ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Dark Souls III


 PlayStation 4  Xbox One  PC
Chami Collado   11/04/2016
Comenta con tu Facebook
Meneame
     FromSoftware nos trae su último Souls, más pulido y equilibrado que nunca. Disfruta de la muerte una y otra vez con esta desafiante aventura.
Soy de los que, allá por 2009, cuando escuché hablar de Demon’s Souls, fui de cabeza a por él. Si algo se comentaba del juego era su dificultad, tan alta como los juegos de antaño. Y vaya que si era difícil. Un juego donde el jugador era el que tenía que aprender por sí solo las mecánicas, nadie te guiaba por el lugar correcto. La la muerte y la frustración fueron algo muy habitual durante mi aventura. Tanto que no jugué mucho más del primer jefe.

Dark Souls III - 10

Pero dejando a un lado lo malo que soy, lo cierto es que los de FromSoftware continuaron la saga, viendo que la cosa cuajaba entre los jugadores. A Dark Souls, la entrega considerada por muchos como la mejor de la franquicia, le siguió una segunda parte, Dark Souls II, que sin llegar a ser mala, quedó en un segundo plano —Quizás porque Miyazaki, el habitual director de la saga, no participó—. Por último, ya con el salto a la nueva generación, recibimos Bloodborne, que cogía lo visto en los Souls y lo trasladaba a otra estética algo distinta, una mezcla entre gótico y steampunk, y un sistema de combate más rápido y agresivo.

Ahora recibimos su tercera entrega, que pretende ser no sólo la última aventura Souls, si no la más pulida, recogiendo todo lo bueno de las anteriores y descartando lo que no terminaba de encajar. Eso significa que la base del juego sigue siendo la misma; Una aventura de rol de acción en la que viajaremos por un mundo laberíntico lleno de trampas y enemigos de todo tipo, desde los clásicos no-muertos a enormes jefes finales.

Dark Souls III - 2

HAS MUERTO

Rebanado por un caballero con armadura plateada gigante; Ensartado en una emboscada entre tres esqueletos con armas oxidadas; Reventado por una flecha gigante que me cayó del cielo; Desangrado por un hechizo que me lanzó un mago gordo e incluso aplastado por un puñetero y enorme árbol asesino. Esta es una mínima fracción de las cosas que me han matado en Dark Souls III.

Aquí se aprende a base de palos. No tienes un tutorial de prueba con una red de seguridad “por si acaso”. Este es un mundo duro, frío y cruel, —tanto, que ni te permite pausar el juego— donde sólo se puede avanzar siendo más duro y cruel que él, aprovechando cada debilidad del enemigo. La dificultad sigue siendo su principal reclamo, pero, si es tan difícil, ¿Porque es tan divertido?

Puede que un enemigo te mate una, dos o siete veces, pero con cada muerte, aprendes su forma de atacar, sus puntos débiles. Y cuando tras el enésimo intento consigues vencer a ese enorme caballero con un escudo más grande que tú, te sientes muy bien. Te sientes como si hubieras ganado una guerra tú solo. Esta es la droga que hace tan adictiva Dark Souls III. El sentimiento de victoria

Dark Souls III - 5

Seguimos perdiendo las almas que hemos ido recogiendo con cada muerte, esa valiosa moneda de cambio que sirve tanto para subir de nivel como para comprar objetos. Quedarán ahí tiradas por si en tu próximo intento eres capaz de recuperarlas. Si somos lo suficiente habilidosos y nos hacemos con un buen puñado de éstas, podremos volver al Enlace de Fuego, lugar de encuentro de muchos personajes secundarios que nos ayudarán en nuestra aventura. El herrero, la Dama de Fuego que nos permite subir de nivel, o algunos vendedores los encontraremos allí. Subir de nivel requiere, como siempre ha sido en la saga, mucha planificación. Los diferentes atributos de nuestro héroe afectarán a diferentes parámetros, como el daño que hacemos, la cantidad de golpes que podemos realizar sin cansarnos, o el tamaño de nuestra barra de vida. Habrá que decidir sabiamente hacia donde queremos llevar nuestro no-muerto y así aprovechar al máximo las almas que recolectemos.

