Batman y Robin Eternos 3Scott Snyder y James Tynion IV, así como los demás grandes autores de las sagas de Batman han demostrado su brillantez no solo en el apartado técnico de la narración que se muestra a lo largo del cómic, sino que además, han conseguido un trabajo en equipo sin igual que a pesar de que muchos de los capítulos ni siquiera comparten algún guionista del capítulo predecesor.

La calidad del apartado narrativo mantiene el nivel esperado tras las dos primeras entregas. Que este número se centre más en el diálogo y disminuya sus escenas de acción consigue que su trama avance a un ritmo que el lector es capaz de seguir, sin perder el hilo hasta uno termina el volumen.

En lo referente a la parte artística Jim lee desaparece del selecto grupo para dar paso dos autores procedentes de nuestro propio país, Fernando Blanco y Javier Pina. Ya se mencionó en las reseñas de los primeros volúmenes que el apartado artístico de cada uno de los capítulos seguía un patrón bastante homogéneo tomando como base el estilo de dibujo de Jim Lee. Ese estilo liso y juvenil se mantiene tanto al inicio como al final, dejando al arte el capítulo que trata la juventud de Casandra Cain, como el diamante en bruto del número.

Ya vivimos al final del recopilatorio anterior el primer asalto contra Madre por parte del grupo de la batfamilia liderado por Dick Grayson, quién pudo recuperar su tenacidad e incluso despejar un poco su mente de todos esos sucesos del pasado que siguen atormentándolo.

Batman y Robin Eternos 3Las primeras páginas del tercer número abren mecha con ‘’El último en morir’’ para  cambiar de tercio y centrarnos en la investigación de Capucha roja y Red Robín. Los dos héroes, siguiendo la pista a los negocios de Madre, acaban en Santa Prisca, una antigua cárcel de alta seguridad que ha sido evangelizada recientemente por una orden de dudosa procedencia la ‘Orden de San Dumas’.

Como no podía ser de otra forma el dúo es experto en meterse en líos a la vez que se meten entre ellos, a este juego se les unirá Bane y saldrán en busca de respuestas, cada uno a por las suyas. El final del primer capítulo nos trae a un aparente poderoso supervillano, Azrael. Al otro lado del mundo Grayson y Blue Bird descansan tras el enfrentamiento con Madre al tiempo que se siguen mostrando pequeñas migas que rellenan el argumento relacionado con la conexión entre Madre y Bruce Wayne.

Con la escena montada y el ambiente a punto de estallar comienza el segundo capítulo ‘’A quién Dios ayuda’’ que será sin duda el que más cargado de acción veremos en esta ocasión. Capucha Roja, Red Robín, Bane, Azrael y la orden de San Dumas al completo se representarán sobre el papel al más puro estilo peliculero sin escatimar en explosiones, piruetas, golpes de espada y las pullas cortesía del dúo rojo, algunas escocerán más que los puñetazos. Grayson y Blue Bird también tienen su pequeño momento de gloria al tiempo que encuentran otro hilo, ‘’La escultora’’, por el que tirar hasta Madre.

El tercer y cuarto capítulo son sin duda los que tienen el apartado artístico más representativo a pesar de que no cuenta con la acción explosiva del anterior. El dibujo de estas páginas está repartido entre de Fernando Blanco, Christian Duce, Javier Pina y Goran Sudzuka. Esta distribución ha sido una apuesta segura para el desarrollo de la última mitad del volumen, pues alternan los estilos según la situación en la que se encuentren tanto la trama como los personajes.

Batman y Robin Eternos 3

Es el encuentro de Grayson, Harper Row y la escultura lo que ha hecho avanzar la trama de forma considerable en esta ocasión. Para ello conecta mentalmente con la pareja de chicos maravilla para desmenuzar las intenciones, métodos e incluso el pasado de Madre. Puede que también aparezca algo de la parte más apetitosa de este pastel ¿Cómo culminó la relación entre Madre y Batman?. Todo esto además de ser acompañado por un buen número de bocadillos, se presenta con el estilo onírico y de abundantes sombras de los autores citados anteriormente, cambiando los estilos entre los recuerdos pasados y los del mismo presente.

Entre la magia del dibujo el clímax de la trama termina este número. Aunque para mitigar la espera se ha vuelto a añadir varias páginas que continúan la historia del joven Grayson y de cómo este finalmente acaba trabajando como un agente secreto.

ECC, sigue en su línea, el rústico es un acierto al igual que la elección de la portada. Su precio sigue estable en 9,95€.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here