ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Call of Duty: Black Ops III


 PlayStation 4  Xbox One  PlayStation 3  Microsoft XBox 360  PC
Fran Fernández   15/12/2015
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Call of Duty sigue flojeando en el modo individual pero lo compensa con un excelente on-line. Sin duda, una excelente elección para pasar las navidades entre amigos.
Que un nuevo Call of Duty inunde las estanterías de nuestras tiendas por estas fechas está empezando a convertirse en una tradición más de la campaña navideña. La trayectoria de la franquicia ha tenido de todo, desde juegos estelares hasta títulos infames, pero lo que se mantiene inmutable es la merecida fama que los CoD se han ido labrando hasta convertirse en un shooter de referencia; de lo mejorcito del género.

Todo empezó cuando la franquicia distribuida por Activision empezó su trayectoria situándonos en las principales y cruentas batallas de la II Guerra Mundial, y durante muchos años sus juegos sirvieron, en parte, para aprender más sobre esa etapa histórica, e incluso en muchos de nosotros depositó un gusanillo curioso que nos incitó a investigar por nuestra cuenta. No hace mucho la saga decidió renovarse y amplió su contexto histórico a la Guerra Fría o, incluso, a una supuesta III Guerra Mundial con Modern Warfare 3. Estas subsagas han dado lugar a la nueva línea de la franquicia titulada Black Ops, situando al jugador en un futuro donde las armas experimentales y los implantes biónicos están a la orden del día. Este nuevo rumbo más futurista ha abierto un camino lleno de posibilidades para todos los fans del género, tanto a nivel jugable como narrativo.

Call of Duty: Black Ops 3 sigue el camino de los shooters de nueva generación para ofrecernos un espectacular Modo Multijugador, un Modo Zombi realmente adictivo y una calidad gráfica muy trabajada. Lamentablemente, todos aquellos que seamos capaces de rememorar la etapa de la II Guerra Mundial, recordaremos con nostalgia la época donde el Modo Historia nos hacía sentir verdaderos soldados luchando por la libertad.

Call of Duty: Black Ops III

Esta última observación se suma a las ya múltiples críticas que se le hacen a la saga por destinar todos sus esfuerzos en los Modos Competitivo y Cooperativo, descuidando así el Modo Individual y el desarrollo de una buena historia bélica. De todas formas, pese a sus puntos débiles, CoD: Black Ops III se nos presenta como una excelente elección del género shooter para estas navidades.

Esta última entrega de la subsaga Black Ops nos situó en el mismo contexto bélico y político que su predecesor, pero sin ser necesario conocer el contexto en gran detalle, ya que funciona como una historia independiente. En Black Ops III continuamos manejando personajes que transcienden lo humano para convertirse en seres mitad hombre o mujer y mitad máquina. Supersoldados que gracias a unos implantes cibernéticos situados en su cerebro son capaces de controlar diferentes tipos de visión, controlar potentes miembros biónicos, conectarse en línea y hasta piratear remotamente todo tipo de unidades robóticas con un solo pensamiento.

Este tipo de personajes rejuvenecen el shooter tradicional para sumergirnos en un espacio de juego donde ya no solo cuenta el «apunta y dispara», sino que se potencia la estrategia táctica y la interacción con el entorno cercano. En cuanto a movilidad hay una clara inspiración en juegos como Mirror Edge, una suerte de parkour en primera persona que nos permite disfrutar desde otra óptica el género shooter accediendo a ángulos hasta el momento inaccesibles, como por ejemplo disparar mientras se corre por las paredes o mientras se salta a gran altura.

La narración que nos platea CoD: Black Ops III parece ser algo más adulta que la de sus predecesores. En ella nuestro personaje tendrá que enfrentarse a elecciones transcendentales y a situaciones realmente complejas; es una lástima que no se haga participe al jugador de estas, ya que enriquecería de una forma brutal la historia. La historia pivotará alrededor de ciertos dilemas morales derivados de la guerra y, además, estarán salpicados por cuestiones sobre la condición transhumana de los personajes y algunas reflexiones implícitas sobre el avance tecno-científico.