Aún sabiendo esto, puedo asegurar que esta entrega es la más accesible de la saga, así que si sois primerizos, dad las gracias; Estáis ante la mejor entrega para empezar a jugar. Si por el contrario sois veteranos, puede que los primeros compases os parezcan más fáciles que otras entregas, pero tranquilos, que sigue siendo igual de desafiante que siempre. Los checkpoints son escasos, —las benditas hogueras, que son como oasis en el desierto— y si morimos, a parte de perder las almas, todos los enemigos que hayamos matado antes volverán a estar ahí, esperándonos con los brazos abiertos. Os aseguro que llegareis a aprender de memoria la posición de algunos enemigos por repetir tantas veces la misma fase.

Dark Souls III - 8

Redefiniendo el combate

Esta tercera entrega ha sabido aprender de las anteriores para sacar todo lo mejor de la saga, añadiéndose con pequeñas mejoras que lo hacen mejor que nunca. Eso se ve reflejado primero en los controles, que harán que los jugadores veteranos se sientan cómodos desde el minuto uno. Ataque fuerte, rápido, bloqueo, rodar, esquivar… Todo lo de siempre sigue ahí, y la única novedad son las Habilidades de Armas; Ataques que varían dependiendo del arma que tengamos equipada, y que son tan espectaculares como potentes, aunque a cambio consumirán puntos de magia. Son un añadido interesante, que pueden sacarnos de un apuro con determinados enemigos. Los ataques van desde dar una potente estocada con una lanza, hacer un ataque giratorio con la alabarda, pasando por un rápido desenvaine al más puro estilo samurai con las katanas.

Se nota que DS III ha bebido de las mieles de Bloodborne, y eso se deja notar en que su estilo de combate es el más directo y rápido de los Souls. Ahora nuestras animaciones son más veloces y ágiles, pero también lo son los enemigos, que son más agresivos que nunca. Esto por supuesto no afecta negativamente a su clásicos combates tácticos, donde es más importante saber cuándo y dónde atacar que tener un espadón de tres metros. Por otro lado, los escudos ya no son tan útiles, ya que la mayoría de golpes fuertes de los enemigos nos dejan con el culo al aire si los bloqueamos, vaciando nuestra barra de estamina por completo. Esto deja claro que en la mayoría de situaciones será más recomendable saber esquivar y rodar que bloquear los ataques. Pero también tendremos una poderosa ventaja, y es que ahora es más fácil aturdir a los enemigos si les propinamos una serie rápida de golpes, dejándolos unas valiosas décimas de segundo indefensos.

Dark Souls III - 6

Un sistema de combate más directo requiere un rebalanceo de las armas; Todas han sido modificadas, dejando en esta ocasión en una posición más ventajosa las espadas y armas rápidas como las dagas, mientras que los espadones y armas pesadas han quedado en una situación algo desequilibrada, se antojan demasiado lentas para este sistema de combate más directo. Los magos vuelven a utilizar  puntos de magia para usar sus hechizos, lo que muchos jugadores van a agradecer frente a tener un uso limitado de hechizos. Teniendo en cuenta esto, junto con la ya comentada supremacía del esquive sobre la defensa, hace que los combates sean los más ágiles vistos hasta ahora en Dark Souls.

Otra gran novedad es la imposibilidad de mejorar las armaduras con titanita. Las armaduras poseen atributos fijos que no se pueden mejorar, haciendo que tengamos que jugar con diferentes sets adecuándonos a cada situación. Por ejemplo, si luchamos contra un enemigo que lance un hálito de hielo, mejor será equiparnos un set con mucha defensa al hielo que con simple defensa física. Además, ahora podremos mejorar las armas transposicionándolas, es decir, aumentado su poder bruto en gran medida a cambio de eliminar los beneficios que nos dan al subir de nivel los atributos de nuestro personaje.

