ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisi�n, Literatura, Ciencia, Videojuegos, C�mics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Mount and Blade: Warband


 PlayStation 4  Xbox One
Jonathan Montreal   18/12/2016
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Mount and Blade: Warband nos lleva una Edad Media más realista históricamente hablando, donde labrarnos un nombre no será tarea fácil. Coged vuestras armas y subid a vuestro caballo, hay muchos reinos que impresionar y tierras por conquistar.

Casi todas las obras basadas en el Medievo Occidental nos muestran una imagen bastante fantástica de esta época, estas historias nos hablan de épica y grandes gestas narradas por juglares, caballeros de resplandeciente armadura al servicio de reyes e imponentes ejércitos protegiendo el castillo de su señor, incluso en ocasiones se le puede añadir seres mitológicos como orcos, magos o dragones. Mount & Blade nos cuenta otra historia, una sobre la cara de la Edad Media más oscura y realista, donde ser alguien con renombre es una tarea casi imposible pero descender a lo más bajo del ser humano se consigue con un simple error, las grandes aventuras no serán tan bonitas de contar y todo lo conseguido tendrá una historia moralmente dudosa. Esto es Mount & Blade: Warband, un simulador de la edad media donde se nos presenta un mapa tejido por los distintos reinos y sus enfrentamientos, con un complejo sistema de juego poco cuidado y depurado.

La primera versión de Mount & Blade se lanzó en 2008 por una empresa Turca llamada TaleWords Entertaiment, era un título que no consiguió fama por su mala jugabilidad, pero sí lo hizo por su comunidad, empezaron a sacar modificaciones, desde asaltos a castillos del Japón feudal hasta multitudinarias batallas en la Tierra Media.


Mount & Blade: Warband - 1


El juego parecía no tener fin y la comunidad era la culpable de esto, una de estas modificaciones llamada Warband fue la que le sirvió al estudio para relanzar el juego, este Mod pulía mucho más el juego original ofreciendo batallas más precisas con muchas más opciones en la interacción con otros reinos y diferentes mapas, la versión que podemos disfrutar ahora en PlayStation 4 y Xbox One es esta última, por supuesto el paso del tiempo no perdona y los más de seis años desde que salió a la luz para ordenador con la modificación es el mayor contra que veremos en este nuevo lanzamiento. Por supuesto, no todo son sombras y el hecho de que el rol medieval realista sea un género poco explotado, nos invita a jugarlo de nuevo sin criaturas mitológicas ni magos.

El modo principal es para un jugador y la historia nos sitúa en un universo llamado Calradia, estas tierras están divididas entre diferentes reinos ficticios que representan de una forma bastante fiel las diferentes culturas de nuestra época, su estilo de combate y su personalidad. El mapa por el que nos moveremos lo veremos de una forma muy simple y no contará con mucho contenido, a la hora de entrar en ciudades y castillos ya el juego cambia a tercera persona y tendrá más detalles.


Mount & Blade: Warband - 2


Nosotros podemos decidir dónde empezar la historia, el juego nos introduce mediante un editor de personaje muy completo, pero bastante complejo donde podemos seleccionar desde el sexo hasta la raza, también tenemos que pasar una especie de test para determinar cuál es nuestra posición en la sociedad, algunos de estos parámetros afectarán directamente a la historia, ya que el universo quiere ser bastante fiel y realista, por ejemplo, si nuestro personaje es una mujer será mucho más difícil sobrevivir tal y como pasaba realmente en la época feudal, también nuestra raza o clase social determinan nuestra dificultad para alcanzar los diferentes objetivos; no es lo mismo empezar como un noble, que como un pobre mercader sin conocimientos en el arte de la guerra. Mencionar que el juego no tiene objetivos, pero podemos marcarnos una meta, como puede ser alcanzar a ser rey y conquistar a los demás enemigos, o como convertirte en el rey de los ladrones.

