ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Pensión Leonardo, de Rosa Ribas: una magistral lección de microhistoria


Natalia Calvo   25/08/2015
Comenta con tu Facebook
Meneame
     La novela de Ribas, ambientada en la Barcelona de los años 60, es un reflejo sin barroquismos de la sociedad opresiva de la época y del miedo de los perdedores de la Guerra Civil.
Portada de Pensión Leonardo, de Rosa RibasRosa Ribas es una de esas personas entrañables, que cuando dan una charla, presentan un libro o hablan de literatura en general, te comprarías todo lo disponible al instante, para intercambiar unas palabras con ella mientras te firma los libros. En la Semana Negra de Gijón presentó sus dos últimas novelas, “Pensión Leonardo”, publicada por Siruela y “Miss Fifty”, en una preciosa edición de Reino de Cordelia. Como el presupuesto andaba ya escaso, no pude acceder a las dos, pero sí a “Pensión Leonardo”, la primera obra de Ribas que caía en mis manos.

Ribas es licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Barcelona, también doctora en la materia. Increíblemente, aunque goza de gran éxito en Alemania, donde vive, y otros países, en España no es tan conocida. En 2013 publicó “Don de lenguas” junto a Sabine Hoffman, donde aparece por primera vez la reportera e investigadora Ana Martí, aunque es más famosa por la serie de Cornelia Weber-Tejedor, con títulos como “Entre dos aguas”, “Con anuncio” y “En caída libre”. Obtuvo una mención honorífica en el Premio Hammet de la Semana Negra 2014 por “Don de lenguas”.

La Pensión Leonardo está situada en Poble Sec, uno de los barrios humildes de la Barcelona de los años 60. La familia que la regenta, una pareja y cuatro hijos de diferentes edades, no es oriunda de Barcelona, sin embargo, la protagonista, Eulalia o Lali, desconoce por completo la historia de sus padres, al menos desde la salida del padre de la cárcel después de la Guerra Civil, tras haber perdido un ojo.

Lali pasa los días ayudando a su madre en la pensión y juntando historias de los viajeros ocasionales y huéspedes fijos, desde el marinero Zunzunegui, que provee de libros a la niña, hasta los viajantes de diferentes productos que pasan cortas temporadas en Barcelona. Es experta en reconocer las pisadas de cada uno y sufre, como sus padres aunque de manera diferente, cuando una de las habitaciones se queda libre o un huésped se marcha antes de lo previsto.

Entre el trajín de idas y venidas, la llegada de una persona a la pensión, volverá del revés todo lo que Lali conoce de su vida y su pasado, afectando a quienes tiene alrededor pero, sobre todo, a ella misma, que deberá enfrentarse a su curiosidad y sus labores como guardiana de la pensión y sus habitantes, para conseguir mantener el frágil equilibrio de los que la consideran su hogar.

La microhistoria es un concepto relativamente nuevo en el estudio de la historia de la humanidad. Cercana a la intrahistoria de Unamuno, busca reconstruir las pequeñas historias familiares o personales de las gentes que habitaron diferentes lugares para construir un todo social que dé una visión más amplia a la que la historia tradicional nos tiene acostumbrados.

Pensión Leonardo”, aunque ficción, está muy cerca de este término. La atmósfera opresiva de la narración y la minuciosidad de los detalles que Ribas nos traslada desde sus propias experiencias, convierten la novela en una excelentísima muestra de los barrios pobres de Barcelona en los años 60, ofreciéndonos, ficcionada, una especie de usos y costumbres que cualquier historiador desearía poder haber escrito.

Lali es un personaje con fuerza, una especie de Peter Pan reacio a crecer mientras todo su alrededor se desmorona por unas u otras cuestiones. Al principio del libro se enfrenta a la traición y a conocer su verdadero lugar en una sociedad opresiva y clasista donde es muy difícil o imposible, sobre todo para una hija de republicanos, tener ciertas amistades, que acaban por medrar y volar lejos para crearse un futuro impostado, como bien dice la madre de Eulalia:

“-¿Sabes cómo se nota si alguien además de dinero tiene categoría? Por los cuadros. ¿Tienen cuadros de verdad en casa? (...) Unos quiero y no puedo. Si tuvieran medios de verdad, ya se habrían marchado a un sitio más fino, pero entonces él no podría andar por ahí haciendo de chico de barrio.”

En medio de la certeza de saberse traicionada y abandonada, lo único que le quedan son los huéspedes de la pensión, gente sin hogar, desarraigada, que busca en Barcelona un futuro mejor, lejos de las penurias de sus pueblos, que Nicolás y Lali apuntan en un mapa con alfileres de colores, para los que un nuevo lugar representa un paraíso, una promesa de viaje que algún día, dice su padre, se cumplirá. Estos huéspedes traen cada uno su historia, son personajes entrañables, cuidados, como Zunzunegui, el marinero que parece sacado de una novela de aventuras, o Daniel, el estudiante de Avilés, joven y con ojos claros, que cambia la forma de ver el mundo de Lali.

