero por materia oscura, que tiene una masa tan grande.

Utilizando los más potentes telescopios del mundo, un equipo internacional de astrónomos ha encontrado una galaxia masiva que consiste, casi en su totalidad, de materia oscura. La galaxia, Dragonfly 44 (Libélula 44), está localizada cerca de la constelación Coma, y había sido pasada por alto hasta el año pasado debido a su inusual composición: es una “burbuja” difusa del tamaño de la Vía Láctea, pero con muchas menos estrellas.

Inmediatamente tras su descubrimiento, nos dimos cuenta de que esta galaxia tenía más de lo que podía verse a simple vista. Tiene tan pocas estrellas que rápidamente deberían separarse unas de otras, a menos que algo las mantuviese juntas”, afirma el astrónomo Pieter van Dokkum, de la Universidad de Yale, autor principal del artículo publicado en la revista Astrophysical Journal Letters.

El equipo de Van Dokkum fue capaz de visualizar apropiadamente Dragonfly 44 gracias al observatorio W.M. Keck y al Gemini North, ambos situados en Hawaii. Los astrónomos utilizaron las observaciones del Keck, tomadas a lo largo de seis noches, para medir las velocidades de las estrellas en la galaxia. Utilizaron el telescopio de 8 metros de diámetro, el Gemini North, para revelar un halo de cúmulos esféricos de estrellas alrededor del núcleo de la galaxia, similar al halo que rodea nuestra Vía Láctea.

Las velocidades de las estrellas son un indicativo de la masa de la galaxia, según los investigadores. Cuanto más rápido se mueven, mayor es la masa de su galaxia. “Sorprendentemente, las estrellas se mueven a velocidades mucho mayores de las esperadas en una galaxia tan tenue. Significa que Dragonfly 44 tiene enormes cantidades de masa no vista”, asegura el coautor Roberto Abraham, de la Universidad de Toronto.

La masa estimada de la galaxia Dragonfly 44 es de un billón de veces la masa del Sol, similar a la masa de la vía láctea. Sin embargo, sólo un 0,01% se encuentra en forma de estrellas y materia “normal”. El resto, un 99,99%, es materia oscura –un material hipotético que no podemos ver directamente pero que forma el 90% del universo.

Los investigadores comentan que las galaxias compuestas principalmente de materia oscura no son algo nuevo: existen galaxias enanas ultratenues con similar composición. Pero este tipo de galaxias son unas 10.000 veces menos masivas que Dragonfly 44.

No tenemos idea de cómo se forman las galaxias como Dragonfly 44“, asegura Abraham. “Los datos del Gemini muestran que una fracción relativamente grande de las estrellas se encuentran formando cúmulos muy compactos, y probablemente esta sea una pista importante. Pero de momento sólo estamos especulando”.

Van Dokkum añade que “En última instancia, lo que realmente queremos saber es qué es la materia oscura. Buscamos encontrar galaxias masivas de este tipo que estén aún más cerca que Dragonfly 44, de forma que podamos observar señales que nos revelen la existencia de una partícula de materia oscura”.

Otros coautores son: Shany Danieli, Allison Merritt, Lamiya Mowla, Jean Brodie, Charlie Conroy, Aaron Romanowsky y Jielai Zhang.

Fuente: Phys.org.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here