ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Rise of the Tomb Raider


 Xbox One  PC
Sp1ke   24/02/2016
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Tras tres meses de exclusividad temporal para consolas de Microsoft, la nueva entrega de las aventuras de Lara Croft llega a compatibles con una máxima: ofrecer más. Más grande, más largo, más sufrimiento.
Hace tres años Cristal Dynamics sorprendió a propios y extraños con el sobresaliente reinicio de una de las sagas míticas de los videojuegos, Tomb Raider. Aquel juego, lejos de borrar por completo el legado de las mejores entregas de la franquicia, nos situaba en la primera aventura de una inexperta Lara Croft, y nos permitía conocerla como nunca antes la habíamos visto; vulnerable.

Aquel juego recibió la aprobación unánime de crítica y público, que junto a unas buenas ventas aseguró la segunda entrega que nos ocupa hoy en día.

Rise of the Tomb Raider comienza un año después de los sucesos de Isla Yamatai, con una Lara Croft desacreditada y tomada por loca tras dar a conocer sus hallazgos en la isla japonesa. Esto le lleva a continuar los estudios de su malogrado padre sobre la inmortalidad, encontrando unas ruinas en Siria dónde conoce la leyenda del Profeta de Constantinopla, el aparentemente inmortal fundador de una secta religiosa que viajó desde el desierto hasta las montañas de Siberia, dónde se encontraría la ciudad perdida de Kitezh y la mítica Fuente Divina.

Rise of the Tomb Raider

Pero nuestra joven superviviente no es la única persona interesada en esta leyenda, ya que pronto sus investigaciones atraerán la atención de La Trinidad, una sociedad secreta que lleva más de un milenio persiguiendo y asesinando a todo aquel relacionado con el Profeta y La Fuente Divina, lo que incluye a Lara.

Aunque sin duda peca de tópica y continúista, el punto fuerte de la historia no se encuentra en la trama propiamente dicha, sino en cómo Lara crece y evoluciona a través de la misma. Según avancemos en el juego, veremos cómo la joven, que sigue traumatizada y cerrada en sí misma tras su última aventura, poco a poco vuelve a confiar en las personas que la rodean, aceptando sus problemas paterno filiales y superando las diferentes pruebas que no solo dejarán una marca física, sino que también afectarán a la psique de nuestra heroína.

Por desgracia, echamos en falta unos secundarios tan bien definidos como en la entrega anterior, ya que durante gran parte del juego, estos no dejarán de cumplir los estereotipos necesarios en toda aventura que se precie, a saber: el traidor, el viejo amigo, el compañero, el fanático religioso… ninguno de los miembros de reparto faltan a la cita. Si a esto le sumamos que los giros argumentales no resultan excesivamente originales, tenemos una historia bastante predecible y mucho más ligera que la anterior.

El sistema de juego pasa por ser básicamente el mismo que disfrutamos en 2013, con esa mezcla tan bien hecha de sigilo, acción y plataformas, aunque con algunos cambios como es lógico.

Rise of the Tomb Raider

La parte de acción del título es sin duda la que más ha cambiado, en gran parte gracias a la práctica desaparición de los infames Quick Time Events y a la adicción de armas arrojadizas como explosivos caseros y cócteles molotov. El sigilo también ha recibido varios cambios, casi todos ellos en forma de nuevas opciones para escondernos y atacar al enemigo, entre las que se incluye la opción de instalar trampas en lugares tan útiles como cadáveres o bidones de gasolina. Por el contrario, la parte de plataformas apenas ha cambiado respecto a lo que ya conocíamos de la saga, lo que es de por sí una muy buena noticia.

No podemos olvidarnos de la exploración, uno de los aspectos más afortunados de la última entrega que regresa en plena forma en Rise of the Tomb Raider. Así pues, una vez más tendremos que recorrer extensos escenarios (más del triple de grandes, según los desarrolladores) para encontrar una ingente cantidad de coleccionables, tales como documentos, reliquias o partes de armas que hacen que el juego sea mucho más que solo la historia. Además encontraremos por vez primera misiones secundarias que podremos realizar para ayudar a nuestros aliados para luchar contra La Trinidad. Por desgracia, si bien se ha potenciado la exploración con escenarios mucho más grandes, da la sensación de que la libertad del jugador ha sido coartada al tener el juego un desarrollo mucho más pasillero, especialmente si nos dedicamos a seguir solo la historia.

