ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de comics

Bajo un cielo como unos pantis 1, de Shun Umezawa: Japón sin filtros


Ignacio Piñeiro Barral   01/09/2017
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Una lectura de Japón audaz, necesaria y sin complejos.
Bajo un cielo como unos pantis 1Conforme el manga ha ido asentándose entre nosotros hemos tenido la oportunidad de disfrutar de obras cada vez más diversas, alejadas de los géneros que fueron punta de lanza  en la introducción del manga en Europa y España.

A la publicación de títulos de marcado carácter social o intimista obra de referentes como Osamu Tezuka o Jirō Taniguchi, se han sumado desde hace unos cuantos años los de autores difíciles de clasificar según los cánones que tradicional y erróneamente se han manejado respecto al manga en Occidente, como Inio Asano o, recientemente, el ya retirado Yoshiharu Tsuge.

En este último grupo bien podríamos incluir al autor de “Bajo un cielo como unos pantis 1”, Shun Umezawa, mangaka inédito fuera de Japón que ECC Cómics trae en primicia y por triplicado, ya que a los dos volúmenes que forman “Bajo un cielo como unos Pantis” se le ha unido en agosto el tomo único “Utopias” y se le unirá próximamente "Ippiki to Kyuujuu Kyuuhiki”.

El debut de Umezawa recopila cuatro de los cuentos que el autor escribió entre 2001 y 2015, en los que se dan cita las pulsiones más oscuras que laten bajo la superficie de perfección que vende la sociedad japonesa.

El relato que da título al tomo lo protagonizan los adolescentes Hiroshi y Mikami, el uno con dificultades de aprendizaje, el otro con escaso interés por socializar y ambos con nulo éxito en general; que estudian en un instituto donde el acoso escolar está —como en tantos otros, por desgracia— al orden del día.

Bajo un cielo como unos pantis 1Entre paja y paja, Hiroshi y Mikami tienen tiempo de salvar, más por accidente que por afán de justicia, a un compañero del perverso juego al que lo estaban sometiendo los graciosetes de turno.

Mediante sus conversaciones, el trío de desheredados consigue poner sobre la mesa los fallos de integración de un sistema basado en la sumisión —en palabras de Mikami— y en el que la nota discordante, por voluntad o por incapacidad, no tiene posibilidad de encontrar acomodo, siendo frecuentemente barrida bajo la alfombra de la felicidad oficial.

Alfombra bajo la que también se encuentra uno de los grandes tabúes de la sociedad  japonesa contemporánea a través del que Urasawa liga sus relatos. Porque tanto en “Bajo un cielo como unos pantis” como en el resto de los cuentos que componen el tomo el sexo está muy presente gráfica y temáticamente.

Urasawa no rehúye las  escenas de sexo explícito, siempre supeditadas a la historia que nos quiere contar, planteándolas a veces como situaciones de lo más natural y en otras ocasiones imbuidas de un halo de vileza bastante marcado en las que el sexo es utilizado como reflejo de los verdaderos problemas de la cultura del país nipón.

En “Avance de la gran hambruna de la era Heisei” (en Japón el tiempo se divide tradicionalmente en eras. La actual es la era Heisei, iniciada en 1989 con la ascensión al Trono del Emperador Akihito) el sexo mete a Hiroshi, años después de su época de estudiante, en una espiral de desenfreno romántico que lo lleva a relacionarse con una asociación nacionalista y xenófoba. No os preguntéis cómo, preguntad por qué.

Bajo un cielo como unos pantis 1Vuelve Urasawa a escarbar en las profundidades de la alfombra para tocar el irresoluto asunto del orgullo japonés tras la Segunda Guerra Mundial y el racismo, ambos utilizados para tratar de seducir a esa parte de la población que, como Mikami, sobreviven con trabajos precarios e insuficientes prestaciones sociales.

Las dos últimas historias, menos extensas, regresan a las aulas pero desde perspectivas sustancialmente distintas.

En “Caos en las aulas”, el pulcro centro educativo de chicas y chicos uniformados que consultan en el tablón de anuncios quien ha sacado las mejores notas se transforma en un “tótum revolútum” donde tienen cabida adolescentes obesas parturientas, aprendices de toxicómanos y alumnas inseguras sobre las que el ligón del instituto toma ventaja. El final es una catarsis a la que Umezawa nos dirige con maestría gracias a unas viñetas de ritmo endiablado en las que todo sucede simultáneamente con el grado justo de confusión que el autor pretende provocar.

Paisaje con Watanabe” se centra en Akemi Edo, una estudiante que en sus ratos libres ejerce la prostitución y se reencuentra al inicio del relato con un excompañero de clase al que no podía ver —literalmente— pero por el que siempre sintió atracción. Sus encuentros destapan al misterioso hombre invisible como una persona extremadamente violenta que quizá solo proyecte las múltiples violencias que soterra Akemi en su día a día.

Bajo un cielo como unos pantis 1” viene a cubrir un hueco que muchos no sabían ni que existía con una propuesta profundamente subversiva centrada en mostrar una lectura de Japón audaz, necesaria y sin complejos. Un manga que no es para todos los públicos pero que tarde o temprano, todos deberíamos leer.

Compra aquí "Bajo un cielo como unos pantis 1".



Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?