Dark Souls III - 5

Comenzaremos la aventura con tan solo cuatro estus, las pociones que nos permiten recuperar vida. Por supuesto, podremos ampliar el número si encontramos fragmentos de estus, e incluso el herrero —que a más de uno le resultará familiar— nos permite redistribuir el número de estus entre los dos tipos, vida y magia. Por último, otro cambio es la humanidad, que ha cambiado por el modo Señor de la Ceniza. Al estar en este modo nuestra vida aumentará un 30%, pero para conseguirlo tendremos que usar ascuas, unos objetos escasos a lo largo del juego.

Como veis, esta tercera entrega mantiene la profundidad que caracteriza a la saga en lo referente al equipo y parametros del jugador. Hay que planear bien como subir de nivel y qué armamento llevar antes de meternos en mitad del combate. Sin descuidar el peso que llevamos encima, que puede ralentizar nuestros movimientos en la batalla.

Los enemigos que encontraremos por las tierras de Dark Souls III serán variados, unos pequeños y rápidos, otros grandes y lentos… Pero también nos sorprenderá con enemigos grandes y rápidos, o pequeños y muy poderosos. Si algo sabe hacer bien esta saga es sorprender y pillarte desprevenido, por lo que un enemigo que a simple vista parece fácil no tiene porque serlo.  Como siempre los enemigos que nos harán verdaderamente sufrir son los jefes, grandes —algunos colosales— enemigos que podrán acabar con nosotros en cuanto bajemos la guardia un segundo. Para vencerlos, tendremos que, como viene siendo habitual, aprender sus patrones de ataque y aprovechar sus puntos débiles. Es muy difícil vencer a un jefe a la primera, por lo que preparaos para morir sucesivas veces hasta conseguir la preciada victoria. Es en los últimos compases de la aventura donde encontraremos jefes que se pueden considerar los más difíciles de la saga… Y eso son palabras mayores.

Dark Souls III - 3

El Ser de la Ceniza

La historia del juego es igual de confusa y enigmática que cualquiera de las demás entregas. Destacable comentar que esta tercera entrega parece estar conectada directamente con la primera, explicando ideas que se habían quedado sin explicación anteriormente. Volvemos a convertirnos en un no-muerto, el Ser de la Ceniza con el objetivo de enlazar la llama en el Reino de Lothric. El argumento se nos mostrará tanto por los personajes secundarios como por las descripciones de algunos objetos, como las almas de los jefes que derrotemos. Cabe decir que es más que recomendable haber jugado al primer Souls para entender esta tercera parte. Incluso, podemos desvelar que los fans de la saga reconocerán más de un homenaje de otras entregas en Dark Souls III.

Además de la trama principal, encontraremos a lo largo de la aventura pequeñas historias mediante personajes secundarios. Aliados que nos ayudarán ya sea comerciando con nosotros en el Santuario del Enlace de Fuego, o directamente luchando espada con espada junto a nosotros. Otros simplemente nos darán pistas o nos revelarán hechos interesantes del argumento.

Dark Souls III - 7

Los escenarios, laberintos propios de un metroidvania en 3D repiten en esta tercera entrega. Pasillos y pasillos interconectados, llenos de caminos secundarios con secretos, enemigos de mayor o menor tamaño, y trampas esperando a pillarnos por sorpresa.  No llega a ser tan magistral como en el primer Dark Souls, conocido por tener un fantástico diseño de niveles, pero mantiene muy bien el tipo. Es interesante como el juego te guía por estos laberintos en función de los enemigos: Si intentas pasar por un lugar donde los enemigos te aniquilan en un segundo, quizás debas probar suerte por otro camino, y volver más adelante a intentarlo.

