ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Hombres sin mujeres, de Haruki Murakami: relatos profundos y emotivos, radicalmente humanos, universales y bellos


Fco. Martínez Hidalgo   24/06/2015
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Siete relatos magníficos, alguno de ellos incluso magistral, cada uno a su manera. En todos ellos están presentes las esencias del mejor Murakami.
Portada de Hombres sin mujeres, de Haruki MurakamiDespués de varios años de zozobra, el gran Haruki Murakami (Kioto, Japón, 1949) ha vuelto. Desde que en 2002 publicase "Kakfa en la orilla" (Tusquets, 2006) sus lectores llevaban años de obras perdidas en el cliché y la repetición, donde ni las tramas ni los personajes conseguían esa relación especial, casi mágica, que había dado a conocer mundialmente al escritor japonés con la publicación de "Tokio blues" (Norwegian wood) en 1987. Las críticas arreciaban, descarnadas unas e irónicas otras, por su repetición de viejos esquemas sin alma, cascarones narrativos desprovistos de ese mensaje profundo casi etéreo y de ese estilo particular que tan bien había conseguido conectar con lectores muy distintos. Pero esa dura travesía, ¡por fin!, parece haberse acabado.

"Hombres sin mujeres" (Tusquets, 2015; originalmente publicada en 2014) contiene siete relatos independientes donde podemos reconocer al mejor Murakami porque, además de su estilo tan personal, encontramos también un sentido superior, trascendente, que conecta de muy diversas formas con el lector. Además, realiza en estos textos una síntesis de sus dos voces, la mística y la romántica, capaz de dotarlos de una expresividad y de una intensidad como hasta ahora no le habíamos leído en formato breve -y hacía tiempo no veíamos en el conjunto su obra-. A todo ello hay que sumar el uso de sus claves lectoras con inteligencia y perspicacia, aportando valor añadido a los textos, caracterizando originalmente a personajes complejos y completos con los que resulta casi inevitable empatizar aún a pesar de sus muy diferentes perfiles.

Si echamos una mirada superficial al título podemos deducir cual es el tema nuclear alrededor del que giran los siete relatos: hombres que han perdido, de una forma u otra, a mujeres importantes en sus vidas. Pero esto es solo la superficie. Cada hombre tiene una relación distinta con la mujer que ha perdido: novias y exnovias, esposas y amantes, conocidas o amigas. Por tanto, el sentido de su relación y el sentido de su pérdida es distinto en cada caso. La pérdida toma formas diferentes como son la soledad, la desesperación, la tristeza o la resignación. Cada relato se convierte, así haciendo, en una pieza única llena de sorpresas en forma de emociones tiovivo, donde se explora el fondo de las relaciones humanas hombre-mujer e in fine del ser humano en su relación con los demás.

Los personajes vuelven a ser la pieza clave de estas historias. A pesar del título, podemos encontrar aquí relatos donde las relaciones de pareja son solo el leitmotiv desde el que explorar a personajes de caracterización única, donde lo importante no es tanto cuan excéntricos son (como sucedía en otras obras suyas), cuanto cómo se enfrentan a las situaciones que la vida les pone delante.

En “Drive my car” el actor llamado Kafuku contrata a una joven chófer, Misaki, para que lo lleve de un lado a otro porque él no puede conducir a causa de un glaucoma. A base de ir de un lado para otro establecerán una relación de confianza que le servirá a Kafuku para recordar la dolorosa pérdida de su difunta esposa y, en concreto, para reflexionar sobre los motivos que lo llevaron en su día a intentar comprender tras su muerte los motivos que ella podría tener para engañarlo con otros hombres.

Haruki Murakami, novelista japonés

Yesterday” nos cuenta el recuerdo que, para la voz narradora, evoca su antiguo amigo Kitaru. Kitaru posee una relación excéntrica con la vida pues, desprovisto de pulso vital, dejándose llevar por las circunstancias o, en otro sentido, renunciando a afrontar los retos que se le presentan, vive al día sin hacer nada. Ello le trae problemas en su relación con Erika Kuritani, su novia, hasta el punto de no importarle que, mientras él no sea capaz de coger la vida por los cuernos, ambos mantengan una relación romántica con la que Erika pueda suplir aquello que Kitaru no es capaz de darle.

Un órgano independiente” narra la historia del cirujano plástico Tokai. Durante treinta años su vida ha sido la de un profesional de éxito: centrado en el trabajo, ha mantenido infinidad de relaciones, esporádicas o estables, pero siempre sin enamorarse o entrar en mayores profundidades. Sin embargo, su vida experimenta un vuelco cuando, por fin, se enamora. Al principio todo sigue los cauces habituales, siendo ella parte omnipresente de su vida consciente e inconsciente, pero todo se descontrola cuando el amor se transforma en obsesión. Tan importante será la decadencia que llegará hasta su muerte.