Call of Duty: Black Ops III

Como novedad, durante la historia, iremos visionando algunas cinemáticas que tendrán sus cosas buenas y sus cosas malas. Como cosa buena tenemos que estás secuencias de video enfatizan mucho más la narración y ayudan a contextualizar la historia, ofreciendo al jugador una inmersión mucho más profunda. La parte negativa recae sobre el «corte de rollo» que supone que, de repente, salten estas imágenes, ya que rompen el ritmo del juego de una forma muy molesta. Por otra parte estas cinemáticas añaden un poco más de longitud al juego (entre ocho y nueve horas aproximadamente), pero es fácil darse cuenta que solo se trata de una trampa porque, si nos saltamos estos videos, el juego se ve reducido una hora aproximadamente. En definitiva, la parte jugable sigue siendo bastante escueta, algo que ya ha sido criticado en otros títulos de la saga.

Pese a las cinemáticas la historia tiene un pequeño problema de comprensión. La narración tiene un punto de partida que al jugador le resultará confuso, ya que no conoce todos los detalles de lo que realmente está pasando. En un principio puede parecer que esto sea un truco narrativo para desarrollar la historia desde la perspectiva del personaje, pero a medida que avanzamos en la historia nunca queda del todo claro lo que está pasando. A final de la historia todo encajará como un puzle, pero esté dejará un amargo regusto al comprobar que muchos elementos de la historia no se han desarrollado bien o son completamente prescindibles y nada concretos. Además, la saga ha encontrado una serie de grandes temas que pueden dar mucho de sí, como son el trasnhumanismo o el avance tecno-científico, pero no consigue explotarlos al máximo al optar por desarrollos de este tipo de problemáticas muy simplista y poco trabajada.

Es una pena que, por el momento, no se quiera destinar un mayor esfuerzo en el Modo Historia (teniendo en cuenta las grandes posibilidades del contexto narrativo de Black Ops), pero el día que esto cambie seguro que estaremos ante el mejor shooter de la nueva generación.
Al acabar la historia nos encontraremos con una sorpresa que, como es lógico, no vamos a revelar, pero que avanzamos que no va a ser muy buena. Aunque resulta ser una buena iniciativa parece que se haya hecho a última hora, de prisa y corriendo, y su puesta en escena es tediosa y completamente prescindible.

Call of Duty: Black Ops III

Pero aunque el Modo Individual no destaque especialmente, sí lo hace su jugabilidad. Además de las ya mencionadas amplias posibilidades de la llamada «movilidad mejorada» y de su arsenal, este título cuenta con una idea novedosa que aporta mucho al conjunto: el piso franco. Antes de cada misión este «piso» jugará el papel de antesala antes de una misión y nos permitirá mejorar nuestro equipo o cambiar nuestro aspecto. El piso franco servirá para añadir al juego un toque «rolero» y cambiar nuestros puntos derivados de la experiencia por nuevas mejoras para nuestros poderes cibernéticos o mejorar nuestros miembros biónicos. Además también nos permitirá esperar a nuestros amigos del Modo Cooperativo antes de empezar la misión, lo que evita la molesta situación de empezar la misión y tener que esperar a tu equipo o llegar a una misión ya empezada; una buena resolución de este problema por parte del equipo de desarrollo.

La IA de los oponentes y sus mecánicas son otro de los puntos en contra del título. Por lo general la dificultad no es muy elevada y los enemigos son bastante fáciles de eliminar. Para un jugador experimentado en el shooter no será un gran problema acabar el Modo Historia sin llegar a caer en combate. Es cierto que hay algunos enemigos (apenas uno o dos) que requieren de su mecánica propia para acabar con ellos, pero es tan simple como concentrar el fuego en un lugar en concreto muy accesible y después atinar un buen chupinazo con el lanzacohetes. Fácil, ¿verdad?

Como ya viene pasando desde hace tiempo con los shooters de Activision, el plato fuerte y verdaderamente apetecible del juego es su Modo Multijugador y el apartado on-line. Call of Duty siempre ha destacado por un Modo Competitivo y Cooperativo realmente excelente; y así sigue siendo. La fórmula del on-line del estudio Treyarch funciona como un todo armónico que, por el momento, entretiene y apasiona a partes iguales sin llegar a aburrir. El estudio ha decidido añadir un nuevo elemento a este Modo que, sin realmente suponer un peligro para la armonía del conjunto, consigue dar un punto fresco al enfrentamiento. Este punto de frescura son los Especialistas.

