ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Tres enanos y pico, de Ángel Sanchidrián: humor satírico con toques de fantasía épica


Cristina Martínez Carou   24/07/2017
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Un libro lleno de hilarantes gags que oculta una enorme crítica a la hipocresía y el egoísmo del ser humano.
Portada de Tres enanos y pico, de Ángel SanchidriánEl humor es uno de los géneros literarios más difíciles, y, a mí entender, no son muchos los autores que consiguen dominarlo. Es por eso, y por la tirria que le tengo a ese tipo de humor que tira de lo absurdo y del chascarrillo fácil, que me aproximé a “Tres enanos y pico” (Planeta) con cierto temor, casi esperando encontrar el típico libro que se ríe de los típicos clichés de la fantasía épica de Tolkien. Pero Ángel Sanchidrián le dio dos bofetadas a mi escepticismo con este tocho de casi 500 páginas y me dejó llorando… de la risa.

Tres enanos y pico” nos presenta a Wifo, un estudiante de Cultura de las Especies al que se le ocurre la estrafalaria idea de ir a hacer sus prácticas a la ciudad enana de Villa Trifulcas. Mientras el chaval intenta sobrevivir a un particular Erasmus lleno de afectuosa violencia y resacas sin fin, un rey elfo xenófobo planea cómo deshacerse del resto de la chusma inmunda que habita el mundo.

Y en menos de lo que un enano se bebe una cerveza, Wifo se ve envuelto en una guerra sin cuartel llena de orcos, trolls, ogros, trollcos, políticos corruptos, asesinos, espíritus errantes, bosques encantados, magos, asesinos, dríadas, trabajadores públicos elegidos a dedo, elementales, animales parlantes, burros guardaespaldas, enanos homicidas, el Karma y bastantes cosas más.

Con toda esta retahíla de personajes a cada cual más loco, cualquiera podría pensarse que “Tres enanos y pico” es un batiburrillo de absurdos. Y nada más lejos de la realidad. A pesar de su más que evidente caos narrativo, la novela presenta una trama bastante decente con tintes muy épicos, que consigue involucrar al lector con los personajes y su mundo. Y emocionarlo, algo que consideraba impensable hasta que me vi deseando saltar a la batalla hacha en mano y gritando «¡Furra, furra!».

Imagen de Tres enanos y pico, de Ángel Sanchidrián

Sanchidrián ha sabido explotar muy bien los clichés del género aportando a su vez ideas originales para dar vida a un mundo bastante sólido que aúna las claves de la fantasía épica clásica con algunas costumbres y rarezas modernas en un hilarante combinado.

No es que la trama sea perfecta: el autor le ha arreado unas cuantas patadas a favor del humor, dejándola un poco coja. Pero sorprende cada pocas páginas con un nuevo giro argumental tan desconcertante como divertido, o con la introducción de otro personaje más estrafalario que el anterior.

Además los  personajes de “Tres enanos y pico” rebosan carisma y buen rollo, yendo mucho más allá de los resabidos prototipos. Enseguida querrás hacerte colega de Wifo, sus compañeros enanos e incluso el rey de los elfos, entre otros muchos. Pero la mejor de todos es Ramona Medroso, la progenitora del protagonista quien, con toda la sabiduría y la mala leche de una madre soltera que ha criado a cinco hijos, se lanza zapatilla en mano a rescatar a su retoño del medio de una guerra. Y termina armándola pero que muy gorda. Un personaje que simboliza como ningún otro lo que es una madre luchadora, al que seguro que todos adorarán.

Y no podría terminar esta reseña sin hablar del humor. Que se aleja de lo absurdo y el chascarrillo (gracias, señor Sanchidrián) y se reboza en la sátira, la ironía y la crítica social, uno de los puntos que más me han gustado. Bajo casi todas las gracias del libro se esconde una crítica a la hipocresía y el egoísmo innatos del ser humano, que parte de una visión bastante amarga y negativa del mundo, cuya realidad impacta e indigna. Es como mirarse en un espejo que refleje la naturaleza humana, del cual te tienes que reír porque no te queda otra.

Por otro lado, los latigazos caen por doquier y no hay situación, más importante o más mundana, sobre la que Sanchidrián no arroje su ingenio: tanto le sirven el sistema educativo como la burocracia, el programa erasmus, la alimentación vegana (y la omnívora también), el maltrato animal, el clasismo, la destrucción del medio ambiente, el objetivo de las guerras, la situación de los refugiados, la ética periodística, etc. Todos ellos problemas actuales que demuestran que la visión que el autor tiene de nuestra sociedad no se aleja mucho de la realidad. Aunque nosotros no tenemos enanos simpáticos que lo arreglen.

Ángel SanchidriánPero no te amargues, que no todo es tan negro. Si no, que se lo digan a las numerosas referencias al mundo de la literatura, los videojuegos y el cine fantástico que pueblan “Tres enanos y pico”: sobre todo a “El Señor de los Anillos”, pero también a “Juego de Tronos”, los “Gremlins” o “Assasin’s Creed”. Gags desternillantes que te hacen soltar carcajadas hasta el punto de tener que cerrar el libro. 

Lo único que no me ha gustado de la novela es el final. Demasiado precipitado después de la que se ha armado, los dos últimos capítulos parecen querer despachar enseguida a cada uno para su casa, sin dar tiempo al lector a asimilar muy bien lo sucedido. Y sin mostrar lo que es de la vida de cada personaje, ni de cómo queda el mundo tras los cambios acaecidos.

Un final quizás demasiado duro e indignante que, para tratarse de un libro de humor, no me ha hecho puñetera gracia: me esperaba algo más amable, aunque aquí se trata de una mera percepción personal.

No obstante, “Tres enanos y pico” no deja de ser una buena novela satírica, con su gran dosis de humor y una historia nada desdeñable para este género. Llena de personajes cuya locura está a la altura de su carisma, de situaciones estrafalarias y de marrones de proporciones épicas debidos a la ineptitud humana, enana, élfica y de todas las razas que habitan el hilarante mundo de Ángel Sanchidrián.

Compra aquí "Tres enanos y pico".



Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Portada de Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie, de Juan Eslava Galán
Juan Eslava Galán
Portada de La Sombra del Viento, de Carlos Ruíz Zafón
Carlos Ruíz Zafón
Portada de El símbolo perdido, de Dan Brown
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?