ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de comics

Todas las obsesiones de Víctor: pulsiones cotidianas en las que nadie piensa… ¿O sí?


Francisco Javier Illescas   06/04/2015
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Dice la contraportada del cómic que Víctor haría la fortuna de cualquier psicoanalista… ¿Realmente es así?
Todas las obsesiones de VictorTeneos entre manos un cómic de apariencia “underground” y laberíntica portada (en tanto y cuanto representa un laberinto, que no me he sacado el adjetivo de la manga) con un título que incita a la curiosidad: “Todas las obsesiones de Víctor”. ¿Todas las obsesiones de una persona? ¿A qué se refiere? La sinopsis que aparece en la solapa de la portada suena bastante sugerente: “Recordar todos estos episodios de mi infancia traumática no me ha ayudado a entender gran cosa. Sin embargo, he ahorrado un dineral de análisis, que después de muchos años probablemente me habría llevado a los mismos resultados.”

A ver, a ver… ¿Qué clase de episodios traumáticos ha sufrido este pobre hombre? Bueno, pues este cómic nos plantea 25 episodios, 25 pulsiones… Bueno, un prólogo, un epílogo y 23 pulsiones episódicas que han forjado a Víctor tal y como es hoy día. ¿Y tan traumáticos han sido esos episodios? Bueno, sí… Y a la vez, no. ¡Y eso es lo que hace bueno y curioso a este cómic! Porque esas pulsiones son episodios de lo más normal que cualquier persona de más de treinta años habrá vivido con leves variaciones, y en mayor o menor medida… Han contribuido a hacer de nosotros lo que somos, y han provocado muchos de nuestros tics y manías varias.

Muchos de los lectores se preguntarán a qué clase de pulsiones me refiero, o si insinúo que son unos obsesos… No en ese sentido peyorativo, pero sí, todos hemos sufrido esas sensaciones: ¿Quién no se acuerda de su primer beso? ¿O de los pedazo de tetorcias portentosas de la vecina veinteañera del piso de arriba que no podía sacarse de la cabeza en la adolescencia temprana? ¿O de aquella novia que te rompió el corazón? ¿O de aquél gesto de ese novio que te dio tanto asco? ¿O de aquella trastada que intentaste arreglar y, aun así, te pillaron? ¿O aquella manía temporal sin ningún tipo de aplicación práctica que te dio por una temporada? ¿O alguna situación embarazosa producida por una desbordante imaginación? Sí, todos, y digo TODOS, hemos pasado por ese tipo de situaciones.

Todas las obsesiones de Victor

Pues bien, Víctor es un personaje que, simplemente, comparte con nosotros esos episodios o, al menos, tantos como puede recordar. Y los recuerdos y sensaciones que despiertan en él una serie de objetos y situaciones: sus pasadas relaciones, las raquetas de tenis, las napolitanas de chocolate, los videojuegos, el vello, los hámsteres, los álbumes de cromos, el “magnetismo animal”, la pizza, las crepes, las lesbianas, las aguas poco profundas, el pegamento, el compañero que comía insectos, los caballitos de juguete, el mes de junio, las pastillas, los frikis, las premoniciones, la revista “Don Miki”, los cómics pornográficos y la simetría… Con la correspondiente conclusión final.

En este momento los lectores de esta reseña estarán intentando hacer sus elucubraciones para intentar averiguar el origen de los traumas a través de estos ejemplos… Pero os aseguro que todos esos traumas son de lo más normal e, incluso, nos sentiremos identificados con muchos de ellos, magistralmente ejemplificados y explicados en un espacio de entre tres y cinco páginas en las que veremos muchas cosas que en su momento nos impactaron a todos: los primeros deseos sexuales, el primer pecho femenino, el ver furtivamente la ropa interior de la chica que gustaba al protagonista, las extrañas asociaciones de ideas ante situaciones tan extremas como la muerte, la pornografía, las reacciones humanas, las tonterías de colegial…

Todas las obsesiones de VictorComo ya hemos dicho, cosas que todos, en mayor o menor medida, hemos experimentado. Esa circunstancia, unida a la utilización de un dibujo de trazo simple, hace que surja una corriente de simpatía entre la historia y el lector, que no podrá evitar sonreírse ante la correspondencia con sus propios recuerdos. E, incluso, con sus recuerdos sobre otros. El guión, por otra parte, es ligero y directo. Es una historia que se disfruta en muy poco tiempo.

Los autores no son muy conocidos en nuestra geografía: el autor del guión es un veterano escritor ítalo-suizo reconocido internacionalmente por sus cuentos infantiles –en el mercado hispanohablante sólo distribuidos en Argentina, lamentablemente- , Davide Cali. Y al dibujo, Squaz, un dibujante italiano, de Tarento, poco conocido en nuestro país, pero muy prolífico y bien conocido en el panorama del cómic underground italiano.

¡Ah! Y no olvidemos la pequeña sorpresa en la cara interna y contrasolapa de portada y contraportada… ¿Qué es lo que le gusta y no que no le gusta a Víctor? Ahí podemos descubrirlo.

Un volumen en rústica (Diábolo, disponible en Fantasytienda) con solapas de 150 páginas que se lee y disfruta en un suspiro. Un modelo de lectura ligera que conseguirá conectar con el lector por su sencillez y cotidianidad. De acuerdo que no es el cómic que, normalmente, se toma en las manos y se lleva uno a casa o que llame la atención del espectador poderosamente, pero os invito a hojearlo y echarle un vistazo en la misma tienda, a ver qué os parece… Seguro que más de uno se lo llevará con él.

Una apuesta valiente y arriesgada de Diábolo Ediciones.



Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Comics
Aria - Reino del Encantamiento
Naruto Show en Alcorcón - Madrid
DC Comics: World of Warcraft 1
DC Comics: World of Warcraft 1
Portada de Mass Effect: Redención (cómic), de Mac Walters y John Jackson Miller
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?