ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de comics

El Imperio de los Muertos, Acto II


Fran Férnandez   20/12/2015
Comenta con tu Facebook
Meneame
     La Nueva York post-apocalíptica está en pleno juego de poder. Mientras el pueblo llano está completamente enajenado y entretenido con las batallas de zombies de la arena, las altas esferas tienen su propia batalla por el poder.
El Imperio de los Muertos: Acto 2La relación que han tenido siempre Romero y el género zombie ha sido muy singular y excepcionalmente remarcable a lo largo de la carrea de este prolífico director. Más allá de la tradicional visión del zombie como un ser nihilista, agresivo y siniestro que atenta contra la seguridad de los vivos,

Romero le da una vuelta de turca más y convierte al villano en una víctima más de las circunstancias. El director y guionista americano ha utilizado a un ser desposeído de toda su identidad y su pasado, de todo aquello que lo hacia íntimamente humano, para resaltar las injusticias de las sociedades modernas y todo lo salvaje del comportamiento humano más allá de su frágil fachada de raciocinio dialogante.

Romero continúa su Imperio de los Muertos ahondando un poco más en el sistema social que se ha estructurado después del caos zombie. En esta estructura encontramos al muerto viviente en una situación muy peculiar, ya que vive enajenado y esclavizado como simple entretenimiento de los humanos. Hombres y mujeres ya se han acomodado en su nueva situación tras derrumbarse todo atisbo de civilización, y de las cenizas del viejo imperio Romero edifica uno nuevo incluso más cruel que el anterior. El autor resalta el hecho del cambio radical de papeles entre humanos y zombies, cuyos roles se han intercambiado para dar lugar a un nuevo cazador y una nueva presa.

El ser humano ha dejado ver su verdadera naturaleza predadora y se sobrepone, incluso, a la barbarie del zombie. Ahora el ser humano es la verdadera amenaza.

El Imperio de los Muertos: Acto 2En esta situación de explotación Romero opta por introducir elementos de la filosofía marxista para dar lugar a un cuestionamiento de la propia situación de esclavitud de la masa zombie. Poco a poco, los zombies empiezan a tomar una suerte de “conciencia de clase” e inician un camino hacia la reflexión que les lleva a verse encajados en el mundo como una simple y violenta mercancía. Es en este punto donde el lector mira directamente al zombie de Romero y ve reflejado en el la desesperación del oprimido, un momento cumbre de la historia que vuelve a invertir los papeles clásicos del género para presentar al hombre como la verdadera encarnación de la muerte en vida.

Estos elementos ya han sido trabajados por Romero en algunas de sus obras cinematográficas, y en cierta parte, su visionado, complementa a la perfección el cómic y muestra el inmenso trabajo que ha hecho el autor con este tipo de personajes. Si atendemos a “El Día de los Muertos” (Day of the Dead, George A. Romero,1985) o a su versión corregida “La Tierra de Los Muertos Vivientes” (Land of the Dead, George A. Romero, 2005) vemos como se empieza el camino hacia la toma de conciencia por parte del muerto viviente. En la primera de estas el zombie sufridor Bub está preso del doctor Logan, un científico obsesionado por domestica a los zombies para utilizarlos en beneficio propio.

En este proceso de subyugación Bub empieza a recordad fragmentos de su pasado, imágenes dispersas que le permiten recuperar costumbres y comportamientos de su pasado humano. Este proceso se verá truncado por una lucha de poder entre los vivos y tardaremos dos décadas para encontramos con Big Daddy, un líder zombie que guiará a la muchedumbre de muertos vivientes hacia su propia liberación por el siniestro y violento mundo post-apocalíptico. En esencia esté es el eje vertebrador de El Imperio de los Muertos, presentando un mundo que bebe directamente de los trabajos anteriores del autor pero que profundiza y desarrolla mucho más su trabajo.

El Imperio de los Muertos: Acto 2El segundo tomo de la obra de Romero que nos ofrece Panini desplaza al zombie a un segundo plano para centrarse en los poderosos vampiros y desarrollar su potencial simbólico. La narración es algo más pausada que en la primera entrega, pero el resultado sigue producto de un trabajo claramente muy elaborado y trabajado con detalle. Este tomo cumple a la perfección su papel de transición entre el planteamiento inicial ejecutado en la primera entrega y la conclusión de la historia de la siguiente. La lectura sigue siendo adictiva y en ningún momento se nota un descenso en la acción. Romero incluye elementos del genero noir favoreciendo una estética mucho más corrupta, vil y conspirativa que enfatiza la figura del vampiro en su papel de gobernante desalmado. También es encomiable destacar como Romero juega con la lucha de poder que se produce entre esta clase “dirigente”, estableciendo un claro paralelismo con la esencia de la actualidad política y económica a nivel global. Para todos aquellos se hayáis seguido la trayectoria de este escritor y director seguramente os inunde un mar de conexiones y paralelismos con los pasados trabajos de Romero.