Eso no evita que la gran estrella de la campaña, las tumbas secretas, brille con luz propia. Estos pequeños niveles volverán a desafiar al jugador con su diabólica mezcla de plataformas y puzles y que son, sin lugar a dudas, la gran ventaja de este juego respecto a Uncharted, la otra gran franquicia de aventuras de nuestros días.

Todo este contenido nos da una media de unas 30 horas para acabar la campaña al 100%, sin contar logros, que se verán aumentadas gracias a un modo multijugador desarrollado por Eidos Montreal, que huirá del tradicional combate entre jugadores para ofrecernos la opción de competir por obtener la mejor puntuación a la hora de superar los desafíos propuestos por el juego, para lo que contaremos con la ayuda de unas tarjetas que mejorarán nuestras habilidades y que pueden ser adquiridas gracias a nuestras acciones en el modo historia o mediante micro pagos.

Rise of the Tomb Raider

Por si fuera poco, ya se han lanzado los primeros DLC's para el juego, que prometen alargar la vida útil del título en tres horas. Otra historia es si estos contenidos descargables deberían haber sido incluidos directamente sin tener que hacer un gasto adicional por parte del jugador, pero como este tema ya ha sido tratado en infinidad de ocasiones, lo dejaremos a un lado por ahora.

Gráficamente, el juego fue en su día de lo mejorcito que se había visto en Xbox One y mejora aún más en la versión de PC. Los escenarios están perfectamente ambientados, contando con una belleza capaz de cortar la respiración. La calidad de la iluminación dinámica hacen de Rise of the Tomb Raider un referente en este aspecto. A todo esto hay que sumarle unos personajes extremadamente detallados y realistas, destacando especialmente una Lara Croft más viva que nunca, en gran parte gracias a unas animaciones que cubrirán detalles tan pequeños como el hecho de escurrirse la coleta al salir del agua o el frotarse el cuerpo para recuperar el calor.

Este mimo por el detalle y el realismo ayudará al jugador a introducirse en el juego y a sentir auténtica aprensión al ver las mil formas en las que morirá Lara, otra de las marcas de esta nueva etapa de la franquicia y que nos hará sentir cada fallo de forma especial al ver la expresión vacía en la cara de nuestra protagonista cuando cometamos un error.

La banda sonora por su parte vuelve a brillar en su minimalismo, estando reservada solo para los momentos estrictamente necesarios, como las escenas de acción más intensas o las ruinas más espectaculares. Esto hace que, siguiendo la moda actual, el peso a la hora de crear la atmósfera auditiva recaiga en unos efectos de sonidos espectaculares, que acompañados de un buen sistema nos permitirán entrar en la historia como pocas bandas sonoras pueden hacer.

Rise of the Tomb Raider
El doblaje en castellano por su parte, si bien es muy intenso y emotivo, peca de una ausencia de acentos un tanto desconcertante y que no se da en el doblaje original. Y es que según este apartado del juego, un ruso criado en las profundidades de Siberia hablará exactamente igual que una chica británica o que un duro samoano, un error que, si bien es habitual en nuestro país, no debería ser pasado por alto.

Conclusión

Para ser justos Rise of the Tomb Raider es un juego excesivamente continuista, en el que las novedades se pueden contar con los dedos de las manos. Pero siguiendo con este espíritu, es justo lo que el juego necesitaba, ya que partiendo de una primera parte tan buena, cualquier cosa que no fuera pulir y mejorar el original era un locura.

Así pues, con esta segunda entrega seguimos viendo crecer a una protagonista que huye de la heroína de acción invencible y se convierte en una joven superviviente que nos hará sufrir a su lado como pocas veces lo hemos hecho delante de un videojuego.

Y es que esta nueva Lara, más imperfecta y por lo tanto más humana, es el gran capital de un juego notable en todos sus aspectos, pero que aún tiene espacio para crecer de cara a una tercera entrega que, al menos este que os escribe, esperará con impaciencia.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Rise of the Tomb Raider
Rise of the Tomb Raider
Rise of the Tomb Raider
Rise of the Tomb Raider
Rise of the Tomb Raider
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?