Sherezade” nos transporta a una versión algo distinta del cuento de "Las mil y una noches". Habara vive recluido en su casa, sin poder salir, y su única conexión con el mundo es una misteriosa mujer que es, a la vez, ayudante doméstica y amante esporádica. Esta mujer vive su relación de forma fría y rutinaria, sin pasión ni enamoramiento de tipo alguno, pero sí comparte con Habara una parte de ella que establece el lazo de mayor fuerza entre ambos: su capacidad para contar historias. A Habara le apasionan sus historias y, llegado el punto, será su más importante punto de unión. Sobre todo cuando le cuenta que, en su juventud, la obsesión por un chico la llevó a colarse en su casa.

Kino” nos trae el Murakami más misterioso a través de Kino, el propietario de un bar estrecho, situado en un angosto callejón, donde la escasa clientela solo entra por la atmósfera íntima y el tempo del jazz que suena allí. Kino establecerá relación con sus clientes y, especialmente, con un hombre misterioso, de nombre Kamita, y con una mujer sin nombre a quién su pareja maltrata con poca piedad. Pero ninguna relación lo marcará tanto como la que tiene con su exmujer, quien lo engañó en su día por su socio y acude al local para expiar en la medida de lo posible su culpa. Sobre esta trama, Murakami desarrolla una intensa red de misterios y preguntas sin respuesta que llevará a Kino, finalmente, a cerrar el local y huir apresuradamente.

Samsa enamorado” recompone la "Metamorfosis" de Kakfa para presentarnos a un Gregorio Samsa nuevamente humano, amnésico y despistado. Ante un espacio desconocido y una realidad olvidada, aquel hombre nuevo tiene que enfrentarse desde el principio a retos tan cotidianos como el vestirse o el subir y bajar escaleras. En ello está cuando llaman a la puerta. Ante sí aparecerá una mujer jorobada a quién su familia llamó para arreglar una cerradura e, inopinadamente, su cuerpo comienza a experimentar ante aquella mujer síntomas claros de (para él desconocida) excitación sexual. Los diálogos entre ambos personajes son, simplemente, desternillantes.

Finalmente, “Hombres sin mujeres” recoge la memoria de Hemingway para hablarnos de pasión y amor, de muerte y de suicidio, de recuerdo y de mar. El relato más breve de todos, con una estructura y una trama más clásicos, nos cuenta cómo los amores del pasado remoto influyen en nuestra vida presente a través de su recuerdo y, por supuesto, también a través de su pérdida.

Siete relatos magníficos, alguno de ellos incluso magistral, cada uno a su manera. En todos ellos están presentes las esencias del mejor Murakami, evidentes desde el mismo título de cada relato, capaz de conectar con esa alma universal compartida que nos une y a la que tan bien ha sabido dar expresión en algunas de sus obras anteriores. Aquí le da voz a esa alma, en cierto sentido, utilizando las relaciones de pareja como excusa para hablar del conjunto de las relaciones humanas. En cada relato podemos ver un pedazo de todos nosotros, un reflejo de nuestra forma de ser y nuestra forma de sentir, invitándonos a la reflexión y emocionándonos.

Los relatos de "Hombres sin mujeres" (Tusquets, 2015) son profundos y emotivos, radicalmente humanos, universales y bellos. La mejor obra de Murakami en mucho tiempo, su mejor obra breve y una pieza de literatura mayúscula con la que podremos llegar a sentir la magia de la vida.

Compra aquí Hombres sin mujeres:



Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Tusquets publica en julio Abominable, primera novela del guionista de Rogue One
Tusquets publica La canción de las sombras, de John Connolly
El bosque infinito, de E. Annie Proulxs, en octubre en Tusquets
Regreso a Ítaca, lo nuevo de Padura y Cantet, en abril en Tusquets
Tusquets publica El carácter de la ley física, del gran divulgador Richard Feynman
Articulos Relacionados
Conquista: Las Crónicas de los Invasores I, de John Connolly y Jennifer Ridyard: novela fallida
El relojero ciego, de Richard Dawkins: Un clásico contemporáneo de la divulgación biológica
Al límite, de Thomas Pynchon: una de las novelas menos arriesgadas pero más pynchionianas
Underground, de Haruki Murakami: el Murakami más puro
Escritos libertarios, de Albert Camus: libertarismo manado de la conciencia del ser humano
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Portada de Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, de Haruki Murakami
Haruki Murakami, novelista japonés
Portada de El fin del mundo y un despiadado País de las Maravillas, de Haruki Murakami
Portada de Libertad de conciencia. Contra los fanatismos, de Martha C. Nussbaum
Martha C. Nussbaum
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?