Mientras descubrimos más sobre los vampiros Romero introduce la acción detectivesca tan propia del genero noir con un nuevo personaje apellidado Pérez; un detective de policía estereotipado, fiel a las películas clásicas del género, que se presenta con un semblante misterioso y un carácter profesional y molesto. Mientras tanto, la doctora Penny seguirá experimentando con los zombies, lo que le llevará a ser testigo de acontecimientos realmente perturbadores mientras cae en las garras del vampiro Chandrake. A pie de calle nos encontraremos de nuevo con Paul Barnum que descubrirá el verdadero rostro de la ciudad  mientras explora los bajos fondos de la Arena. Aparte continuan los juegos de poder Chandrake va eliminando competencia y comienza a asentar su poder en las altas esferas de la sociedad, mientras que Penny Jones y Paul Barnum se topan con una amenaza mucho mayor que la del status quo. Las cosas empiezan a complicarse y todo apunta hacia el caos.

La parte más emocionante de esta segunda entrega es la acción política que no muestra Romero, un brutal juego sucio que funciona desde el control de los bajos fondos en consonancia con la “limpieza” corporativa. Romero nos invita a una reflexión pesimista sobre el funcionamiento de nuestras sociedades pero es, creo yo, implacable al hacer partícipe al lector de esta situación y crear lazos perturbadores con la vida real. La gestión de la ciudad se hace a partir de una falsa democracia que mantiene calmada a la muchedumbre (esto nos suena, ¿verdad?), pero la realidad es otra muy diferente: un sistema feudal ha aprisionado a todos los individuos que, incautos, aceptan vivir bajo la tutela de la clase vampírica y se convierten en sus vasallos.

Romero hace un excelente contraste al diferenciar entre estratos sociales, poniendo de relieve la verdadera situación de la ciudad, es decir, una sociedad dividida entre los poderosos y la masa obrera (en este caso llevada al zombie como elemento totalmente despojado de su propia humanidad).

El Imperio de los Muertos: Acto 2Creo que también es importante destacar el protagonismo que le da Romero a las diferentes mujeres de la historia y como estás se relacionan con su entorno. Todos los personajes femeninos están cuidadosamente trabajados y, sin lugar a dudas, son los mejores personajes que nos encontraremos en El Imperio de los Muertos. Las personalidades de cada una de ellas son claramente distintivos, desde la escéptica doctora Jones hasta la brillante y lucida Josphine, pasando por la Femme Fatale encarnada por la maquiavélica vampira Lilith, todas ellas consiguen encarnar el papel empoderada, dueña de su propio destino y con motivaciones e intereses propios. Las figuras femeninas, por lo tanto, son todo un elemento a tener en cuenta que hacen del trabajo de Romero algo más que un simple cómic. En tiempos como los nuestros ya era hora de que los personajes femeninos empezasen a tomar la verdadera dignidad que se merecen, y Romero lo consigue a la perfección.

Evidentemente, sin viñetas un cómic no es un cómic, pero a la historia de Romero no le sirve cualquier viñeta. Es por eso que se rodea de grandes artista como Dalibro Talajic, uno de los “exclusivos de Marvel” desde finales de los años 2000 muy reconocido por trabajos como Deadpool, Vengadores, X-Men o Punisher. En este aspecto es todo un deleite visual, y nuestra vista no consigue cansarse de perderse entre los dibujos de Talajic. El artista opta por un estilo claro y depurado que es muy efectivo para acompañar a la narración. Aunque hay algunos elementos del entintado que no acaban de estar del todo bien acabados el resultado final es inmejorable y mantiene la línea visual del tomo anterior al respetar la estructura de las viñetas por página.

Como ya hemos dicho, en este segundo acto Romero pone la política en un primerísimo plano y la portada de Alexander Lozano así lo constata. En ella podemos ver a Chandrake aposentado en un trono de poder mientras, orgulloso, exhibe a unos zombies encadenados que forman parte de su comparsa y le sirven como garantía de sus privilegios. Esta potente imagen impacta doblemente en el espectador al darnos cuenta del estrecho paralelismo que hace el artista entre su imagen y la escultura a Lincoln tan característica de la ciudad de Washington. Que Lozano sea capaz de erizar la piel del lector y avanzar la línea general de este segundo acto con una simple portada es un claro síntoma de la excelencia artística que este.

Ya queda poco para la conclusión de la historia y al acabar este segundo tomo seguramente os encontrareis en una situación un tanto extraña: por una parte estaréis deseando acabar la historia y ver como Romero concluye su trabajo, y, por otro lado, os apenaréis al saber que solo queda una entrega para disfrutar de esta magnífica obra que bien podría ser considerada de las mejores del 2016 en el mundo del cómic.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
StarWars: el imperio en guerra - pantalla inicial
StarWars: el Imperio en Guerra - planificación
StarWars: el Imperio en guerra - objetivos
StarWars: el Imperio en guerra - secuencia animada
StarWars: el Imperio en guerra - vista cenital
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?