Los Especialistas son nueve nuevos personajes que tendremos que elegir y caracterizar al principio de nuestra partida. Este personaje nos acompañará a lo largo de nuestras batallas e irá ganando experiencia.

Call of Duty: Black Ops III

Además de «maquear» a nuestro personaje, también tendremos que elegir entre dos habilidades únicas que podremos utilizar en combate. La elección no determinará el rumbo de la partida, ya que estas no juegan un verdadero papel relevante. En este sentido Treyarch no ha querido jugársela demasiado con los cambios en el Modo Multijugador, así que tendremos que seguir confiando en nuestras habilidades tácticas para inclinar la balanza a nuestro favor. Lo que sí que añade este nuevo elemento es un plus de frenesí y caos bélico que da un soplo de aire fresco a la saga.

En este mismo Modo Multijugador encontramos una interesante variedad de mapas y las ya clásicas modalidades de juego. Como novedad se incluye el Modo Safeguard, una modalidad de juego donde un equipo tendrá que escoltar hacia la meta una especie de robot, mientras que el equipo contrario tiene como objetivo derribarlo. Esta modalidad es muy divertida y absorbente, ya que mantiene un constante ritmo de combate rápido y muy directo que provocará más de unas risas y algunas riñas.

Un último elemento a destacar del Modo Multijugador de este nuevo CoD es su Cooperativo. El modo Cooperativo no es muy habitual en la saga, pero ya lo hemos visto con anterioridad en World at War. El resultado final es muy divertido y satisfactorio, sobretodo si se juega con amigos en una misma habitación; un cooperativo simple, pero realmente adictivo.
Por si esto os parece poco, Black Ops III también incluye un Modo Zombi, un sello distintivo de Treyarch. En esta ocasión tendremos que enfrentarnos a hordas de no-muertos en un entono muy similar al de Bioshock.

Comenzaremos nuestra huida encerrados en una ciudad con una estética propia de los años 50, una estética que le sienta genial al conjunto del juego y establece una clara distinción entre el Black Ops y este «minijuego» que se incorpora como un añadido divertido y entretenido. Mientras disparamos a un montón de zombis y vamos resolviendo sencillos puzles para escapar de tan embarazosa situación.

Call of Duty: Black Ops III

El relato del Modo Zombi nos propone una misteriosa historia que tendremos que ir descubriendo poco a poco. En esta historia independiente nos acompañará una extraña figura que nos irá guiando por la ciudad y nos ayudará a escapar. Además, una especie de maldición nos hará transformarnos en un extraño monstruo con grandes tentáculos de clara inspiración lovecraftiana; una figura indispensable para resolver alguno de los puzles para poder escapar de la ciudad. Al respecto hay que decir que el equipo de desarrollo se ha superado, ofreciéndonos un Modo Zombi realmente adictivo y un contexto muy funcional.

La calidad gráfica de este título es la propia de la nueva generación, pero sin llegar a destacar demasiado. Podemos encontrar algunos bugs si nos fijamos mucho pero, por lo general, el acabado es bastante elegante y bien trabajado. Los escenarios cuentan con más detalles y elementos interactivos que nunca, y los enemigos se mueven de forma más realista y coherente, dando como resultado un juego más pulido en todos los aspectos.

La banda sonora acompaña a la perfección y, aunque ha habido mejores, este mantiene un alto nivel de calidad gracias a su variedad de temas y a lo bien que se adaptan a cada situación que vemos en pantalla. Además, el doblaje al castellano mantiene el nivel visto en entregas anteriores, por lo que solo podemos aplaudirlo.

Nos encontramos ante un juego que, si te gusta disfrutar de los videojuegos en compañía de amigos o familiares o si te gusta el modo multijugador on-line, resulta imprescindible. En cambio, si vas buscando un Modo Historia verdaderamente trabajado y que te haga disfrutar en solitario quizás no merezca la pena añadirlo a nuestra lista de prioridades. Pero a poco que te gusten los shooters sabrás reconocer este Call of Duty: Black Ops III como una de las mejores propuestas para pasar estas navidades.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Call of Duty: Black Ops III
Call of Duty: Black Ops III
Call of Duty: Black Ops III
Call of Duty: Black Ops III
Call of Duty: Black Ops III
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?