ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Tenemos que hablar de muchas cosas, de Miguel Hernández: homenaje de poetas de nuevo cuño


Eidian   27/06/2017
Comenta con tu Facebook
Meneame
     El resultado ha sido muy desigual, según el interés de los nuevos poetas en la obra del de Orihuela, pero hay que agradecer la iniciativa de Espasa.
Portada de Tenemos que hablar de muchas cosas, de Miguel HernándezCasi todo lo que se puede decir en este mundo ya lo dijo antes un poeta. Es la pura verdad.

El otro día hablaba con un compañero de esta página sobre la poesía, más concretamente, sobre la muerte de la poesía. Él aludía a doctos estudios (entre otros citaba al gran y conocido Umberto Eco) para demostrar que la poesía de hoy en día no es tal pues carece de las características de rima, ritmo y estilo que los clásicos atribuían a está rama de la literatura y el arte. Lo cierto es que, si nos atenemos a esas definiciones, la poesía de hoy en día no es tal y es un proceso que los mismos autores que ahora se denominan poetas han ido forjando desde hace más de un siglo (¿alguien desconoce aún las disociativas personalidades del señor Pessoa?). Ese destruir la poesía desde dentro para crear poesía ha sido un proceso imparable que requiere todo un curso acelerado de literatura contemporánea para ser analizado. No estamos aquí para eso (afortunadamente: apuntes universitarios, uhhhhhhh) pero es necesario tener en cuenta que lo que hoy llamamos “poesía” no tiene nada ver con lo que se llamaba así hace cincuenta años…en la época antediluviana preinternet, vamos.

En estos momentos, abres Facebook, Instagram, Twitter, blogs, Youtube y otros, y te saltan a la cara un montón de jóvenes dispuestos a compartir sus más hondos sentimientos con los demás. Sus expresiones son sencillas y sus formas naturales, cercanas. Un filólogo diría que eso no es poesía sino solo la expresión sentimental, urbana y contemporánea, de una juventud que desdeña las reglas precedentes. Tendría bastante razón, hay que admitirlo, pues la juventud de hoy en día se expresa mejor a través de una canción rap que de un soneto con versos alejandrinos (ah, para verso alejandrino: mirar Wikipedia).

La cuestión es que la poesía que hoy se lee a través de internet tiene que ver muy poco con la que se divulgaba antes del mismo. La poesía se había vuelto un redil intelectual apto para muy pocos y hoy, sin embargo, ha encontrado su hueco entre las nuevas generaciones gracias a este medio. Otro tema distinto es si la poesía que se lee, se ve y se escucha en internet es algo más que los lamentos juveniles de una generación que necesita expresar sus dudas, amores y fracasos de alguna manera más allá de la narrativa…

Todo este prologómeno viene a cuenta del libro que tengo entre manos, "Tenemos que hablar de muchas cosas" (Espasa, 2017), un homenaje al poeta Miguel Hernández en el que diez poetas españoles actuales hacen una selección de los poemas del autor de Orihuela (mejor dicho, de la antología del poeta publicada por Espasa en 2010), dotando cada apartado de una introducción propia.

Esperemos que sigamos viendo iniciativas de las editoriales en homenaje al gran Miguel Hernández… y que sigan madurando los poetas que llegan desde internet.

Voy a escribir solo dos palabras sobre el grandísimo Miguel Hernández, poeta con el que todo escritor español de hoy en día (escritor, si, no solo poeta) tiene una enorme deuda. Si hay alguien aquí que aún no ha leído nada de este hombre que hizo de la poesía su vida, vivíó con ella y murió por ella, que corra a la librería, a Amazon, adonde sea, y se compre ahora mismo una antología de su obra. Imprescindible. Sin olvidar la excelsa calidad formal de sus primeras obras ("Perito en lunas" y, sobre todo, "El rayo que no cesa"), todo en este escritor es emoción liberada. Sus libros son un compromiso con la literatura y con la existencia. Quien no se ahogue de dolor leyendo la "Elegía a Ramón Sijé" o la que se titula, simplemente, "A mi hijo, jamás podrá entender la poesía". Porque sé que no estoy a la altura, voy a acabar aquí mis comentarios sobre Miguel Hernández. No es sobre él sobre quién debo hablar.