La exploración por lo tanto es clave si queremos encontrar tesoros de lo más interesantes repartidos por los recovecos más intrincados. Suerte que podremos volver a poder leer los mensajes dejados por otros jugadores, que pueden darnos pistas sobre lo que nos encontraremos más adelante. Estos mensajes siguen funcionando igual de bien que siempre, salvandonos de más de una sorpresa desagradable si los tenemos en cuenta. A mi me salvaron de morir a manos de un mimic, esos simpáticos cofres de tesoro que se transforman en monstruo al abrirlos.  También volveremos a encontrarnos las manchas de sangre, que nos muestran los últimos momentos de las muertes de algunos jugadores, para servirnos de advertencia.

Respecto a su multijugador más puro, decir que hasta seis jugadores a la vez, cuatro cooperando y dos invadiendo como enemigos, podrán darse cita en la misma partida. Los aliados son perfectos para completar esas partes especialmente difíciles, mientras que los jugadores enemigos sirven para centrarse en la vertiente de PvP del juego, pudiendo por supuesto ganar muchas almas con ello.

Dark Souls III - 1


Alabado sea el sol

Dark Souls III recoge el motor gráfico de Bloodborne y lo sumerge en su ambiente, haciendo que se vea muy sólido, pero sin llegar realmente a despuntar en lo técnico. La versión que probamos de PC tenía algo de popping en el fondo de los escenarios, y en algún punto, como en los cambios de escenario, el framerate era muy inestable, algo que seguramente mejorará pronto parche mediante. Lo más destacable en este aspecto sin duda es su apartado artístico, con un gran juego de las luces y sombras, así como el magnífico diseño de arquitecturas y escenarios del reino de Lothric, que nos quitará el hipo, dejándonos en definitiva escenas realmente impresionantes. También son dignos de mención los diseños de armas, armaduras, y enemigos, creando una estética tan especial como en anteriores entregas. Pero sin duda, la palma se la llevan los jefes, que son tan impresionantes como aterradores, con diseños muy originales.

A lo largo de la aventura la banda sonora es escueta, y solo suena cuando la situación lo requiere: Durante los combates contra los enemigos más duros, para enfatizar esa sensación de epicidad. Orquestas y voces que nos pondrán los pelos de punta gracias a una calidad tan alta como su apartado artístico. Los efectos sonoros están igual de cuidados, especialmente los sonidos de los enemigos, que con solo oirlos nos producirán escalofríos. Además, jugablemente son muy útiles, ya que nos pueden dar más de una pista sobre su posición antes de encontrárnoslos de bruces. Por supuesto, nos llega con un doblaje al inglés de buena calidad, y textos en castellano.

Dark Souls III - 9

Dependiendo si sois novatos, o duros veteranos, la duración del título puede ir de las 30 horas a las 50, sin haber descubierto todos sus secretos, y sin tener en cuenta el New Game+, que hace el juego aún más desafiante. En resumen, tenemos tenemos diversión —o sufrimiento— para rato.

Conclusión

Es innegable afirmar que estamos ante el Dark Souls más perfeccionado de la saga, no sólo por haber mejorado su interesante sistema de combate táctico, sino por todos esos pequeños cambios que lo hacen aún más grande. A esto le añadimos el gran motor gráfico de Bloodborne, bañado con el siniestro estilo de los Souls, y una banda sonora sobrecogedora, y tenemos un resultado impresionante. Da igual si no conocéis la saga, o si habéis derrotado a cada uno de los jefes de esta saga. Este juego es indispensable para cualquier jugador que quiera enfrentarse a un buen desafío. un broche de oro a la saga que decimos adiós, que sin duda se ha marcado a fuego en la historia de los videojuegos.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Dark Souls III
Dark Souls III - 1
Dark Souls III - 2
Dark Souls III - 3
Dark Souls III - 4
Dark Souls III - 5
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?