Rosa Ribas

También los personajes rastreros y miserables tienen su punto en la novela, como Antonio, el franquista que cuando bebe de más, insulta a los parroquianos y que representa el miedo que pende sobre las cabezas de los tres mutilados de guerra del bar: Peret, Luciano y Nicolás. Antonio ejerce el papel de villano, aunque sus apariciones son escasas y cortas, pero representa a la perfección una sociedad dividida donde predomina el miedo atroz a la policía, a ser denunciado y a tener que vivir en la opresión del perdedor de la guerra.

Lali está atenazada por sus fantasmas que pueden ser de carne y hueso o etéreos. La visitan por la noche y les cuenta sus miedos y las cosas importantes que le suceden (a los etéreos), mientras que los corpóreos como Amado, Julia o el nuevo habitante de la pensión, infunden en ella pesar a través de sus acciones propias de una infancia que se termina sin piedad. Pero esos fantasmas son los que la ayudan a crecer, a convertirse en una mujer muy diferente de su hermana Mercedes o de su madre, una mujer con inquietudes, aferrada a sus momentos felices con su amiga Julia o con Amado, el desgraciado amigo y vecino.

En medio de esta atmósfera agonizante, que se acompasa a las estaciones a la perfección, los cambios que sufre Lali los sufren, a su vez, huéspedes, hermanos y sus propios padres, con diferentes reacciones según haya sido la afrenta en el pasado. La búsqueda de las propias raíces es un tema recurrente, aunque difícil de solucionar con una familia hermética con la que, además, el lector está de acuerdo.

Pensión Leonardo” está escrito magistralmente desde la óptica de una niña de doce años, al límite entre crecer y seguir recortando muñecas de las revistas, de ocultar su físico incipiente o salir a la calle con el pichi de cuadritos. A través de sus ojos recreamos toda la historia de los barrios pobres de Barcelona y de sus gentes, sin importar si son viajantes más o menos adinerados, gente en busca de un futuro o la familia estable de su protagonista. Y es muy importante esta óptica inmaculada, libre de los prejuicios que pudiera tener cualquier otra visión, tanto de los hermanos mayores, con más conocimiento del mundo, como de los padres, evidentemente resentidos tras acabar la guerra. Esta óptica además, permite enriquecer la narración con los cambios de humor propios de la adolescencia, con las influencias exteriores que la van rotando de un lado a otro en sus opiniones acerca de determinados huéspedes o acontecimientos del barrio.

Rosa Ribas ha construido más de trescientas páginas magistrales, una lección de narrativa y microhistoria que debería leer cualquier persona con un mínimo de inquietud. Se trata de un libro redondo, por lo que cuenta y por cómo lo cuenta, por demostrar una sensibilidad a los acontecimientos superior, una narrativa liberada de barroquismos, sencilla pero potente, una novela que no se debe dejar pasar por alto. “Pensión Leonardo” es, sin duda, el mejor libro que he leído en lo que va de año y, probablemente, desde hace bastantes. Háganme caso, cómprenlo, disfrútenlo y conozcan un poco de nuestra historia. Sencillamente perfecto.

Compra aquí "Pensión Leonardo".



Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
«Los mejores casos de Max Carrados», llega en noviembre de la mano de Ediciones Siruela
Siruela publica en octubre una edición limitada de «Imperiofobia y leyenda negra» ampliada por su autora
«El último caso de Philip Trent», de E. C. Bentley, publicado por Ediciones Siruela
«Nadar en aguas abiertas. Una forma de meditación», de Tessa Wardley, nueva obra en Siruela Tiempo de Mirar
Recibido «¡Paren las máquinas!», de Michael Innes, publicado por Ediciones Siruela
Articulos Relacionados
El último caso de Philip Trent, de E. C. Bentley: deliciosa y atípica obra maestra del relato detectivesco
Nadar en aguas abiertas, de Tessa Wardley: brazadas al aire libre para liberar la mente
¡Paren las máquinas!, de Michael Innes: misterio y humor para lectores avezados
La muerte espera en Herons Park, de Christianna Brand: pasiones y crímenes en un hospital bajo las bombas
Un misterio de altos vuelos, de Kerry Greenwood: novela de misterio ligera y entretenida
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Portada de Corazón de tinta, de Cornelia Funke
Cornelia Funke
Portada de El Jinete del Dragón, de Cornelia Funke
Portada de Viento de lo absoluto, de Alois M. Haas
Alois M. Haas
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?