Conmemorando la absurda muerte del poeta, enfermo de tuberculosis en un penal franquista (donde fue encerrado por los vencedores de la Guerra Civil española, en el año 1942), se han llevado a cabo varios actos de homenaje. Uno de ellos es el que ha realizado la decana editorial Espasa, plasmado en el libro antes citado, que salió a la luz el mismo mes de su muerte. Para ello ha convocado a una serie de jóvenes poetas españoles (menos el muy veterano Carlos Salem, argentino residente en España), la mayoría de los cuales pertenecen al elenco de su editorial (ejem, de la editorial Planeta en su conjunto) y les ha dado la oportunidad de elegir unos pocos poemas del autor, realizando un prólogo propio. Lo que voy a comentar es esta selección de prologuistas, los prólogos en si, la selección realizada y el libro como continente.

El libro, como continente, es bonito en su exterior, con esos almendros en flor que aluden al verso que da título al libro y que está tomado de la ya nombrada anteriormente "Elegía a Ramón Sijé". Con ese título, bien elegido, y que da pié a pensar que se nos va a ofrecer una buena selección de la obra del poeta de Orihuela, se entra al poemario en si. La tipografía es buena para la obra pero no dejo de pensar que el papel podía haber sido de una mayor calidad. En cuanto a las ilustraciones, estas me han decepcionado una barbaridad. A saber: para el poema "Nanas de la cebolla", hay una pareja rezando el ángelus (calcada de un cuadro del francés Millet) con una cebolla encima; para "Tengo estos huesos hechos a las penas" un tipo con un fémur al hombro; y así sigue… Aparte de que el trazo y el dibujo es simple el artista no maneja muy allá la cuestión de la alegoría, no.

Y ahora los poetas. La selección de los mismos representa un panorama acertado de la poesía actual española…al menos, la que se divulga a través de internet y la que ahora mismo se está publicando en papel con más éxito. La biografía que proporciona el libro de estos autores (José A. Gómez de la Iglesia, es decir, DEFREDS; Loreto Sesma; Elvira Sastre; David Martínez Álvarez, o RAYDEN;  Sergio Carrión; Escandar Algeet; Iago de la Campa; Victoria Ash; Rubén de la Cruz o XENON; Carlos Salem) es muy escasa y apenas va más allá de señalar sus datos de nacimientos y sus libros publicados. Lo cierto es que el acontecimiento tendría que haber merecido algunos detalles más ya que el libro se publicitó como un homenaje de los poetas actuales españoles a Hernández pero, al parecer, los lectores debemos de conocer todos la biografía extensa de los autores ya que la editorial piensa que no necesitamos más datos sobre ellos.

No es éste lugar para entrar en comentarios sobre la obra de estos nuevos poetas ya que nos eternizaríamos en la reseña aunque los prólogos que han realizado hablan a las claras de sus conocimientos sobre la poesía de Hernández y sobre lo que ellos piensan que es un homenaje literario.

Miguel Hernández

Algunos autores, como Defreds, parecen haberse querido dar un homenaje a si mismos y a su poesía, más que otra cosa. Tanto en el prólogo, como en las poesías seleccionadas, parece que Miguel Hernández le viene un poco grande. Habiendo tantas obras maestras por elegir, Defreds se monta un prólogo en que canta la ausencia de la amada (¿pero no se trataba de homenajear a Hernández?) y después se dedica a seleccionar poemas sueltos del autor que, sin estar mal, hablan en voz más queda que otros del amor y de Castilla. Para mi, un poco decepcionante.

Loreto Sesma, la siguiente en la lista, sin embargo, realiza un prólogo emotivo y sencillo, acorde con las circunstancias. Esta poeta me resulta muy llamativa por lo joven (21 años) y por la intensidad que imprime a sus textos a través de insultos muy medidos y de expresiones comunes bien encajadas…aunque para homenajear a Hernández su voz se haga breve y serena. Su selección se centra sobre todo en el Cancionero y romancero de ausencias, en su gran expresión y extensión del dolor, y recoge esas tremendas elegías que Hernández dedicó a su compañero del alma, Ramón Sijé, y a su hijo muerto con pocos meses. Muy buena selección…Tremenda.