Es en este punto donde el juego nos enseña que la extrema libertad nos condena a un sistema de misiones un tanto repetitivas, no existe un objetivo ni una trama, nosotros tenemos a nuestra disposición un enorme reino donde campar a nuestras anchas, pero no será todo tan fácil, ya que necesitaremos tres atributos que nos ayuden a cruzar estas tierras, estos son: relaciones, notoriedad y dinero. Por ejemplo, si hacemos misiones para un lord poco a poco ganaremos la notoriedad de la ciudad, la relación con este lord y el dinero por nuestro trabajo realizado, puede que en algún punto podamos recibir una invitación para asistir a un banquete lleno de nobles, donde se nos abrirán más posibilidades e incluso conocer a una dama de la realeza interesada en nosotros por nuestras hazañas.


Mount & Blade: Warband - 3


A nuestro paso por las diferentes aldeas se abre la opción de poder reclutar mercenarios aumentando el número de nuestro grupo, será un factor muy importante, ya que a la hora de entrar en batalla es muy necesario tener un buen ejército para conquistar el objetivo. Otro factor a tener en cuenta es el equipamiento de nuestro personaje y el de nuestros soldados, las visitas a los diferentes mercaderes nos darán acceso a una amplia selección de armaduras y armas. Nuestro fiel compañero de aventuras será un caballo, esta montura nos servirá para movernos con más rapidez por el mapa general y utilizarla en las batallas cambiando totalmente el estilo de combate, aunque puede ser un poco tedioso el hecho de bajarse de la montura en medio de una batalla, ya que posiblemente nos quedemos totalmente vendidos.

Este universo puede parecer apetecible y es bastante complejo, pero enseguida nos daremos cuenta que la ambición de este estudio estaba por encima de sus posibilidades y nos encontraremos con ciudades repetitivas y misiones que poco nos pueden aportar.

Mount & Blade cuenta también con un curioso modo multijugador, siendo este para muchos usuarios el mayor aliciente del juego. En esta versión el número de jugadores será de 32, un poco reducido si lo comparamos con las multitudinarias batallas que podíamos ver en la versión de PC. El juego cuenta con varios modos disponibles, como duelo a muerte, captura y asedio al castillo, siendo este último el más divertido de los tres.


Mount & Blade: Warband - 4


La jugabilidad de Mount & Blade seguramente sea uno de los puntos más delicados, su conversión de ordenador a consolas le ha hecho un flaco favor, la buena intención de mantener el sistema de PC es culpable de un control demasiado duro e impreciso, donde el usuario necesitará dedicar muchas horas para acostumbrarse. El punto bueno es que una vez podamos superar esta barrera el juego ganará muchos enteros y lo veremos con mejores ojos.

Toda la interfaz del juego, desde los menús principales hasta los indicadores del juego hace uso de un diseño un poco arcaico, recordando a un producto en fase Beta. Como usuario tienes la sensación de que el estudio se ha centrado en ofrecer una experiencia jugable con complejas mecánicas por encima de un apartado artístico y gráfico competente.

Tenemos que recordar el tiempo que tiene este juego en el mercado y que posiblemente su llegada a las consolas ha ocurrido una generación después. En la variedad de diseños y escenarios el juego también es un poco escaso, las distintas ciudades y castillos que visitaremos empiezan a parecernos todas iguales con pequeños cambios en los colores y símbolos según la facción a la que pertenece, y con los escenarios pasa exactamente igual, todo se resume a bosque, nieve y desierto siendo siempre idéntico. En el apartado sonoro el juego cuenta con unas pocas piezas musicales que sin ser malas cumplen perfectamente su función.


Mount & Blade: Warband - 5


Conclusión

Mount & Blade: Warband es un juego con unas mecánicas realmente buenas, pero con un envoltorio bastante feo, que siendo un proyecto demasiado ambicioso para un pequeño estudio, termina bastante bien resuelto. Posiblemente su mayor error se centra en intentar traspasar la experiencia de ordenador a consolas, fallando en los controles y perdiendo los Mods, que eran su mayor reclamo, una opción que permite a este juego gozar de buena salud en PC.

No es un juego que recomendaría a todo el mundo, pero si consigues pasar por alto algunos de sus fallos, te encontrarás con un simulador feudal que hará las delicias de los más puristas ofreciendo un amplio abanico de posibilidades y muchísimas horas de diversión, la sensación de asediar un castillo mientras llueven flechas sobre tu escudo de madera te hará olvidarte de todo lo demás.


Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Mount and Blade, de camino a PS4 y XboxOne
Articulos Relacionados
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?