Sigue Elvira Sastre. Su aproximación a Hernández no del todo correcta. A pesar de tener un prólogo breve, comete un error en él puesto que parece atribuir la conocida expresión del poeta, “vida, muerte y amor” (que él inserta en varios de sus poemas como, por ejemplo, La boca, también presente en este homenaje), solamente al poema "Llegó con tres heridas", dando la impresión de que Sastre no conoce del todo bien la obra hernandina. Tiene en su haber, sin embargo, que es la primera que cita el libro "El rayo que no cesa". No parece, por otra parte, que este libro, magnífico, agrade mucho a la mayor parte de estos poetas que apenas lo han incluido. Sin duda es, estilísticamente hablando, el más elaborado de un Hernández enamorado de la forma soneto, y de la literatura barroca, que maneja con soltura y grandeza a pesar de ser constreñido por un modelo perfectamente trazado. En una generación que ha abandonado por completo las formas del pasado, de verso libre y prosa poética, es lógico que suceda así…aunque también es un poco triste. Cierra su elección con la telúrica e implacable "Canción del esposo soldado", del libro "Viento del pueblo", otro gran poema del autor.

Miguel Hernández

La elección de RAYDEN, el siguiente poeta, está muy bien pensada y elaborada. Aunque en el prólogo se permite alguna licencia poética que no me acaba de cuadrar (como ese Miguel Hernández cual patata plantada en el campo…ya que él fue pastor), su selección parte del llamamiento a la juventud española del poeta de Orihuela, como si el reconocimiento de la juventud republicana de entonces preludiará de alguna forma el reconocimiento de la actual. Sigue con uno de los mejor poemas amorosos de "El rayo que no cesa", reconocimiento a Hernández como poeta del amor. A continuación siguen "Las manos", de "Viento del pueblo", con lo cual RAYDEN pasa por casi todos los grandes poemarios de Miguel. Acaba con el "Cancionero y romancero de ausencias", el triduo dedicado a su hijo y esa conclusión tristísima y acertada que constituye el poema Tristes guerras. Así si se demuestra que se conoce la obra del poeta.

Sigue Sergio Carrión en cuyo prólogo veo una contradicción evidente al decir que en la poesía de Hernández vive una España inexistente y, poco más tarde, afirma que estos tiempos son parecidos a aquellos… Si son parecidos es que aquella España, de alguna forma, esta existiendo dentro de esta, ¿o no? La conclusión del prólogo, sin embargo, es hermosa esperando “que…no sea la muerte la más injusta consecuencia de la libertad”. Los poemas elegidos no son tan conocidos como otros del autor pero son buenos y representativos, colocados de una forma premeditada, mezclando los diversos libros (es uno de los que ha elegido un poema de "El hombre acecha", poemario no demasiado citado aquí y que fue condenado a la destrucción por el Franquismo) para conseguir un crescendo que pasa a través de la guerra, de España y la muerte, y acabar rescatando la figura de la madre como promesa de esperanza.

Escandar Algeet es la siguiente es la selección. Se nota que conoce bien al poeta desde el prólogo y lo demuestra con uno de los mejores del libro. Su selección, además, es muy buena. Elige poemas de todos sus grandes libros, dando una especial relevancia a los contenidos en "Viento del pueblo". Esa elección da a su selección un carácter muy combativo, contra lo caduco, asentado y vano; a favor de la juventud y su empuje; a favor del amor contra el odio. Recordando al gran García Lorca, otra víctima del Franquismo y denunciando a los cobardes que se esconden tras los méritos ajenos… haciendo que no olvidemos el sentido de este homenaje, por qué debemos recordar la vida y la triste muerte del poeta.

Iago de la Campa, en contraposición a la autora anterior, se decanta de nuevo por un Hernández íntimo, poeta del amor. Son poesías breves, poco conocidas en general, algunas primerizas…En fin, un poco pobre después del puñetazo sobre la mesa dado por Escandar.

Victoria Ash realiza un prólogo entusiasta, quizás demasiado… Demasiado quemarse, demasiado romanticismo, como ella misma reconoce, para hablarnos de un poeta que era bronco y delicado a la vez. Pocos logran dar con ese justo equilibrio… En cuanto a la selección, en ella predominan los poemas del Cancionero y romancero de ausencias, que inunda todo de amor y dolor. Además la poeta elige uno de los poemas que más me conmueve de Hernández, el corto y desgarrado Canción última.

Miguel Hernández

XENON, el siguiente poeta, escribe un prólogo/poema que resulta un buen homenaje al de Orihuela. Por el contrario su selección se circunscribe única y exclusivamente al Cancionero y romancero de ausencias que es, sin duda, el poemario más citado por todos estos autores en detrimento del resto de la obra de Hernández. No es de extrañar, por otra parte, que Cancionero y romancero de ausencias sea el libro más elegido por estos poetas. Un libro que se cimenta en el dolor y el amor más hondos y que se libera de la forma de forma desgarrada para indagar en el verso más allá de la forma. Concluye el autor con el pequeño poema Escribí en el arenal en el que Hernández, de nuevo, nos recuerda los fundamentos de su poesía, esos “vida, muerte, amor”. Como se ve, Hernández desgrana esta expresión varias veces a lo largo de su obra.

Concluye la lista de autores con Carlos Salem, el más experimentado de todos ellos.  Periodista, escritor. Poeta. Su prólogo es no sólo un buen homenaje sino que ha sido meditado y escrito con gran mimo, algo que no se puede decir de todos los presentes en este homenaje. Su selección comienza con "El herido", un gran poema de "El hombre acecha", capaz de exaltar y conmover a cualquiera. El resto de poemas, entre los cuales vuelve a destacar el libro "Cancionero y romancero de ausencias", se encaminan hacia el impresionante y no demasiado conocido "Desenterrar vivos" que culmina con otra de esas grandes frases del poeta de Orihuela: “Varios tragos es la vida/ y un solo trago es la muerte”.

Una gran forma de cerrar esta selección de poemas y de prologuistas.

En resumen, se puede decir que Espasa ha realizado este libro más para difundir a los poetas de nuevo cuño que para homenajear en serio a Hernández. La idea en si no era mala pero el resultado ha sido muy desigual, según el interés de los nuevos poetas en la obra del de Orihuela. Se nota claramente, por otra parte, quienes han leído a fondo a Hernández y quienes no y en ello no tiene nada que ver la edad. Es una cuestión de experiencia y gusto. Por ello a veces parece que el encargo de Espasa para homenajear a Hernández les viene grande. Acorde con ello los prólogos van desde el “me gusta conocerme y lo digo en todo momento” al “debo mucho a este autor y me gusta expresarlo”. De todo hay.

Sin embargo, y dado el escaso interés que se ha difundido desde las instituciones gubernativas, las primeras que deberían haber realizado un gran homenaje (no olvidemos que Miguel Hernández, más allá de ideologías, es uno de los más grandes poetas españoles del siglo XX… yo casi diría de toda la literatura española), su empresa es muy de agradecer. Y la asociación que hacen entre la poesía “clásica” española y la que está emergiendo en estos momentos también merece todos los respetos… aunque a la vez, como no puede ser de otra manera en este mundo capitalista, busque el beneficio propio.

Así pues, esperemos que sigamos viendo iniciativas de las editoriales en homenaje al gran Miguel Hernández… y que sigan madurando los poetas que llegan desde internet.

A todos nos queda mucho camino.

Desde el océano profundo…

Compra aquí "Tenemos que hablar de muchas cosas".



Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Espasa publica «Enciclopedia Eslava. Todo (o casi todo) lo que debes saber para ser razonablemente culto»
«Cuentos clásicos para conocerte mejor», de Jorge Bucay, publicado en noviembre por la editorial Espasa
Recibido: «El espartano», de Javier Negrete, la historia de Perseo
Espasa reedita «Las máscaras del héroe», de Juan Manuel de Prada
Recibido: «Abrázame los monstruos», de Redry, poesía urbana
Articulos Relacionados
Las máscaras del héroe, de Juan Manuel de Prada: que veinte años no es nada
Abrázame los monstruos, de David Galán (Redry): formas de poeta y falto de rodaje
Perdida en un bol de cereales, de Elisa Levi: versos sencillos y directos
Loreto Sesma vuelve a conmovernos con «Amor Revólver»
Arcadia, de Iain Pears: divertido rompecabezas espaciotemporal
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Espasa
Portada de Salamina, de Javier Negrete
Portada de Bruno  Dhampiro, de Rosa Gil
Portada de Estirpe Salvaje, de Montse de Paz
Portada de Fabuland, de Jorge Magano
Portada de Déjame entrar, de John Ajvide Lindqvist
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?